Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Alemania alivia las medidas de confinamiento pero prolonga el distanciamiento social hasta el 5 de junio

Por
La canciller alemana Angela Merkel y Peter Tschentscher, primer alcalde de Hamburgo, llegan a una conferencia de prensa después de una reunión en línea con los gobernadores estatales alemanes sobre el aflojamiento de las restricciones para reducir la
La canciller alemana Angela Merkel y Peter Tschentscher, primer alcalde de Hamburgo, llegan a una conferencia de prensa después de una reunión en línea con los gobernadores estatales alemanes sobre el aflojamiento de las restricciones para reducir la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Berlín. Michael Sohn / REUTERS

La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado este miércoles una serie de pasos acordados junto con los 16 líderes estatales de Alemania para aliviar algunas restricciones impuestas por los esfuerzos para frenar el coronavirus COVID-19, y el prolongamiento del distanciamiento social hasta el 5 de junio

Sin embargo, la vuelta de los alumnos a las escuelas o la reanudación del fútbol profesional, anuncian un regreso gradual a la normalidad en mayo.

Estas nuevas medidas para aliviar el confinamiento de la población han sido posibles gracias "se ha logrado el objetivo de detener la expansión del virus y de no saturar nuestro sistema hospitalario", según ha afirmado Merkel, que incide en que la reducción continuada del contagio permite seguir "la cadena" y con ello "analizar paso a paso" su evolución.

El primer ministro bávaro, Markus Söder, dijo que mientras no haya una vacuna ni medicamentos contra el COVID-19, el virus seguirá representando un peligro.

En su cuenta oficial de Twitter, Markus Söder ha señalado que "se está en el camino de la prudencia y la razón" y señala que "solo hay alivio con protección y que para que estas medidas puedan llevarse a cabo "se debe continuar aumentando el sistema de salud, duplicar las camas de cuidados intensivos, almacenar reservas de mascarillas y fortalecer la investigación del coronavirus".

Alemania cuenta con un total de 164.807 contagios, un aumento de 947 respecto al día anterior, y 6.996 víctimas mortales165 más en las últimas 24 horas, además de 137.000 curados.

Nuevas medidas de alivio en el confinamiento

Merkel ha detallado que, al igual que en el comienzo de la pandemia, la distancia recomendada frente a otras personas de 1,5 metros e insiste en el uso de mascarillas en espacios cerrados en todo el país. Sin embargo, las normas de limitación de los contactos se reducen en varios campos.

Ahora se podrá salir a la calle en grupos y no solo con quienes vivan bajo el mismo techo, como hasta ahora. "En vista de las bajas cifras de infección ya no se podrá salir solo en solitario, con otras personas que vivan bajo el mismo techo o en grupos de dos, sino también con personas de otra familia", recoge el comunicado conjunto aprobado entre Merkel y los líderes los estados federados alemanes.

En cuanto a las tiendas ya no tendrán que limitar su área de compra a 800 metros cuadrados, como se acordó en reuniones anteriores, pero se seguirán estableciendo normas con respecto al número de clientes que pueden entrar simultáneamente a los locales.

En cuanto a las visitas a los hogares de ancianos, se ha anunciado la relajación en la prohibición de visitas. Ahora cada persona alojada en una casa de edad podrá ser visitada por solo uno de sus allegados.

[Los países europeos rebajan las medidas de confinamiento]

Algunos estados alemanes estudian la reapertura de restaurantes y hoteles

A pesar de que el anuncio se ha producido este miércoles, algunos estados federados ya habían decidido con anterioridad alivios en sus respectivas regiones, como por ejemplo permitir los grupos de cinco personas. Las medidas de lucha contra la pandemia son potestad de los estados federados en Alemania y las reuniones con la canciller tienen por objeto acordar una estrategia común.

Sin embargo, Merkel ha advertido de que "aunque se ha superado la primera fase de la pandemia, todavía se está al comienzo y hay una larga confrontación con el virus". Además, los estados federados se han comprometido a imponer nuevas medidas en aquellos municipios o circunscripciones en donde haya más de 50 nuevas infecciones diarias por 100.000 habitantes.

Otros estados federados han anunciado planes para apertura de restaurantes y hoteles, siempre con limitaciones.

En Alemania no ha habido nunca confinamiento absoluto y siempre se ha podido salir a pasear o hacer deporte, además de para hacer compras, visitar al médico o ir a trabajar.

"Nunca hemos tenido las restricciones que han tenido otros países y que hayamos podido hacer avances en la lucha contra la pandemia ha sido en buena parte gracias a la disciplina de la gente. Ayudemos a que podamos seguir por esta vía moderada", ha apuntado Merkel. 

La economía presiona la vuelta a la normalidad

El nuevo alivio de las medidas de confinamiento en Alemania es  también es el resultado de la creciente presión de la opinión pública y el mundo económico.

Hace unas semanas, Merkel intentó frenar las medidas de alivio argumentando un riego real del aumento de la epidemia, palabras por las que fue duramente criticada, ahora la canciller aumenta su popularidad entre los alemanes por manejar la crisis sanitaria con unas cifras de mortalidad menores a las de sus países vecinos.  

Merkel, que fue acusada por su prudencia, tuvo que capar desde abril la polémica que la acusaba de sofocar, de forma innecesaria, la economía nacional y de invadir las libertades individuales.

En este sentido, el jefe de la federación industrial BDI, Dieter Kempf afirmaba que "cada semana de cierre le cuesta a la economía alemana, decenas de miles de millones de euros".

Se retoma la Bundesliga

La canciller ministros de los 16 estados regionales también han anunciado este miércoles la vuelta de la Bundesliga, aunque a puerta cerrada y bajo estrictas medidas de prevención en la segunda mitad de mayo.

Según ha señalado el alcalde de Hamburgo, Peter Tschentscher,  decisión sobre la Bundesliga ha sido unánime.

La Liga Alemana de Fútbol (DFL) deberá decidir si se empieza a jugar el 15 o el 23 de mayo pero es bastante probable que se opte por la segunda fecha, ya que los equipos aún están regresando a los entrenamientos normales tras haber estado haciendo prácticas en grupos reducidos.

[El fútbol europeo ante la pandemia de coronavirus]

La DFL ha presentado un plan para poder volver a jugar en medio de la pandemia que incluye la realización de test regulares tanto a jugadores como a personas cercanas a los equipos.

El plan también impone una limitación del número de personas en los estadios y en los alrededores.

La condición para que se pueda reiniciar la Bundesliga es el cumplimiento del plan de prevención de la DFL por parte de todos los clubes y el sometimiento de los equipos a una cuarentena, en forma de concentración, antes de que se reinicien los partidos.

La Bundesliga, a falta de nueve jornadas para el final, está interrumpida desde mediados de marzo. Los primeros ministros y Merkel también abrieron la posibilidad de que en otros deportes de equipo se puedan reanudar, con limitaciones, los entrenamientos al aire libre

Noticias

anterior siguiente