Enlaces accesibilidad

29 de junio

Feijóo defiende un gobierno de "unidad" frente a una izquierda que se ve "compatible" en la Xunta

Por
  • Imagen destacada del psoe Pegada de carteles Feijóo defiende su gestión ofreciendo "certezas" ante una oposición que llama a un cambio "histórico"
  • Imagen destacada del psoe Primera jornada Los candidatos retornan a sus orígenes en el primer día de campaña
  • Imagen destacada del psoe Sánchez y Casado entran en campaña Sánchez y Casado reivindican a sus candidatos y se atacan mutuamente por la COVID-19
  • Imagen destacada del psoe Día del Orgullo Los candidatos gallegos se preparan para el único debate de la campaña
  • Imagen destacada del psoe Debate Feijóo defiende un gobierno de "unidad" frente a una izquierda que se ve "compatible"
  • Imagen destacada del psoe Postdebate Los candidatos piden más debates a Feijóo mientras retoman sus propuestas de campaña
  • Imagen destacada del psoe Industria La huelga de los trabajadores de Alcoa trae el debate sobre su nacionalización a la campaña
  • Imagen destacada del psoe Alcoa Casado advierte contra un "bipartito 3.0" en Galicia e Illa insta a abrir un "rumbo nuevo"
  • Imagen destacada del psoe Covid-19 El PSdeG, Galicia en Común y BNG cancelan su campaña en A Mariña por el brote de Covid-19
  • Imagen destacada del psoe Líderes nacionales Sánchez pide al PP "arrimar el hombro" para salir de la crisis y Casado le reclama bajar los impuestos
  • Imagen destacada del psoe Coronavirus El cierre de la comarca de A Mariña por el brote de Covid-19 sacude la campaña gallega
Elecciones gallegas 2020: Los candidatos en el debate a siete emitido este 29 de junio en la televisión pública gallega.

Los candidatos en el debate a siete emitido este 29 de junio en la televisión pública gallega. CRTVG

Los candidatos de las principales fuerzas que se presentan a las elecciones gallegas del 12J han tenido este lunes su cita más trascendental hasta la fecha, con el debate televisivo a siete en la radiotelevisión pública gallega (CRTVG). Un debate de casi tres horas de duración que, como cabía esperar, ha reafirmado las posiciones de estos partidos ante los votantes indecisos, que podrían ser en torno a los 400.000, según las encuestas: un Alberto Núñez Feijóo defendiendo la "experiencia" del PP frente a un "multipartito" de izquierda que sí ve "compatibles" los programas respectivos de PSdeG, BNG y Galicia en Común, y donde los momentos más tensos han tenido que ver con los reproches por la gestión de la crisis sanitaria por la Covid-19 y los intentos de Vox por ganar protagonismo con interrupciones y buscando la condena a los boicots a sus actos de campaña.

Culpan a Feijóo de falta de previsión ante el coronavirus

El Feijóo contra todos se vio desde el principio con todos los candidatos a la Xunta presionando al aspirante a la reelección para que reconociera los "errores cometidos" en los últimos cuatro meses, y a este defendiendo su gestión frente a la "ligereza" y la "demagogia" de sus rivales.

Uno a uno, Pancho Casal (Marea Galeguista), Gonzalo Caballero (PSdeG), Ana Pontón (BNG), Antón Gómez-Reino (Galicia en Común), Beatriz Pino (Ciudadanos) y Ricardo Morado (Vox) -los tres últimos como candidatos de partidos "significativos" pero no representados en el Parlamento gallego- interpelaron al actual presidente gallego, favorito para revalidar su mandato incluso reforzando su actual mayoría absoluta, para que reconociera "falta de anticipación", responsabilidad por "no cerrar las residencias de ancianos" ni "blindar Galicia" de los contagios del exterior, así como la culpa por las "privatizaciones" y "una década de recortes en la Sanidad".

"La pandemia puso en evidencia que la privatización de la salud y las residencias no es un buen negocio para la salud", sintetizó Pancho Casal, representante de la marca política heredera de En Marea, que nominalmente ejercía como representante del segundo partido más votado en 2016, aunque las encuestas le dejan hoy en día fuera del Parlamento gallego.

