Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El gobierno vasco ha empezado a entregar a familiares de víctimas de atentados de ETA no resueltos los llamados "cuadernos de la memoria". Son dosieres personalizados en los que se recopila toda la información policial y judicial que se ha encontrado de cada uno de ellos. Informe Semanal ha hablado con tres familiares de víctimas para las que aún no ha llegado la justicia y que reclaman su derecho a conocer la verdad. Una de ellas es Marimar Negro. ETA asesinó a su padre, Alberto, en 1978 con la explosión de una bomba colocada en un reactor de la central nuclear de Lemóniz. "Ha sido la primera vez que el Gobierno vasco se ha dirigido a mi padre y a todas las víctimas que estábamos allí como personas asesinadas por una banda terrorista y que su lenguaje no ha tenido ningún tipo de ambigüedad", nos cuenta e insiste en que quiere saber quién fue el asesino.

El número de atentados de ETA no esclarecidos era en 2011 de 324. De ellos se han reabierto 150, según estimaciones de la abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo Carmen Ladrón de Guevara, que lleva 16 años revisando sumarios. Asegura que "muchas veces se identifica reabrir un caso con resolverlo" y que no es necesariamente así, pero que lo que se consigue es ganar tiempo para intentar hacer justicia. "En algunos casos la importancia de esa reapertura está en que la actuación procesal puede interrumpir la prescripción y que nos hace ganar un margen amplio", afirma.

Florencio Domínguez, director del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, menciona entre las causas que dificultaron las investigaciones la falta de colaboración de algunos países y también el miedo de los testigos que presenciaron algunos de esos crímenes. Se añade además la carencia de medios de investigación no disponibles hasta épocas muy recientes. "Había pruebas periciales no desarrolladas como el ADN y había mucho material que no se recogía porque no se sabía que había que recoger o que directamente se perdió", afirma el fiscal Marcelo Azcárraga, que coordina la unidad de delitos no resueltos de terrorismo, creada en 2018 en la Audiencia Nacional.

Los presos de ETA han anunciado que terminarán con los recibimientos públicos a reclusos etarras excarcelados. Además, se compromete a limitar los ongi etorri a actos discretos y al ámbito privado. Se publica en un comunicado en el diario Gara. La petición se dirige a sus familias, amigos y se hace extensiva a toda la sociedad vasca. Dicen los presos etarras en su texto que son conscientes de que hay personas a las que los ongi etorri en público les causan dolor y que su deseo es curar heridas y aliviar todos los sufrimientos.

Informa Laura Alonso 

Memorias guerrilleras es la primera película hecha por combatientes de las FARC. Xiomara Martíenz, una de las protagonistas, habla sobre el miedo por la persecusión que sufren algunos exguerrileros. Desde 2016 han sido asesinados cerca de 300 exmiembros de las FARC, más de 13.000 siguen dentor del proceso de paz. Cinco años después de la firma de la paz entre el Gboierno de Colombia y las FARC el resultado del tratado es agridulce. Las víctimas denucnian que gran parte de los acuerdos no se están cumpliendo. Además, con la desmovilizaciónse han expandido por el territoria organizaciones criminales que siguen atemorizando a las zonas rurales.

FOTO: EFE / LUIS EDUARDO NORIEGA

El Día de la Memoria se ha conmemorado, un año más sin unidad, por las discrepancias entre partidos del País Vasco. PP, Ciudadanos y Vox piden que sólo se rinda homenaje a las víctimas de ETA. El acto central del Gobierno Vasco, que recuerda a las víctimas de todas las violencias, ha tenido un recuerdo especial para los grupos pacifistas que se atrevieron a pedir el fin de la violencia en la calle.

FOTO: EFE/ David Aguilar

Jesús Herrero, miembro de ‘GOGOAN por una memoria digna’ lamenta que el acto conmemorativo del Día de la Memoria en el País Vasco no vaya a contar con la presencia unánime de los grupos políticos y asociaciones de víctimas y lamenta que esto sea parte de la historia de lo que ha pasado. No está de acuerdo con teorías como la expuesta por Borja Sémper y Eduardo Madina que defiende que terminará olvidándose lo que paso con ETA y si cree importante que cada uno reconozca qué hizo, dónde estaba y cómo actuó durante esos años. “Hay que actuar con todos, con los jóvenes y con los que lo vivieron (…) Debe haber responsabilidad de transmitir lo que ha ocurrido y reconocer dónde ha estado cada uno durante ese ejercicio trágico de la violencia, en el plano individual”. Según Herrero, es importante tener en cuenta que la violencia se ha ejercido en el contexto de una sociedad occidental donde “si no te tocaba, muchos han vivido bien”.

La comisión del Parlamento Europeo que visita estos días España va a ofrecer hoy sus conclusiones sobre la investigación de los más de 300 crímenes de ETA que siguen sin resolver. La parlamentaria Maite Pagazaurtundua, que forma parte de la delegación, explica en esta entrevista en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que, durante la visita, los eurodiputados se han entrevistado con víctimas, jueces, fiscales y representantes de la lucha policial contra el terrorismo.

Una delegación del Parlamento Europeo ha llegado este miércoles al País Vasco para recabar información sobre los asesinatos de ETA sin resolver. Entre otros lugares, ha visitado el centro memorial de víctimas del terrorismo de Vitoria, y después se desplazará a Madrid, donde los europarlamentarios se entrevistarán con distintas asociaciones de víctimas y con miembros de la judicatura y la Guardia Civil. Hay más de 300 crímenes de ETA sin esclarecer.

Jesús Eguiguren, expresidente del Partido Socialista de Euskadi y el hombre que negoció con ETA en Suiza y Noruega, ha sostenido que "desde un principio soñó con alcanzar la fecha del 20 de octubre de 2011". "Las cosas no fueron como estaban previstas y como se acordaron", ha indicado y ha añadido que, un año antes de que cesara el terrorismo, él ya tenía en su mente el fin de ETA. "El terrorismo acabó el 20 de octubre de 2011, pero las heridas siguen doliendo", ha destacado en 24 horas de RNE.

En estos 10 años, Eguiguren ha llegado a la conclusión de que “todo ha salido bien": "No ha habido más atentados. El terrorismo acabó de la mejor manera imaginable y la memoria ha ganado al olvido". Pero ha destacado una "sensación" que ha comenzado a sentir ahora: "En una sociedad sometida a tantos años de terror, de la noche a la mañana no pueden desaparecer todos los problemas y hay muchas más víctimas de las que se cree".

-->