Enlaces accesibilidad

Medio siglo de muerte y terror: los pasos de ETA hacia su disolución

  • ETA deja cerca de 900 muertos y más de 6.000 heridos
  • Asfixiada por el Estado, anunció su cese de actividad en 2011
  • El último atentado de la banda fue en 2010 en Francia
  • El 90% de los atentados han sido en la etapa democrática
  • Su año más sangriento fue en 1980: un atentado cada cuatro días
  • ETA ha anunciado en una carta que "disuelve todas sus estructuras"

Por
ETA, medio siglo de muerte y terror

El guardia civil José Antonio Pardines y el policía francés Jean-Serge Nérin forman parte de la ominosa historia de la banda terrorista ETA. Son el primero y el último de la larga lista de casi 900 muertos que la banda deja. Más de 6.000 heridos, decenas de secuestrados y un número indeterminado de extorsionados, perseguidos y exiliados. Décadas de terror escritas en una de las etapas más negras de la historia de España.

Tras la carta hecha pública este miércoles en la que la banda ha anunciado su disolución, está previsto este jueves que el histórico etarra 'Josu Ternera' comunique en vídeo el final definitivo.

Será un final en fases porque el viernes se celebrará en la localidad vasco francesa de Cambo-les-Bains un "acto internacional" para avanzar hacia la "paz definitiva, justa y duradera" convocado por el llamado Grupo Internacional de Contacto y las organizaciones civiles Bake Bidea y el Foro Social Permanente. 

En los últimos años la banda terrorista, asfixiada y acorralada por la actuación policial y judicial, ha ido cerrando etapas para firmar su fin siguiendo siempre un ritual de publicación de comunicados a través de medios vascos o internacionales y vídeos con la misma escenografía: tres encapuchados, sentados en una mesa cubierta por una tela blanca, el anagrama de la banda y las banderas autonómicas de Euskadi y Navarra.

Captura de vídeo del comunicado de ETA de octubre de 2011, cuando anunciaron el

Captura de vídeo del comunicado de ETA de octubre de 2011, cuando anunciaron el "cese definitivo de su actividad armada" EFE / Javier Etxezarreta

Del alto el fuego a la disolución, pasando por el desarme

ETA anunció en 2010 un "alto el fuego permanente, general y verificable" como "compromiso firme" del final de la "confrontación armada" y meses después, el 20 de noviembre 2011 llegó el día histórico: el "cese definitivo de la actividad armada". [ESPECIAL: Fin de la actividad armada de ETA]

Tres días antes de ese comunicado se celebró la Conferencia de Paz de Aiete, que supuso uno de los hitos más importantes en el inicio del epílogo de la banda. El equipo de mediadores que participará en el acto de este viernes ha puesto esta cita a la altura de aquella conferencia.

En abril de 2017 ETA se declaró como "banda desarmada". Se procedió entonces a la operación de desarme tras la señalización por parte de la propia banda de ocho depósitos en Francia con cerca de 3,5 toneladas de armas, explosivos y materiales para artefactos. Hace tan solo unos días la banda entregó a las autoridades francesas en Bayona dos cajas con armas que se están analizando.

Ahora ETA anuncia que disuelve "todas sus estructuras" y pone fin a su "iniciativa política". Da por terminado su "ciclo histórico" y su "función".

La banda vuelve a reconocer su "responsabilidad", tal y como hizo en el anterior comunicado del 20 de abril, e insiste también en buscar otras responsabilidades y cita, en este sentido, a España y Francia.

Polémico comunicado con un perdón a medias

Ese comunicado vino cargado de polémica. En él la banda terrorista lamentó el "sufrimiento desmedido" y reconoció su "responsabilidad directa" en el daño causado, pero pidió un perdón a medias que no gustó a nadie e indignó a muchos. Lanzó un "lo siento de veras" al hablar de muertos, heridos y víctimas en general y pidió un perdón expreso solo a las "victimas sin participación directa en el conflicto".

Todos los partidos políticos, menos Bildu, lamentaron ese perdón selectivo y las víctimas se mostraron especialmente críticas con la diferenciación. Les acusaron de "tergiversar" el relato de la historia, manteniendo una idea de "conflicto armado" y tratando de equiparar asesinados y "verdugos". El comunicado tampoco gustó al lehendakari, Íñigo Urkullu, que instó a la banda a tener "la misma consideración" para "todas las víctimas".

El Gobierno de Mariano Rajoy mantiene su línea e insiste en que no habrá "contrapartidas" para la banda y que "no encontrará resquicio para la impunidad".

Atentados, muerte y dolor, la historia de ETA

Las cifras de ETA son dramáticas. Medio siglo después de su nacimiento, el balance sangriento suma más de 3.600 atentados que llevan su sello. De ellos, 297 asesinatos siguen sin resolverse. [ESPECIAL: Memoria de vida]

El 90% de sus atentados se produjeron en la etapa democrática marcando un trágico hito en 1980, el año más sangriento, con un atentado cada cuatro días. Eran los años de plomo en los que la banda aterrorizó a la sociedad vasca y española.

La historia de ETA en imágenes

anterior siguiente
22 Fotos 1 / 22 ver a toda pantalla
  • Asesinato de José Antonio Pardines Arcay (1968)

    Asesinato de José Antonio Pardines Arcay (1968)

    ETA lo mató el 7 de junio de 1968. Estuvo considerado el primer asesinato de la banda hasta que en 2010 se publicó que la primera víctima mortal fue la niña de 22 meses Begoña Urroz. Murió abrasada tras la explosión de una bomba en San Sebastián en junio de 1960.

