Enlaces accesibilidad
'Brexit'

La hora de la verdad del 'Brexit'

  • El Parlamento británico vota este martes el Acuerdo de Retirada de Theresa May tras la derrota de enero
  • A tres semanas de la fecha límite, un nuevo rechazo aboca a un divorcio abrupto o una prórroga incierta

Por
Un mural de Banksy ilustra la salida del Reino Unido de la Unión Europea
Un mural de Banksy ilustra la salida del Reino Unido de la Unión Europea. EFE / NEIL HALL

Fechas clave para el Brexit

12 de marzo: el Parlamento vota el Acuerdo de Retirada de May

13 de marzo: el Parlamento decide si descarta un Brexit sin acuerdo en votación no vinculante

14 de marzo: el Parlamento decide si pide una prórroga del Brexit en votación no vinculante

21-22 de marzo: cumbre europea en Bruselas

29 de marzo: fecha prevista para la salida del Reino Unido de la Unión Europea

El mantra del "Brexit significa Brexit" de la primera ministra británica, Theresa May, afronta una nueva semana decisiva: el Parlamento de Westminster votará este martes por segunda vez el Acuerdo de Retirada de la Unión Europea (UE) negociado con el bloque comunitario. Si lo rechaza, pasará a decidir si se decanta por un divorcio abrupto o una prórroga, que podría añadir más incertidumbre a la primera salida de un miembro comunitario en la historia.

El Gobierno tendría que dimitir si no es capaz de sacar adelante sus leyes, pero no corren tiempos normales

Los diputados británicos tumbaron el acuerdo de May en enero por una aplastante mayoría de 230 votosA pesar de las promesas, el texto de las 585 páginas del documento no ha cambiado en casi dos meses, por lo que todo apunta a que, salvo vuelco de última hora, la Cámara volverá a asestar una derrota este martes a una líder cada vez más débil.

"Los números no pintan bien para la primera ministra, se enfrenta a una derrota por un margen de 75 a 100 votos", augura el investigador principal del proyecto The UK in a changing Europe (Reino Unido en una Europa cambiante) de la universidad King's College London, Adam Cygan.

Las tres próximas jornadas de debate parlamentario servirán, de algún modo, para disipar la nube de bloqueo parlamentario que impregna Westminster en los últimos meses. Quedan menos de tres semanas para el 29 de marzo y nadie, ni siquiera la BBC, se atreve a predecir qué puede pasar. "En circunstancias normales, el Gobierno tendría que dimitir si no es capaz de sacar adelante sus leyes, pero no corren tiempos normales", añade Cygan. 

Theresa May, la 'dama del Brexit'.

Respaldo de última hora por miedo al abismo

May ha centrado todos sus esfuerzos en persuadir al ala euroescéptica de su partido y a sus socios del DUP con la búsqueda de una garantía legal que certifique que Londres no quedará ligado a la unión aduanera de forma indefinida si no se alcanza un acuerdo comercial con Bruselas durante el periodo de transición, pero la UE se ha opuesto a cambiar el acuerdo y se ha limitado a ofrecer una "aclaración legal" sobre la salvaguarda irlandesa que no ha servido para contentar a sus aliados.

"Hay entre 20 y 30 euroescépticos que simplemente no la van a apoyar. May podría ofrecerles cualquier cosa y ellos seguirían en contra porque lo que quieren es un Brexit sin acuerdo", subraya Cygan.

Así, el margen de la posible derrota dictará el futuro del Brexit: "Si la derrota no supera los 50 votos, May podría volver a intentarlo porque algunos diputados podrían cambiar de opinión", dice Cygan. La conservadora también ha buscado el apoyo de algunos laboristas con inversiones en distritos partidarios del Brexit

En cualquier caso, el ritmo político en la era del Brexit obliga contemplar un vuelco de última hora, ya sea en forma de concesión de Bruselas, o de cambio de opinión de algunos diputados ante el temor de una salida abrupta. 

El Parlamento británico rechaza el acuerdo del 'Brexit' por mayoría.

