Enlaces accesibilidad

Coronavirus | España

Las hospitalizaciones por COVID-19 se quintuplican desde comienzos de julio

Por
Las hospitalizaciones por COVID-19 se quintuplican desde comienzos de julio

La situación epidemiológica en España ha empeorado desde el pasado mes de julio de manera constante, y este incremento de contagios se ha traducido en un mayor número de hospitalizaciones. Aunque la situación sigue siendo muy diferente a la que se vivió durante los momentos más duros de la pandemia, esta mayor presión asistencial no deja de ser un indicador preocupante, sobre todo si se tiene en cuenta la vuelta a la actividad laboral y educativa que se producirá en apenas unas semanas.

Sanidad contabiliza este 11 de agosto 675 brotes activos en todo el país, que suman más de 7.600 casos. Pero la situación es muy desigual entre las comunidades autónomas, con cuatro de ellas que acumulan la mayor carga de la incidencia: Aragón, Cataluña, Comunidad de Madrid y País Vasco.

A nivel nacional, la incidencia acumulada en la última semana es de casi 51,6 casos por cada 100.000 habitantes. Los positivos diagnosticados el día previo son 1.418, con 805 hospitalizaciones en los últimos siete días y 45 ingresos en UCI durante este tiempo, cifras que quintuplican a las registradas a principios de julio, cuando se contabilizaban aproximadamente 150 hospitalizados y nueve ingresos en cuidados intensivos con fecha de ingreso en los siete días anteriores.

Crece la presión en los hospitales por el incremento de contagios.

Así, las 805 hospitalizaciones de la última semana con diagnóstico de COVID-19 se reparten así: 81 en Andalucía, 242 en Aragón, 3 en Asturias, 11 en Baleares, 22 en Canarias, 17 en Cantabria, 1 en Castilla-La Mancha, 45 en Castilla y León, 55 en Cataluña, 1 en Ceuta, 85 en la Comunidad Valenciana, 7 en Extremadura, 26 en Galicia, 144 en Madrid, 3 en Melilla, 31 en Murcia, 23 en Navarra, 5 en País Vasco y 3 en La Rioja.

Los 45 ingresos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) lo hacen de la siguiente manera: 7 en Andalucía, 5 en Aragón, ninguno en Asturias, 3 en Baleares, 1 en Canarias, 3 en Cantabria, 1 en Castilla-La Mancha, 3 en Castilla y León, 2 en Cataluña, ninguno en Ceuta, 4 en la Comunidad Valenciana, ninguno en Extremadura, 1 en Galicia, 8 en Madrid, ninguno en Melilla, 2 en Murcia, 5 en Navarra, ninguno en La Rioja y ninguno en el País Vasco.

Aragón, la comunidad que más preocupa

La situación epidemiológica de Aragón sigue siendo muy preocupante, aunque algunos datos apuntan hacia una estabilización en sus principales focos. Este 11 de agosto, el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha notificado 448 casos correspondientes a las últimas 24 horas, con una incidencia acumulada de 270 casos por 100.000 habitantes durante la última semana, la mayor del país.

En la comunidad aragonesa hay actualmente 555 camas ocupadas por pacientes infectados por coronavirus: 48 en UCI y 507 en planta. Zaragoza, la provincia más poblada, es la que registra también la mayor parte de los casos, con el hospital Miguel Servet (148) y el Clínico (156) como los centros con más ingresos. La capacidad actual de la región es de 187 camas de cuidados intensivos con respirador y 3.860 de hospitalización convencional.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha asegurado en 'Las mañanas de RNE' que "hay razones para ser moderadamente optimistas" porque su comunidad parece haber superado el pico máximo de incidencia del coronavirus con una estabilización tanto en el número de nuevos contagios como en el de ingresos hospitalarios.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - El Gobierno de Aragón ve razones para ser moderadamente optimista y descarta a corto plazo el confinamiento de Zaragoza - Escuchar ahora

Repollés ha manifestado que no contemplan, al menos a corto plazo, medidas drásticas para la mayor ciudad aragonesa: “Confinar Zaragoza son palabras mayores, tenemos margen de maniobra para otras acciones igual de efectivas y menos lesivas”.

En esta misma línea, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, declaró este lunes que “es cierto que quedan algunos barrios de Zaragoza donde se mantiene un incremento de la transmisión, pero hay un gran número de barrios que tenían incrementos en las últimas semanas que parece que se están estabilizando". "Si todo va como parece, probablemente tengamos una incidencia menor en los próximos días", adelantó.

