Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Brasil comienza a reabrirse al turismo internacional, pese a los récords de muertes y contagios

Por
Algunos bañistas pasean por la playa de Copacabana con mascarillas durante el brote de coronavirus en Brasil, a finales de julio
Algunos bañistas pasean por la playa de Copacabana con mascarillas durante el brote de coronavirus en Brasil, a finales de julio REUTERS/Ricardo Moraes

El Gobierno de Brasil permitirá la llegada a determinados aeropuertos de viajeros internacionales que cuenten con un seguro de salud que cubra su estancia y demuestren no estar contagiados del coronavirus SARS-CoV-2.

De las restricciones al turismo foráneo impuestas desde finales marzo, el Ejecutivo ha prorrogado por 30 días más el bloqueo a la entrada por vías terrestres o marítimas, según una resolución publicada este jueves en una edición extraordinaria del Diario Oficial.

La paulatina reapertura del segundo país más afectado por la pandemia después de Estados Unidos ocurre el mismo día que vuelve a registrar un nuevo récord de nuevos casos y supera las 90.000 muertes con COVID-19, la enfermedad provocada por el patógeno.

El Ministerio de Salud ha informado de 69.074 casos confirmados y 1.595 muertes en las últimas 24 horas, lo que asciende el total de contagiados 2,5 millones de personas y el de fallecidos a 90.134. 

Reabren solo a algunos aeropuertos

De acuerdo con la medida, los extranjeros que deseen ingresar a Brasil solo podrán hacerlo por los aeropuertos de Guarulhos y Viracopos, en Sao Paulo, Galeão, en Río de Janeiro y Juscelino Kubitschek, en Brasilia.

Mientras que continuarán prohibidos durante los próximos 30 días los vuelos internacionales que tengan como puertos de llegada en los estados de Mato Grosso do Sul, Paraíba, Rondonia, Río Grande do Sul y Tocantins. No obstante, la situación podrá "ser revisada en cualquier momento" por las autoridades aeronáuticas, según el documento. 

Similar a otras ya vigentes en los países vecinos de Brasil, la resolución permite el flujo normal del transporte de carga, y libera la llegada de extranjeros por vía terrestre o acuática procedentes de Venezuela.

Excepción para los viajes no turísticos

Las restricciones no se aplican a migrantes residentes en el país, profesionales extranjeros en misión diplomática, humanitaria o de un organismo internacional.

Tampoco a pasajeros cuyo destino final sea otra nación, ni a extranjeros que tengan cónyuge o hijo brasileño, ni a los extranjeros que ingresen a Brasil con la intención de residir "un tiempo determinado" y posean un visado para estudiar, realizar actividades artísticas o deportivas, trabajar, invertir o para una reunión familiar, según el texto.

Brasil está reabriendo sus fronteras aéreas más rápidamente que otros países de la región con brotes menos severos, como Colombia, Argentina, Panamá y Perú que permanecen cerrados a los vuelos comerciales internacionales.

Aunque ahora los turistas pueden visitar Brasil, muchos países no han tomado por el momento medidas recíprocas debido a la gravedad del brote. Estados Unidos y la Unión Europea, por ejemplo, están abiertos a los viajes internacionales, pero no permiten la entrada de turistas de Brasil.

Noticias

anterior siguiente