Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

En Málaga, tres hombres han sido detenidos por la Policía por una violación grupal a una mujer en la playa de la Malagueta. Cuando los agentes llegaron, tras recibir la llamada de un testigo, la mujer ya había sido violada por uno de ellos aprovechando su estado de embriaguez. La rápida actuación de los agentes evitó que los otros dos también la agredieran.

El Salvador está en régimen de excepción, que suspende diversas garantías constituciones, por el incremento de los asesinatos. El presidente, Nayib Bukele, ha ordenado el aislamiento de pandilleros en las prisiones. El Salvador, un país de 6,5 millones de habitantes, vivió este sábado el día más sangrieto desde que hay registros con 62 asesinatos, que se suman a los 14 del día anterior. La violencia, que alcanzó su pico en 2015 con 103 asesinatos por cada 100.000 habitantes, se redujo notablemente con la llegada al poder de Bukele en 2019. Su Gobierno lo achaca al éxito de su plan de control territorial, pero la prensa independiente ha destapado que había pactado en secreto una tregua con las pandillas.

Foto: Soldados patrullan las calles de San Salvador (EFE/Rodrigo Sura)

La Policía aumenta la vigilancia frente a las bandas juveniles, después de las reyertas de hace unos días en Madrid en las que murieron dos jóvenes. En la capital no ha habido incidentes significativos, pero los agentes han identificado a 3.000 personas y han detenido a 37, no todas relacionadas con pandillas violentas. En Zaragoza, ha habido una macrorredada este fin de semana.

Foto: EFE/SEBASTIÁN MARISCAL

Comienza un fin de semana con refuerzo policial en Madrid para evitar que se repitan las reyertas entre bandas en las que murieron dos jóvenes. El Telediario ha hablado con una mujer que perteneció a una de esas bandas y pide apoyo social para los adolescentes vulnerables que pueden acabar en un uno de estos grupos violentos. También los expertos y educadores aseguran que, más allá de la respuesta policial, es importante trabajar con estos grupos para prevenir los comportamientos violentos.

Foto: Getty

Hablamos con Katia Núñez, antropóloga investigadora del proyecto TRANSGANG experta en bandas juveniles, con las que ha trabajado más de seis años. ¿Existe un incremento de la violencia entre bandas o han coincidido varios sucesos en los últimos días? "Creo que esta violencia ha estado desde hace mucho tiempo. Llevamos 20 años con este problema de las bandas. Hay picos de violencia por alguna situación específica, alguna vendetta pendiente. Desde mi punto de vista es lo que ha pasado en estos días", explica la investigadora que sostiene que no es que haya un incremento o haya aumentado la actividad. Katia Núñez cree que este fin de semana, con un gran número de Policía en las calles, los integrantes de estas bandas "no se van a arriesgar a cometer ningún acto. Es un riesgo muy grande para ellos mismos". Núñez indica que, además de las medidas policiales y judiciales, que no han terminado con este problema, es fundamental que haya una intervención social e integral con estos jóvenes en los barrios. ¿Cuál es el perfil de los jóvenes que ingresan en bandas? "Creo que no hay un perfil específico. Son jóvenes que están en determinados barrios donde ellas evolucionan. Entienden que son sus grupos de iguales, que se lo pueden pasar bien con ellos, que tienen respeto, popularidad, se sienten como en una familia... Yo no hablaría de un perfil específico, hablaría de una situación socioeconómica de un barrio específico", explica. Núñez destaca que cada vez son más jóvenes las personas que deciden integrar bandas callejeras: "Cuando yo empecé la investigación empezaban con 13, 14, hasta 15 años, pero ahora son muy jovencitos". Estas bandas suelen dedicarse al menudeo de la droga y no mueven grandes cantidades de dinero, según ha podido comprobar la investigadora: "Los chavales con los que he estado trabajando tienen que pagar una cuota semanal de unos 7/8 euros". Núñez tampoco podría hablar de que exista una captación de estos jóvenes para formar parte de las bandas: "Creo que llama la atención, porque yo tengo unas determinadas necesidades y me quiero unir a un grupo que me las suple. Por ejemplo, como protección o porque me falta un apoyo en mi familia. Me acerco a un grupo que es popular y que me va a dar, además de estar con un grupo de iguales, me va a suplir esas necesidades". 

Más de cien agentes de la Guardia Civil han intervenido en la macrooperación policial contra la banda Dominicans Don't Play en Toledo y Madrid. La investigación empezó hace más de un año y ha acabado con once detenidos. Tres de ellos están acusados de ser los autores materiales de la muerte del joven de 25 años apuñalado este fin de semana en Usera, Madrid.

Foto: Efe

Las recientes reyertas en Madrid han hecho saltar todas las alarmas. La última ocurrió el pasado domingo en una plaza del distrito madrileño de Ciudad Lineal: un joven de 22 años resultó herido por arma blanca. Ante el aumento de estos ataques violentos, la policía investiga si se trata de enfrentamientos entre bandas juveniles. Un exmiembro de los 'Latin King' ha contado a TVE su experiencia.

