Enlaces accesibilidad
'Brexit'

May permitirá que el Parlamento británico vote un aplazamiento del 'Brexit' si este rechaza el acuerdo

  • Si el pacto entre Londres y Bruselas es rechazado, los diputados podrán el 13 de marzo votar una prórroga del Brexit 
  • La primera ministra, contraria a retrasar el proceso, advierte de que no podrá prorrogarse más allá de junio

Por
May promete al Parlamento votar sobre un aplazamiento del 'Brexit'

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este martes que los diputados podrán votar sobre un posible aplazamiento del Brexit si el pacto negociado entre Londres y Bruselas es rechazado por la Cámara en la votación que se celebrará antes del 12 de marzo.

En una declaración en la Cámara de los Comunes, May ha señalado que si en esta fecha no hay consenso sobre el Acuerdo de Retirada, los parlamentarios tendrán la segunda opción de votar, al día siguiente sobre si quieren un Brexit sin pacto.

En caso de que esta opción no prospere -el Parlamento ya aprobó una enmienda no vinculante rechazando un divorcio abrupto-, la Cámara baja podrá votar sobre si retrasa la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que implicaría ampliar la validez del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que fija el plazo de negociación para la salida de un Estado comunitario del bloque europeo y cuya vigencia expira el próximo 29 de marzo.

Una prórroga corta para el "salto al vacío"

La primera ministra ha planteado una serie de opciones a los diputados para salvar el actual estancamiento en las negociaciones para la salida de la UE, entre ellas una prórroga "corta" y "limitada" del Brexit, que no debería extenderse más allá de "finales de junio", y que sería, en todo caso, la última opción que contempla su Gobierno.

May ha destacado los "progresos" en sus conversaciones con los líderes europeos de cara a negociar "acuerdos alternativos" que permitan solventar "en paralelo" las actuales suspicacias de la Cámara de los Comunes sobre el acuerdo, principalmente en relación a la salvaguarda planteada para la frontera irlandesa. Sin embargo, no ha revelado en qué consisten esos avances que asegura estar consiguiendo de Bruselas, que en estas últimas semanas ha insistido una y otra vez en que el texto no se puede renegociar.

No obstante,May ha subrayado entre abucheos que el país "solo saldrá (de la UE) sin acuerdo si hay un consentimiento explícito para que así sea".

Si los diputados rechazan esta hipótesis, el Gobierno cederá a una prórroga "corta y limitada" que, en su opinión, no debería superar finales de junio, entre otras razones porque lo contrario supondría que Reino Unido debería participar en las elecciones europeas de finales de mayo.

May ha advertido de que "una extensión no descarta una salida del acuerdo" y que, por tanto, el "salto al vacío" podría solo retrasarse unos "pocos meses".

El Gobierno publica el informe sobre un Brexit duro

El Ejecutivo de May ha publicado el último informe legal sobre las consecuencias de un divorcio sin acuerdo a apenas un mes de la fecha oficial del Brexit. En el texto, el Gobierno reconoce que un Brexit duro contraería la economía entre un 6,3% y un 9% en 15 años.

El documento advierte de que el noroeste del país sería la zona más afectada, donde podría haber un retroceso de la economía del 10,5%, seguida de Irlanda del Norte (9,1%), Gales (8,1%) y Escocia, con un 8%. 

El suministro alimenticio, del que un 30% proviene de la UE, sería el área más afectada, aunque el Gobierno matiza que no habría "una escasez general de alimentos" en el país. 

Noticias

anterior siguiente