Enlaces accesibilidad

Elecciones EE.UU. 2020

Los disturbios raciales irrumpen con fuerza en la campaña electoral de Estados Unidos

  • Joe Biden ha acusado a Donald Trump de ser "incapaz de acabar con la violencia, ya que la ha fomentado durante años"
  • El líder republicano ha culpado a sus oponentes y acusa a la "izquierda radical" de "perder el control" en las protestas violentas

Por
El exvicepresidente del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, habla durante un evento de campaña en Mill, en Pittsburgh, Pennsylvania /EE.UU.).
El exvicepresidente del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, habla durante un evento de campaña en Mill, en Pittsburgh, Pennsylvania /EE.UU.). Alex Wong/Getty Images/AFP

La espiral de violencia en las movilizaciones contra el racismo en Estados Unidos (EE.UU.) han conseguido desviar el foco de la pandemia hacia los disturbios que asolan algunas ciudades y que han llevado a Donald Trump y Joe Biden a abrir un fuego cruzado de acusaciones mutuas por incitar a la violencia, después de que una persona falleciera en los disturbios raciales del pasado fin de semana en Portland (Oregon).

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, ha afirmado este lunes que su rival en las elecciones de noviembre, el mandatario de EE.UU., Donald Trump, es incapaz de acabar con la violencia en el país, ya que la ha fomentado durante años, y ha pedido que cesen los disturbios.

Trump "no puede detener la violencia porque durante años la ha fomentado. Saben, puede que él crea que pronunciar las palabras ley y orden le hacen fuerte, pero su fracaso en pedir a sus seguidores que dejen de actuar como una milicia armada en este país muestran lo débil que es", ha declarado Biden en un acto de campaña en Pittsburgh (Pensilvania).

El mandatario republicano, por su parte, ha cargado contra los demócratas a través de su cuenta oficial de Twitter, en la que ha culpado al alcalde de Portland, el demócrata Ted Wheeler, y a la "izquierda radical" de los altercados de los últimos días.

"Portland es un desastre, y lo ha sido por muchos años. Si esta broma de alcalde no la limpia, ¡entraremos y lo haremos por ellos!", ha amenazado Trump.

Esa ciudad del noroeste de EE.UU. fue escenario la noche del sábado de choques entre simpatizantes de Trump y miembros del movimiento "Black Lives Matter" (las vidas negras importan), que se saldaron con la muerte de un hombre por un disparo en el pecho.

Las protestas se reavivaron en Portland, después de que un afroamericano, Jacob Blake, resultara herido grave el 23 de agosto por siete disparos de la policía en Kenosha (Wisconsin), donde ha habido protestas y disturbios raciales en los últimos días que se han cobrado la vida de dos personas.

Los disturbios y protestas contra el racismo entran en la campaña electoral de EE.UU.

Trump acusa a la izquierda radicar de "perder el control"

El magnate republicano ha lanzado numerosos mensajes a través de Twitter cargando contra los alcaldes y gobernadores de "la izquierda radical".

"Los gobernadores y alcaldes de la izquierda radical en ciudades donde esta loca violencia está pasando, han perdido el control de su 'Movimiento'. Se supone que no iba a ser así, pero los anarquistas y los agitadores se dejaron llevar y no escuchan más -¡incluso han forzado a Joe (Biden) el lento a salir de su sótano!", ha declarado Trump. 

Además, el presidente ha aprovechado el suceso para reforzar su mensaje de "ley y orden" de cara a los comicios del 3 de noviembre, en los que opta a la reelección. 

Por otro lado, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, y el alcalde de Kenosha, John Antaramian le han pedido al presidente Donald Trump que no visite esa ciudad donde han ocurrido los disturbios, pero el presidente mantiene sus planes de viajar allí este martes y la Casa Blanca ya ha confirmado su asistencia. 

El gobernador Evers, del Partido Demócrata igual que el alcalde Antaramian, le ha enviado una carta a Trump solicitándole "respetuosamente que reconsidere" su visita a Kenosha, donde Jacob Blake resultó gravemente herido.

"Yo y otros líderes de la comunidad que se han puesto en contacto, estamos preocupados por lo que su presencia pueda significar para Kenosha y para nuestro estado", ha escrito Evers. "Me preocupa mucho que su presencia solo sirva para hacer más difícil nuestra recuperación", ha agregado.

Por su parte, el alcalde Antaramian ha señalado, en una declaración, que "si bien las visitas de presidentes son siempre bienvenidas en esta gran ciudad, éste no es el momento mejor para una visita".

Biden apunta a Trump como instigador de la violencia y pide fin de disturbios

"¿Alguien cree que habrá menos violencia en EE.UU. si Donald Trump es reelegido?", se ha preguntado Biden durante su acto de campaña en Pittsburgh, quien ha destacado que el trabajo del presidente consiste en ser directo, decir la verdad y ser fiel a los hechos para liderar y no para incitar.

"Por ese motivo les hablo hoy ha agregado, el presidente en ejercicio es incapaz de decirnos la verdad, incapaz de hacer frente a los hechos e incapaz de sanar. No quiere arrojar luz, quiere generar tensión y está alentando la violencia en las ciudades".

El aspirante demócrata ha pedido, además, que acaben los altercados raciales en varias partes del país. "Voy a ser muy claro sobre todo esto, los disturbios no son protestasLos saqueos no son protestas. Desencadenar fuegos no son protestas. Nada de esto es protestar. Es ilegal, simple y llanamente. Y aquellos que lo hacen deberían ser juzgados", ha enumerado. "La violencia no traerá cambio, solo traerá destrucción, ha continuado. Está mal en todas sus maneras, divide en lugar de unir".

En ese sentido, ha citado en otra parte de su discurso a Julia Jackson, la madre de Blake, quien tras los sucesos en Kenosha ha asegurado que ni su hijo ni su familia se ven reflejados en la violencia y la destrucción.

Biden, por otro lado, ha respondido a Trump sobre sus acusaciones de respaldar a lo que denomina como "izquierda radical". "Ustedes me conocen, conocen mi corazón, saben mi historia, la historia de mi familia. Pregúntense ¿Parezco un socialista radical con debilidad por los alborotadores? ¿De verdad?", ha interrogado Biden, quien se ha presentado como el salvador de EE.UU. frente a cuatro años más de Trump.

Trump contraataca a Biden

La reacción del presidente al discurso de Biden no se ha hecho esperar e inmediatamente después ha declarado en Twitter: "Acabo de ver lo que Biden iba a decir. ¡Para mí, él está culpando a la policía, mucho más que a los Alborotadores, Anarquistas, Agitadores y Saqueadores, a los que nunca culpará o perderá los apoyos del Radical de Izquierdas Bernie (Sanders)!", ha indicado.

Más allá de las propias palabras del presidente, el director de Comunicaciones de la campaña de Trump, Tim Murtaugh, ha culpado en un comunicado a Biden de no condenar a "las turbas de la izquierda que queman, saquean y aterrorizan las ciudades estadounidenses".

Por su parte, desde la Casa Blanca, su portavoz, Kayleigh McEnany, ha destacado que el presidente visitará mañana Kenosha, pese a los llamamientos del gobernador y el alcalde para que no viaje allí, donde no tiene planes de encontrarse con la familia de Blake.

Noticias

anterior siguiente