Cataluña, en aparente fase de control

Otra región que suscita la inquietud de los epidemiólogos es Cataluña, que este martes ha declarado 100 contagiados por coronavirus en 24 horas, una cifra claramente a la baja. Los datos facilitados por el departamento de Salut de la Generalitat reflejan una incidencia acumulada en los últimos siete días de 66 casos por cada 100.000 habitantes, que se va acercando lentamente a la media nacional (51,6).

Según los últimos datos ofrecidos por el Ejecutivo catalán, actualmente hay 590 personas ingresadas por COVID-19 en los hospitales de la comunidad, con 116 en la UCI. La consellera de Sanidad catalana, Alba Vergés, ha asegurado que la situación ahora mismo "es muy buena", ya que va bajando la tasa de transmisión y se van frenando los pequeños brotes, aunque tienen constancia de una presión hospitalaria real en la zona de Lleida, donde ya está bajando la incidencia, y también siguen de cerca las cifras de Barcelona.

Los datos respaldan que la zona más castigada desde hace semanas, el área de Lleida, ha experimentado una cierta mejoría en los últimos días. En estos momentos hay 67 pacientes de coronavirus ingresados en hospitales públicos de la ciudad, 14 de ellos en la UCI.

El Hospital Universitario Arnau de Vilanova ha cerrado una de las tres plantas dedicadas a la atención de pacientes con COVID-19 al descender el número de ingresos, igual que ya hizo el Hospital Santa Maria, que la semana pasada clausuró también una planta para casos de coronavirus. Así, en el Arnau de Vilanova se mantienen abiertas dos plantas COVID con una capacidad de 56 camas, 33 de ellas ocupadas.

Madrid, incremento sostenido

La evolución de la epidemia de coronavirus en la Comunidad de Madrid es en estos momentos otro de los principales quebraderos de cabeza para las autoridades sanitarias. Desde mediados de julio el número de positivos en la región ha crecido exponencialmente, con un incremento acumulado de más de 7.200 positivos desde el día 21, llegando a alcanzar cifras diarias que no se conocían desde el mes de abril.

Este martes 11 de agosto había en Madrid 505 pacientes ingresados por COVID-19 en los diferentes hospitales de la región, con 67 pacientes en UCI. La Consejería de Sanidad ha reportado 190 nuevos positivos en las últimas 24 horas, con una incidencia acumulada durante la última semana de 81 casos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la media nacional.

Unas cifras aún lejanas de las que se registraron durante el pico de la epidemia, pero que han disparado las señales de alarma debido a las características de esta región.

​En la actualidad, la comunidad autónoma cuenta con 643 camas de cuidados intensivos que, según el Ejecutivo de Díaz Ayuso, pueden ampliarse en pocos días a 1.528, más las que aportaría el hospital provisional de Ifema, en caso de que la situación epidemiológica se complicase de tal manera que fuese necesario reabrirlo.

La presidenta madrileña ha anunciado que se habilitarán dos pabellones de Ifema como hospital de campaña, mientras se construye el nuevo hospital de pandemias de la ciudad, que dispondrá de unas 1.000 camas adicionales. En total, según la Consejería de Sanidad, Madrid tiene capacidad para pasar de 14.000 a 24.000 camas en solo cinco días.

País Vasco, el segundo peor registro diario

La situación epidemiológica del País Vasco también ha puesto en jaque a las autoridades sanitarias, después de que este territorio haya experimentado un incremento notable en el número de casos detectados. Este martes 11 de agosto, su incidencia acumulada en la última semana es de 98,5 casos por 100.000 habitantes, prácticamente el doble que la media nacional. Ha reportado 243 casos en las últimas 24 horas, un registro solo superado por Aragón.

La cifra de hospitalizaciones en Euskadi sigue al alza, con 17 en las últimas 24 horas. Actualmente, hay 104 pacientes de COVID-19 ingresados, además de otros 6 en UCI. Las autoridades sanitarias vascas, que llegaron a afirmar que la región ya se encontraba inmersa en una segunda ola epidémica, prevén que el número de ingresos va a seguir creciendo en los próximos días de acuerdo con el incremento de contagios experimentado desde finales de julio y comienzos de agosto.

Noticias

anterior siguiente