Enlaces accesibilidad

La china ZTE cesa en sus principales operaciones por el veto de EE.UU. a que sus empresas le vendan componentes

  • Asegura que sigue cumpliendo "de forma estricta" sus obligaciones comerciales
  • Señala que está en comunicación constante con el Gobierno estadounidense
  • Washington ha prohibido la venta de componentes a la china hasta 2025

Por
Logo de la empresa tecnológica ZTE en un edificio de la ciudad china de Shanghai
La tecnológica china advierte que la prohibición impuesta por Washington pone en peligro su supervivencia y la de sus socios estadounidenses. AFP PHOTO / Johannes Eisele

La tecnológica china ZTE ha anunciado el cese de sus principales actividades operativas a raíz de la prohibición impuesta por Washington a las empresas estadounidenses de vender componentes a la firma durante los próximos siete años.

Según un comunicado remitido por ZTE a la Bolsa de Hong Kong al cierre de la sesión del jueves, "las principales actividades operativas de la compañía han cesado. Por ahora, la empresa mantiene niveles suficientes de liquidez y se adhiere de forma estricta a sus obligaciones comerciales sujeta al cumplimiento de la ley y la legislación".

La compañía añade que está en comunicación constante con miembros del Gobierno estadounidense para intentar modificar esa sanción y lograr "un resultado positivo en el desarrollo de los acontecimientos".

Veto motivado por el supuesto incumplimiento de un acuerdo previo

El pasado 16 de abril, el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció la prohibición a todas las compañías nacionales de vender componentes a ZTE desde ahora hasta 2025, alegando que ésta no había cumplido el acuerdo alcanzado el año pasado después de que se descubriera que ZTE había exportado a Irán.

En ese momento, la Administración estadounidense y la empresa china acordaron que ZTE pagaría una multa de 1.192 millones de dólares y emprendería medidas, como el despido o sanción de los ejecutivos que habían violado esa prohibición.

Según Washington, esas medidas no se han llevado a cabo, por lo que la empresa de telecomunicaciones ha sido sancionada con esta medida.

La compañía china ha calificado la sanción de Washington como "extremadamente injusta" y asegura que ha aprendido de su experiencia pasada y ha cumplido con lo acordado.

Además, ha alertado que el veto pondría en peligro la subsistencia de la compañía y de sus socios, muchos de los cuales son empresas estadounidenses.

El caso de ZTE se ha producido en medio de la escalada de tensión comercial entre China y EE.UU. y ha sido uno de los temas abordados la semana pasada en las reuniones entre las autoridades económicas chinas y una delegación estadounidense que viajó a Pekín.

El equipo negociador encabezado por el viceprimer ministro chino, Liu He, habló con su homólogo norteamericano de las sanciones y -según informó la agencia china Xinhua- la delegación liderada por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se comprometió a trasladar la preocupación de Pekín al presidente estadounidense, Donald Trump.

Noticias

anterior siguiente