Enlaces accesibilidad

Competencia plantea bajar un 6,8% los peajes eléctricos de las familias los próximos seis años

  • De llevarse a cabo esta medida el recibo de la luz bajaría tanto para consumidores domésticos como industriales
  • El regulador propone ampliar la discriminación horaria para incentivar el consumo eficiente e impulsar el coche eléctrico

Por
Lectura de un contador de la luz
Lectura de un contador de la luz. Istock

La luz podría ser más barata el año que viene. Ocurrirá si sale adelante la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El organismo ha planteado en su última circular, publicada este jueves, una rebaja de los peajes al transporte y distribución de electricidad del 6,8% para el consumidor doméstico y del 13,4% para el consumidor industrial para todo el periodo 2020-2025.

Los peajes al transporte y distribución de electricidad -que suponen alrededor del 13% de la factura final que se paga- están dentro de la parte regulada del recibo de la luz junto a otros costes fijos como las primas a las renovables o la amortización del déficit de tarifa. Todos ellos suponen el 40% de lo que se paga en el recibo eléctrico: el resto es la energía que se consume (35%) e impuestos (25%).

Según los cálculos efectuados por la agencia Europa Press, la propuesta de la CNMC supondría abaratar la factura, dependiendo del tipo de consumidor eléctrico, en torno a un 3% y un 5%.

La CNMC señala que la retribución de las compañías de electricidad por las actividades de transporte y distribución se eleva en conjunto a 7.000 millones cada año y que los peajes son la contribución que les corresponde pagar a los consumidores para cubrir dichos costes.

El reparto de los costes, en función de la energía y la potencia contratada

El regulador ha hecho pública esta nueva circular -se someterá a partir de ahora a un proceso de audiencia pública que finalizará el 16 de septiembre-, en la que propone también que el reparto del coste de las redes entre los consumidores se haga en función de la energía y la potencia demandada.

Además, la CNMC plantea una ampliación de la discriminación horaria para incentivar el consumo eficiente y modificar los hábitos para un mejor uso de la red, de forma que la luz será más barata en horas valle para facilitar, entre otras cosas, la implantación del vehículo eléctrico.

La metodología establecida por la CNMC determina el cálculo anual de los peajes y su reparto entre los distintos tipos de consumidores, y distingue entre consumidores, autoconsumidores por energía que demandan a la red y por energía autoconsumida en instalaciones próximas; consumos propios de instalaciones de generación e intercambios de electricidad con destino a países no miembros de la UE.

"Esta metodología permite una asignación de los costes de la red de forma objetiva, transparente, no discriminatoria y siguiendo criterios de eficiencia en el uso de las redes. El objetivo es que el consumidor conozca de forma transparente la determinación de sus peajes de transporte, su reparto entre los distintos tipos de consumidores y cuánto supone el coste de las redes en su factura total de electricidad", señala.

Una nueva competencia de la CNMC

La CNMC recuperó la competencia para fijar los peajes eléctricos, que antes tenía el Gobierno a través del real decreto-ley 1/2019, que establece que el regulador aprobará antes del 1 de enero de 2020 las circulares normativas con las metodologías para el cálculo de los cánones y peajes de acceso a las redes, así como las retribuciones a las actividades reguladas de los sectores de electricidad y de gas.

El anterior gobierno del PP retiró competencias a la CNMC en 2014, limitando su capacidad de actuación sobre las tarifas eléctricas, de forma que la Comisión pasó a validar la metodología, mientras que el Ejecutivo fijaba las tarifas de peaje. Bruselas abrió un procedimiento de infracción contra España en 2016 por este motivo, al considerar que el Gobierno no podía asumir la capacidad para fijar los peajes de luz.

Noticias

anterior siguiente