No se desmarcó tampoco de esta crítica el candidato socialista, que pidió a Feijóo no que no se pusiera "medallas" y atribuyó el control de los contagios a la "decisión fundamental" del Gobierno de España de decretar el estado de alarma para el confinamiento de la población. "Sean leales, cuenten la realidad, no hubo anticipación", reprochaba Caballero a Feijóo. Mientras, la candidata de Ciudadanos trató de jugar un papel centrado, afeando a los participantes del debate que no se escucharan "propuestas", sino "reproches", y más aún se desmarcó el representante de Vox Ricardo Morado, que criticó a todos sus rivales como los partidos del "consenso progre" y al afirmar que "la crisis nos ha demostrado que tenemos gobiernos incompetentes, cuando no criminales, y que la sanidad pública se gestiona mejor centralizada y no en reinos de taifas y nacionalistas".

A todo esto, Núñez Feijóo protestó por los "intentos de reescribir" lo que sucedió en los últimos meses, y señaló a su vez los "errores imperdonables del Gobierno", que "reaccionó tarde" a la crisis del coronavirus, "no dejó comprar material a las comunidades autónomas" y tenía "un mando único y una Vicepresidencia de Asuntos Sociales que se desentiende completamente de las residencias".

Puso en valor que "Galicia y Canarias fueron las comunidades con menor número de fallecidos por número de contagiados" y se dirigió a sus opositores: "Si estuvieran que dar un parte diario de muertos, personas ingresadas o en UCI, no hablarían con tanta ligereza ni demagogia". "Aquí no se dio ninguna vida por perdida", defendió, y sobre la mortalidad en las residencias señaló que "quien manda a la gente al hospital son los médicos, no los políticos" y citó el recuento de RTVE de fallecimientos en centros de mayores (a partir de los datos difundidos por las comunidades autónomas) para afirmar que en las residencias gallegas hubo en proporción menos fallecimientos que en el conjunto de España.

Intervención pública en Alcoa

"Gestión y certezas" fue la garantía que siguió presentando Núñez Feijóo al resto de candidatos, citando los números de su gobierno cuando se pasó a los siguientes bloques, sobre políticas económicas y políticas sociales, donde la situación de la fábrica de Alcoa San Cibrao, en Lugo -la única fábrica de aluminio que queda de este grupo en España tras vender el año pasado las de A Coruña y Avilés-, tuvo también el protagonismo esperado. Antes del debate, una veintena de trabajadores de Alcoa se concentraron a las puertas de la corporación de RTVG para hacer llegar sus demandas a los candidatos del debate.

Elecciones gallegas 2020: El futuro de la fábrica de Alcoa, dentro y fuera del debate de las elecciones gallegas

Trabajadores de Alcoa hablan con el candidato Antón Gómez-Reino antes del debate en la televisión gallega. GALICIA EN COMÚN

Antón Gómez-Reino (Galicia en Común) anunció que, de haber un nuevo gobierno en la Xunta el 12 de julio, habrá una "intervención pública" con la aplicación del artículo 30 del Estatuto de Autonomía, que otorga "plenas competencias en materia industrial", una apuesta que también defendieron el PSdeG y el BNG para garantizar su continuidad y salvar los más de 500 empleos en la factoría.  A esto, Feijóo defendió que en los 11 años de su mandato "Alcoa no cerró" y ahora sí se ve en peligro por "el tridente" que representan estos partidos de izquierda.

También Pontón, del BNG, reprochó a Feijóo que "venda humo" con las promesas de producción naval con los acuerdos con la petrolera mexicana Pemex y Gómez-Reino le tildó de "prestidigitador de la mentira y los datos", a lo que el líder del PPdeG cuestionó a los partidos de izquierda, dirigiéndose a Gonzalo Caballero -que defendía un presidente socialista para Galicia "para hacer un gran acuerdo con los agentes sociales y económicos y los alcaldes socialistas"- si los programas de PSdeG, BNG y Galicia en Común son compatibles, defendiendo que, si es reelegido, él sí cumplirá con el suyo.

