Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La cuantía y distribución del fondo obligan a prorrogar por cuarto día la cumbre en busca de un acuerdo de mínimos

Por
Los líderes europeos prorrogan las negociaciones un día más, incapaces de llegar a un acuerdo

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) buscan por cuarto día consecutivo desbloquear las negociaciones sobre el plan de recuperación poscoronavirus y de los presupuestos para los próximos siete años, después de tres días de intensas negociaciones que se prolongaron hasta la madrugada de este lunes y que siguen encalladas por las diferencias entre países sobre el volumen del fondo y las condiciones del reparto de las ayudas, con Holanda y Austria como principales opositores.

Los Veintisiete intentarán alcanzar este lunes, al menos, un compromiso político que permita cerrar los detalles del acuerdo en encuentros posteriores y que fije en 400.000 millones de euros la cantidad mínima de subvenciones y mantenga en 750.000 millones la cuantía total del fondo, tal como exigen Alemania y Francia. 

Según fuentes diplomáticas a RTVE, España no quiere hablar de cifras pero aseguran estar en línea con esta petición. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explican, "sigue defendiendo una propuesta ambiciosa" y "una gobernanza ágil, eficiente, que permita la absorción de los fondos". En la misma línea, la mayoría de socios defiende que un nivel menor de subvenciones a fondo perdido no tendría un impacto económico suficiente.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - El acuerdo no llega y los líderes europeos afrontan el cuarto día de negociación - Escuchar ahora

Esta idea sigue sin agradar a los llamados países 'frugales' -Países Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca- que continúan bloqueando el acuerdo y que, según fuentes diplomáticas, se excusan en la necesidad de vincular la recepción de fondos europeos al respeto al estado de derecho, un punto que rechazan algunos países del centro y este de Europa, como Polonia y Hungría.

La cumbre entra así en su cuarto día y va camino de convertirse en una de las más largas y cruciales de la historia comunitaria, que algunos ya comparan con la de Niza de hace 20 años.

Una nueva propuesta que fue rechazada

La jornada del domingo estuvo marcada por encuentros bilaterales y multilaterales entre los Estados miembros, que no se reunieron de forma conjunta hasta las 19:00 horas. Fue entonces cuando el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, mediador de la cumbre, presionó a los líderes a no presentar "la cara de una Europa débil" y ponerse de acuerdo sobre el plan de recuperación.

Los 'frugales' decidieron dar un paso al frente y plantearon reducir el fondo hasta los 700.000 millones de euros y distribuir esta cantidad a partes iguales entre transferencias no reembolsables y préstamos. Aceptaban con ello, por primera vez, que el fondo estuviera compuesto por subvenciones, algo que habían desestimado desde el inicio.

El resto de socios rechazaron inmediato la idea de rebajar los subsidios en 150.000 millones de euros respecto a la propuesta originalconsiderando que ya se habían recogido muchas de las reivindicaciones de los más austeros. Y es que el planteamiento de los 'frugales' estaría, en cualquier caso, condicionado a que el resto de cuestiones, como el control de las ayudas o los descuentos en su aportación al presupuesto comunitario, se resolviera de una forma aceptable para sus intereses.

Sin embargo, tras 72 horas de negociaciones, los escollos continúan siendo el volumen del fondo y la distribución entre subvenciones y préstamos, así como las condiciones de las ayudas, a lo que se ha unido a la propuesta de vincular la recepción de fondos europeos al respeto al Estado de Derecho.

Cumbre europea poscoronavirus: tres días y pocos avances

Esperanzas de llegar a un acuerdo

Así, la tercera jornada de esta histórica cumbre, que marcará un antes y un después en la concepción del proyecto europeo, concluyó tal como empezó: con pocas esperanzas y con las posiciones de países aún enfrentadas. No obstante, algunas voces consideran que se han dado algunos pasos en las negociaciones de esta madrugada. "El acuerdo es posible y necesario", ha dicho el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire.

Hay algún progreso en las negociaciones

En la misma línea, en el bloque de los 'frugales, el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha subrayado al término del encuentro que "hay algún progreso" en las negociaciones, aunque no descarta que "aún puedan fracasar" porque insiste en que los subsidios que se autoricen deben ir con reformas vigiladas por el Consejo Europeo.

Por su parte, el canciller de Austria, Sebastian Kurz, que junto a Rutte conforman una de las posiciones más duras de los Veintisiete, ha asegurado a la radio pública ORF, tal como recoge Efe, que se ha acordado una "clara reducción" de la suma de subvenciones, por lo que está "muy contento" con el resultado de la tercera jornada, que continúa a las 17:00 horas de este lunes.

"Mi esperanza es que lleguemos a un acuerdo y que el titular mañana sea que la UE ha cumplido su misión imposible", ha expresado el presidente del Consejo Europeo durante el encuentro a Veintisiete, según recoge la agencia Reuters.

Noticias

anterior siguiente