El fantasma del Brexit duro

Si hay derrota el martes, el Parlamento votará el miércoles sobre un Brexit sin acuerdo. La votación, en cualquier caso, no es vinculante, por lo que el Gobierno podría desoír a la Cámara. De hecho, May lleva meses defendiendo que una salida sin acuerdo es mejor que una con un mal acuerdo.

Si abandonamos la Unión Europea sin acuerdo, nos estrellaremos sin más

Los euroescépticos prometieron a la mayoría del electorado en 2016 el retorno de la soberanía británica para controlar las fronteras y sus propios acuerdos comerciales.

Michael Heaver fue el exasesor del artífice del Brexit, Nigel Farage, y pronosticó en este medio hace un año que esta "revolución demócratica" devolvería todo el poder a Londres. Sin embargo, lo cierto es que "solo se han completado siete acuerdos comerciales de los 36 pendientes", apunta Cygan. 

"Crearía un gran problema porque no hemos terminado todas las leyes: no hay leyes migratorias, de pesca, económicas... Si abandonamos la Unión Europea sin acuerdo, nos estrellaremos sin más", lamenta el experto del Brexit. En este punto, la libre circulación de personas no estaría garantizada, ni tampoco el comercio británico, por lo que Londres debería negociar con Bruselas nuevos acuerdos comerciales desde cero.

Una prórroga incierta

De rechazarse esta opción, los diputados se pronunciarán el jueves sobre la posibilidad de solicitar una prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa para seguir negociando. "Puede haber una parálisis constitucional, ya que May puede negarse a pedir una prórroga y optar por un Brexit duro", destaca Cygan.

La primera ministra británica, de hecho, ha sugerido que contempla esta opción, quizá para avisar a los eurófobos de que el rechazo de su acuerdo puede cancelar el proceso.

Supondría reconocer que Londres necesita más tiempo y el divorcio podría ser mucho más caro

En cualquier caso, son los Veintisiete los que deben decidir de forma unánime si aceptan aplazar el BrexitBruselas no está dispuesta a prolongar el proceso eternamente, por lo que la opción más viable sería pedir una prórroga de entre dos o tres meses para tramitar la legislación necesaria -según Cygan podría estar lista en junio- si May consigue sacar su acuerdo adelante.

 "La otra alternativa es que la UE acceda a una prórroga de dos años, tal y como ha apuntado más recientemente, pero supondría reconocer que Londres necesita más tiempo y el divorcio podría ser mucho más caro", dice Cygan.

14 horas - Tusk aconseja a May posponer la fecha del 'Brexit' - Escuchar ahora

El segundo referéndum, la opción más improbable

Dos años en la política británica darían para mucho: podría haber nuevas elecciones, nuevo Gobierno, otro Acuerdo de Retirada, quizá más suave con la permanencia en la unión aduanera, o todo podría revertirse con un segundo referéndum

Aunque el Partido Laborista de Jeremy Corbyn se ha resignado a apoyar esta última opción, ya ha avisado de que solo respaldarán una enmienda de otra formación que abogue por esta solución. No hay, por el momento, mayoría para un segundo referéndum, ya que no encaja en el calendario actual. La comisión electoral fijó en 24 semanas el plazo para organizarlo, aunque Cygan considera que puede reducirse a 20.

"Si el Parlamento rechaza dos veces el acuerdo de May, será muy difícil preguntarle a los ciudadanos sobre el texto. No bastaría con proponer elegir entre permanecer o salir de la UE, tiene que haber una diferencia sustancial", asegura Cygan. May no quiere un segundo referéndum, pero tampoco quería adelantar unas elecciones que en 2017 otorgó la llave de Gobierno a diez diputados unionstas del DUP. 

Así las cosas, vuelve una semana de bullicio y griterío en el Parlamento. La única diferencia con respecto a enero es que el tiempo ya no apremia, la fecha límite ya está aquí.

John Bercow, el hombre que pone orden en el Parlamento británico.

Noticias

anterior siguiente