Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El PP ve una "buena noticia" el acuerdo en la UE pero dice que el mensaje de Bruselas es "reformas sí, populismo no"

Por
La oposición, satisfecha por el acuerdo para el fondo de reconstrucción europeo

El acuerdo económico alcanzado durante la madrugada de este martes por los líderes de la Unión Europea (UE) para hacer frente a la crisis del coronavirus ha sido bien acogido por la oposición y los agentes sociales, aunque con matices. Uno de los más críticos ha sido el Partido Popular, quien cree que es una "buena noticia", aunque considera que se trata de "una enmienda" a la política de Pedro Sánchez que conllevará hacer reformas, "responsabilidad" en el uso de esos fondos y estabilidad presupuestaria y económica.

"Consideramos que este buen acuerdo es una enmienda a la política del Gobierno de España en cuanto a su pactos de investidura con Podemos, y los más recientes con Bildu y partidos nacionalistas", ha enfatizado el líder del PP, Pablo Casado, quien también ha señalado que "la responsabilidad compatible con la solidaridad" de los Estados miembros y las instituciones comunitarias es algo que va a ser "muy positivo" para las políticas que se tengan que afrontar desde el Consejo de Ministros. Según ha añadido, si esas políticas son responsables contarán con el apoyo del PP en el Parlamento.

Reformas sí, políticas populistas no

En la misma línea, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, a pesar de destacar que es un "buen acuerdo", ha afeado a Sánchez ir a Bruselas "sin los deberes hechos". En una entrevista en RNE, Montesinos se ha quejado de que el Ejecutivo "no haya querido contar con el apoyo del presidente Casado" y ha recordado que "hace más de dos meses y medio" que el presidente del Gobierno no llama al líder de la oposición "a pesar de su mano tendida".

"La clave ahora es ser responsables y llevar a cabo reformas estructurales, que es básicamente lo que siempre hemos defendido", ha dicho el vicesecretario del PP, quien cree que se manda "un mensaje muy claro" al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y a su vicepresidente Pablo Iglesias en el sentido de que hay que hacer reformas pero "en ningún caso" aplicar "políticas populistas y medidas que generen desconfianza". "Reformas sí, políticas populistas no", ha abundado.

Las mañanas de RNE - Montesinos: "Bruselas ha dicho que no quiere populismos ni medidas que generen desconfianza" - Escuchar ahora

Iglesias celebra el "histórico" acuerdo

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha dicho que el acuerdo de "alcance histórico y sin precedentes" sellado por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE permitirá al Gobierno de coalición seguir aplicando su programa de "transformaciones" y "reconstrucción de lo público".

No va todo lo lejos que me hubiera gustado

En un texto que ha publicado en las redes sociales, el líder de Podemos ha destacado que el pacto "va en una dirección diametralmente opuesta" a la respuesta que se dio a la crisis de 2008, y que parece que la UE ha aprendido la "lección", aunque también ha reconocido que "no va todo lo lejos" que le hubiera gustado. Sin embargo, el líder de Podemos no entra detalles y no menciona si podrá mantener su compromiso de derogar la reforma laboral.

El acuerdo, sin embargo, no ha sido bien recibido en la sede de Vox. Para el eurodiputado, Jorge Buxadé, se trata de "un rescate en toda regla" para España que pagarán pensionistas y trabajadores. "Ayer escribíamos 'hola solidaridad', hoy leemos 'adiós soberanía'", ha escrito en su cuenta de Twitter.

También ha valorado el acuerdo el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, es este caso de forma positiva. Para Bal, la respuesta de la UE a la crisis económica y social generada por la COVID-19 ha sido "rápida y contundente", y ahora "le toca cumplir" al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos.

Es un buen día para los que creemos en España y en Europa

También ha valorado el acuerdo el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, es este caso de forma positiva. Para Bal, la respuesta de la UE a la crisis económica y social generada por la COVID-19 ha sido "rápida y contundente", y ahora "le toca cumplir" al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos.

Mientras, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado que el acuerdo permitirá afrontar la "situación gravísima" que viven los países por la pandemia de coronavirus y dicho que, de los 140.000 millones de euros que llegarán a España, a Cataluña "legítimamente le corresponden" un total de 30.000 millones.

Satisfacción entre los agentes sociales

También los agentes sociales han aplaudido este martes el acuerdo. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha calificado de "histórico" el acuerdo logrado sobre el fondo europeo, al tiempo que ha subrayado que "es un buen acuerdo para España, pero también para Europa".

"Yo me siento a menudo a negociar acuerdos y hay que poner en valor el hecho de salir con esa palabra: acuerdo", ha añadido en declaraciones a la Cadena Ser. "Como español, sinceramente, me siento satisfecho", ha recalcado.

Es insuficiente teniendo en cuenta la profundidad de la crisis

Desde CC.OO. valoran con optimismo el pacto, aunque la cuantía les parece "insuficiente" teniendo en cuenta "la profundidas de la crisis económica en la que nos encontramos". Según el secretario general del sindicato, Unai Sordo, lo importante ahora es saber para qué se van a destinar estos recursos a "mejorar la resistencia del sistema sanitario, el tejido productivo, a una economía que emita menos emisiones de carbono y para mejorar la cohesión social".

Por su parte, UGT ha valorado el acuerdo europeo sobre el fondo de recuperación, pero ha lamentado que su tardanza limite su eficacia, al tiempo que ha demandado al Gobierno y a las autoridades europeas que apuesten "decididamente" por una integración económica y fiscal mayor, que permita a la UE dotarse de herramientas anticíclicas "eficaces" y generar los recursos "adecuados" para su financiación.

En este sentido, UGT ha afirmado no compartir ninguna de las razones aducidas por "los mal llamados frugales" para cambiar los términos de la propuesta que realizase la Comisión Europea, ni la dirección de sus reclamaciones.

Noticias

anterior siguiente