Salpicaron también el debate los choques entre Gonzalo Caballero y el candidato de Vox Ricardo Morado, quien exhibía fotos de los boicots a los actos electorales de su partido y se revolvía cada vez que el candidato socialista -el que más replicaba al representante de Vox- o cualquier otro calificaba a su formación de "ultraderecha".

Feijóo, contra los "diez partidos que quieren gobernar Galicia"

El último bloque, sobre pactos, gobernabilidad y el encaje de Galicia en el Estado, estuvo centrado por los argumentos de la oposición contra un proyecto "agotado" de Feijóo, que podría considerar el apoyo de Vox para gobernar, y el candidato 'popular' comparando un gobierno que pretende "unir a los gallegos" y puede gobernar desde el primer día frente a una suma de "diez partidos -los que se aglutinan en las siglas y coaliciones del bloque de izquierda- que dicen que van a gobernar Galicia para todos".

"Galicia necesita un gobierno unido, un presidente que no esté secuestrado y que coja las prioridades de Galicia para intentar solucionarlos. Los gallegos quieren entendimiento, no enfrentamiento; quieren experiencia, y no experimentos. Mi objetivo es unirnos para que no haya ningún insulto ni violencia, para que no se fracture la sociedad", ha reivindicado Feijóo, que aunque agradeció la mano tendida de Ciudadanos para apoyar su gobierno, pidió el voto para el PP porque "los votos a Ciudadanos son votos perdidos que probablemente lo único que hagan es que estos diez partidos desgobiernen el país".

En el bloque de izquierda, los candidatos defendieron que existe una "mayoría social progresista clara", defendieron la compatibilidad de sus programas políticos y pidieron la movilización de los votantes para hacer posible la "alternativa", aunque lógicamente cada uno pidió aglutinar el voto en sus propias siglas. Vox y Ciudadanos, que no quieren ser meros convidados de piedra, pidieron el voto para ser "dique de las políticas nacionalistas de Feijóo" y "no ser conformista", respectivamente. Continuidad o cambio, la cuestión que tendrán que dilucidar los votantes gallegos el 12 de julio.

Casado pide al Gobierno "soluciones de futuro" para Alcoa

Elecciones gallegas: Casado reclama a Sánchez "soluciones de futuro" para los trabajadores de Alcoa

Mientras los candidatos preparaban con sus asesores su intervención en el debate, el protagonismo en la campaña gallega lo quiso asumir el presidente del PP, Pablo Casado, que visitó por la mañana una explotación láctea en Cospeito, en la provincia de Lugo, y subrayó la importancia de las negociaciones de fondos en Europa para el futuro del sector lácteo gallego, al tiempo que comparó la labor del PP para salvar los empleos de Alcoa en Lugo frente a la labor del Gobierno de Pedro Sánchez, al que ha reclamado que "coja el toro por los cuernos y dé una solución".

Pontón, apoyada por un histórico del BNG

Camilo Nogueira, histórico líder nacionalista del BNG, que fue diputado europarlamentario, ha mostrado su apoyo a Ana Pontón, la primera mujer al frente del partido nacionalista y que aspira también a ser la primera mujer que presida la Xunta de Galicia.

Gómez-Reino, en Radio Nacional: "Las posibilidades de cambio político están intactas"

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Antón Gómez-Reino (Galicia en Común): "Hay una mayoría social progresista y de cambio en Galicia" - Escuchar ahora

El candidato de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino, empezó el lunes en los micrófonos de Las mañanas de RNE para insistir en que pese a las encuestas no hay que dar por hecho que el PP va a seguir gobernando. "Las posibilidades de cambio político en Galicia están intactas a pesar de que Feijóo ha utilizado de forma irresponsable estos meses de pandemia para hacer precampaña", ha dicho. "Existe una mayoría social progresista y de cambio en Galicia que se ha manifestado en los últimos ciclos electorales", ha asegurado el también diputado en el Congreso, que ha destacado también que es importante dar imagen de unidad en el bloque de izquierdas.

Noticias

anterior siguiente