Enlaces accesibilidad

Las rebajas de verano invaden las tiendas: Bajan los precios pero no tus derechos como consumidor

  • El Corte Inglés e Inditex se suman a las rebajas que Mango, H&M y Cortefiel ya habían empezado hace una semana

Por
El grueso de los comercios inician las rebajas

El Corte Inglés e Inditex (Zara, Oysho, Massimo Dutti, Berskha, Stradivarius o Pull&Bear) se suman a las rebajas de verano, que otras enseñas de moda como H&M, Mango, Cortefiel (Women Secrets, Pedro del Hierro, Springfield) Sfera y Pimkie ya habían comenzado desde el 20 de junio. Las rebajas llegan a las tiendas físicas pero el arranque se produjo horas antes en internet.

Los grandes almacenes lanzaron anoche sus promociones on line, donde ha preparado una amplia gama de productos a precios "muy atractivos" y con descuentos de hasta el 50% en más de 20.000 firmas.

Bañadores, accesorios para la playa y la montaña, prendas de moda, bolsos, zapatos y sandalias y otros complementos, así como productos para el hogar serán los productos más buscados en el Corte Inglés. Las promociones también se extienden a muebles de terraza y jardín, textil hogar, electrodomésticos, tecnología y cultura y ocio.

Las rebajas se generalizan

El grupo Inditex generaliza las rebajas de verano este viernes en todas sus tiendas, aunque los usuarios de la aplicación de Zara tuvieron un acceso prioritario desde anoche a las 21:00 horas. Una ventaja de la que los clientes registrados de Pull&Bear, Stradivarius, Berskha y Oysho pudieron disfrutar desde las ocho de la tarde.

En Massimo Dutti las rebajas en su tienda online, con hasta un 50% de descuento, comenzaron un poco antes pero en esta jornada llegan a las tiendas físicas. También se puede disfrutar de los descuentos en Uterqüe, la enseña de gama más alta del grupo fundado por Amancio Ortega, y en Lefties, la marca posicionada más abajo.

A pesar del aumento de las ventas por internet, el fin de semana del 6 y 7 de julio se perfila como el día de mayor afluencia de visitantes a las tiendas y centros comerciales en la campaña de rebajas de este verano, según las previsiones realizadas por la consultora ShopperTrak.

190.000 empleos, gracias a las rebajas

Otras marcas como El Ganso, Uniqlo, Scalpers o Bimba y Lola ya colgaron hace una semana el cartel de rebajas tanto en sus tiendas físicas como online con descuentos de hasta el 50% en algunos productos. Los vendedores aprovechan estas campaña de descuentos para liquidar artículos sobrantes de la temporada anterior, bajando gradualmente los precios a medida que avanza el período de ofertas.

Unas rebajas, que generarán alrededor de 190.000 empleos, un 6,8% más que el año anterior, según datos de Adecco, mientras que el pequeño y mediano comercio prevé un ligero aumento de las ventas que no superará el 3%, ya que considera que los consumidores cada vez las encuentran menos atractivas.

La OCU recomienda la compra reflexiva

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recomendado hacer un presupuesto antes de comprar en rebajas o apuntar lo que realmente se necesita para evitar las compras impulsivas porque de lo contrario "lo barato sale caro", según el portavoz de esta organización, Enrique García, quien señala que las rebajas "son una buena oportunidad pero hay que hacerlas con cabeza".

Salvo la rebaja en el precio, el resto de obligaciones del comercio son las del resto del año: los medios de pago admitidos en el local, el régimen de cambio, la devolución de los productos, la garantía y la calidad, "en rebajas nada cambia salvo el precio, el resto de condiciones tiene que ser idénticas", según García.

No se puede rebajar la calidad porque para eso ya están los saldos, "la rebaja es un producto normal y el saldo es un producto que tiene una merma en la calidad y que el comerciante puede ofrecer legalmente a un precio menor siempre y cuando advierta que se trata de producto con algún tipo de deficiencia o tara. El consumidor acepta esa deficiencia a cambio de una rebaja muy significativa", aclara el portavoz de la OCU. 

Para poder poner el cartel de rebajas, un establecimiento tiene que tener al menos la mitad de sus productos a un precio más bajo, también tiene que indicar claramente el precio antiguo o el porcentaje de rebaja del producto. Aunque no es una práctica habitual, en algunos casos se produce una rebaja engañosa "para que las rebajas sean reales los precios lo tienen que ser, no se pueden inflar los precios unos días antes para luego bajarlos en rebajas".

Hasta hace unos años la legislación establecía dos períodos de rebajas: en invierno y verano pero ahora los comerciantes tienen plena libertad, algo que agradece el consumidor que ya no tiene que esperar una fecha determinada para conseguir el producto deseado y motivo por el que ya no se ven esas largas colas frente a los comercios para conseguir una ganga.

Noticias

anterior siguiente