    EFE
  • Proceso de Burgos (1970)

    Proceso de Burgos (1970)

    Periodistas y abogados en el Proceso de Burgos, iniciado el 3 de diciembre de 1970 contra 16 miembros de ETA acusados por los asesinatos de tres personas durante el franquismo.

    EFE

Aunque el último atentado de ETA fue en Francia, los últimos asesinados por la banda en España, en un atentado con bombas en Calviá (Mallorca), fueron los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá.

La mayor acción de ETA por el número de víctimas fue el atentado de Hipercor (1987), en Barcelona, con 21 muertos y más de 40 heridos. Los dos secuestros que más impactaron a la sociedad: el del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, al que tuvieron bajo tierra encerrado 532 días, en 1996; y el que más marcó por su crueldad, el del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, porque terminó con su asesinato, en 1997.

Al arrancar la década del 2000 cerca de un millar de personas (políticos, jueces, fiscales, periodistas, profesores, etc) llevaban escolta por la amenaza directa de ETA contra sus vidas. Todos los miembros y fuerzas de seguridad del Estado estaban en la mortal diana, en su totalidad eran objetivo de la banda. En ese mismo año, 11.483 agendes estaban destinados al País Vasco en labores antiterroristas.

El informe Foronda 'Los contextos históricos del terrorismo en el País Vasco', impulsado por el Gobierno vasco, concluye que es "incalculable" el valor de las pérdidas económicas y la merma de desarrollo en todos los ámbitos en la comunidad en esos años 43 años de actividad violenta hasta el 2011.

Los años de la asfixia absoluta a ETA

La actuación policial permitió descabezar a ETA en numerosas ocasiones, sobre todo en la segunda mitad de la década del 2000, año a partir del cual solo va en aumento el rechazo al empleo de la violencia, incluso en la propia izquierda abertzale. La asfixia es absoluta con la ilegalización de organizaciones políticas afines por su subordinación a la estrategia violenta de la banda.

Detenidos en Francia los presuntos jefes de la cúpula de ETA

Euskadi representaba una excepción: era el último lugar de Europa en el que persistía la oleada de terrorismo nacida en los años 60. El IRA Provisional, un espejo en el que ETA tradicionalmente se había mirado, anunció el cese de su lucha armada en el verano de 2005.

La banda terrorista declaró más de una decena de treguas en su historia, la última en 2011, cuatro meses antes de anunciar el "cese de la actividad armada".

En 2006 rompió otra tregua con el atentado de la T-4 en el aeropuerto de Barajas, en el que murieron dos personas. En 2005 había anunciado el cese de sus acciones armadas contra los cargos electos de los partidos políticos en España y en 2004 decretó una tregua solo para Cataluña por el "empuje de las fuerzas independentistas" y la "concienciación sobre el derecho a la autodeterminación" en los últimos años en esta autonomía.

El año del asesinato de Miguel Ángel Blanco, 1997, también hubo una pausa en su actividad y antes, en las décadas de los 80 y 90, se produjeron diferentes ceses de la violencia en los que la banda pidió negociar con los diferentes gobiernos de turno.

CRONOLOGÍA DE ATENTADOS:

En su medio siglo de vida ETA ha asesinado a 864 personas, según cifras del Ministerio de Interior, que eleva a 7.265 la cifra total, entre muertos y heridos. Hay varias formas de contabilizar las víctimas causadas por los atentados y por eso tradicionalmente ha habido varias cifras sobre la mesa, de organismos oficiales, universidades, asociaciones de víctimas e instancias judiciales, que se mueven en una horquilla de entre 829 a casi 870 personas asesinadas por la banda terrorista. Algunos de los atentados de la banda fueron estos:

  • 1968: ETA asesina al guardia civil José Antonio Pardines en su primer atentado. Algunas cronologías sitúan a María Begoña Urroz Ibarrola, de tan solo 18 meses, como su primera víctima mortal pero diferentes investigaciones han determinado que fue asesinada en un atentado del DRIL (Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación).
  • 1973: Atentado del presidente del Gobierno Luis Carrero Blanco durante la dictadura franquista.
  • 1974Primer atentado indiscriminado de ETA. Fue en la cafetería Rolando de la Puerta del Sol (Madrid) y hubo 12 muertos.
  • 1986: La banda asesina a la exdirigente etarra María Dolores González Cataráin 'Yoyes', que abandonó la organización.
  • 1987: Atentado de Hipercor, el mayor de su historia con 21 muertos y 40 heridos.
  • 1987: Atentado en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza con 11 muertos y 73 heridos.
  • 1991: Atentado en la casa cuartel de Vic, en Barcelona, con 9 muertos y 40 heridos.
  • 1995: ETA mata a al presidente del PP de Guipúzcoa, Gregorio Ordóñez
  • 1996: El expresidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente es asesinado por la banda en Madrid.
  • 1997: ETA secuestra al concejal 'popular' Miguel Ángel Blanco y, 48 horas después, lo asesina.
  • 2000: El exministro socialista Ernest Lluch muere a manos de la banda en Barcelona.
  • 2006: Atentado de la T4 en el aeropuerto de Barajas con dos ciudadanos ecuatorianos muertos.
  • 2009: ETA mata a dos guardias civiles, Carlos Saenz de Tejada y Diego Salvá, en su último atentado en España.
  • 2010: El policía francés Jean-Serge Nérin muere en un tiroteo con tres miembros de ETA. Última acción de la banda.

Noticias

anterior siguiente