Foto: EFE/Ayuntamiento de Madrid

La muerte de dos jóvenes de 15 y 25 años en Madrid como consecuencia de varias peleas con arma blanca ha hecho saltar las alarmas sobre la violencia callejera. Afecta con especial virulencia a grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, aunque no es un problema exclusivo de España. En la Mesa del Mundo, abordamos este asunto con nuestros corresponsales en Washington (Fran Sevilla), París (Antonio Delgado), Londres (Sara Alonso) y Jerusalén (María Gámez).

Más de 20.000 personas murieron en Estados Unidos por disparos en 2021. En lo que llevamos de 2022, la violencia en las calles de las grandes ciudades ha repuntado. El gobierno de Joe Biden ha puesto en marcha un plan para reforzar la policía y las actividades extraescolares, con el fin de evitar que se formen estos focos de violencia. En Reino Unido la principal amenaza no son las armas de fuego, sino los apuñalamientos. Hoy mismo ha fallecido una joven de 18 años en Londres. En Francia han vivido un repunte de los delitos contra las personas en general, aunque no específicamente en las grandes ciudades. Destaca especialmente el caso de Palestina, donde la pobreza, la ausencia de instituciones y de  servicios adecuados se suma  a la facilidad para conseguir armas.


 

 Entrevista   Cerebros sin fronteras  

  • Virginia Barber es la responsable de la salud mental de los presos de la cárcel de Nueva York, la 2ª más grande de EE.UU.
  • Cada martes Cerebros sin fronteras descubre a las jóvenes promesas españolas de la ciencia y su trabajo desde el extranjero
  • Cada martes un nuevo capítulo en RTVE PlayRTVE Play Radio y plataformas de streaming

La policía confirma la implicación de bandas latinas en las reyertas de este fin de semana en Madrid, en las que murieron dos jóvenes. De momento hay dos detenidos por su presunta relación con una de ellas. No fueron las únicas peleas. En otras dos, hubo tres heridos. Jaime Guerrero, de 15 años, que falleció en frente de la discoteca Independance Club, en la calle Atocha, durante la noche del sábado, no había estado en el local. Los trabajadores han confirmado que sus datos no constan en el registro de la sesión para menores de edad que se celebró esa tarde. Pero la pelea ocurrió justo delante, por eso ya han pasado las imágenes de las cámaras de seguridad a la policía. En el club de fútbol donde jugaba Jaime, aún no se creen lo ocurrido. Apenas a unos kilómetros y casi a la misma hora, en Usera, se producía otro enfrentamiento con desenlace fatal. En este caso, moría un joven de 25 años. Los dos sucesos no están relacionados entre sí, aunque tienen un denominador común: los expertos aseguran que en los últimos meses no ha habido un aumento de las bandas, pero sí se han incrementado sus simpatizantes entre menores de edad.

En Madrid, tres jóvenes han sido atacados por armas blancas en reyertas entre bandas entre Atocha y Usera. Dos de ellos, de 15 y 25 años, han fallecido y el tercero, de 17 años, ha sido trasladado grave al Hospìtal La Paz. La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes, un español de origen sudamericano de 20 años y un ecuatoriano de 27, por uno de los apuñalamientos. El Ministro de Interiores, Fernando Grande Marlaska, ha asegurado que España es un uno de los países más seguros, a pesar de estos incidentes, que ha relacionado con bandas organizadas.

Tras varios años trabajando como psicóloga forense y encargada de la salud mental de los presos en la cárcel de Nueva York, una de las más grandes de los EUA, Virginia tiene una visión aventajada sobre la violencia humana y sus causas. Por ello, Pere Estupinyà sabía que Virginia es la persona ideal para preguntarle cómo funciona la mente de las personas violentas.

En este capítulo de Cerebros sin fronteras, Virginia explica que las causas son múltiples: en raras ocasiones las enfermedades mentales pueden provocar comportamientos violentos, pero muchísimo menos de lo que la gente piensa. Los abusos en la infancia, el abuso de ciertas drogas, los entornos sociales desfavorecidos o el estrés sostenido juegan un papel importante en las raíces de la violencia. Nadie puede sentirse exento de cometer un acto violento que lo lleve a la cárcel, Virginia ha conocido muchos casos de gente normal que ha terminado presa.

 Entrevista   Cerebros sin fronteras  

  • Para hablar sobre el comportamiento violento, Pere Estupinyà entrevista a psicóloga forense Virginia Barber
  • Canaria de nacimiento, Virginia es la responsable de la salud mental de los presos de la cárcel de Nueva York
  • Estreno nuevo capítulo de "El podcast de El cazador de cerebros": 8 de febrero en RTVE PlayRTVE Play Radio

Hablamos con el periodista salvadoreño Óscar Martínez, redactor jefe de Elfaro.net y autor del libro "Los muertos y el periodista", en el que refleja los desafíos laborales, psicológicos y personales a los que se enfrenta como reportero que trabaja en una zona del planeta caracterizada por una violencia extrema, y en la que el narcotráfico, los sicarios y la corrupción policial y política son elementos habituales.