Enlaces accesibilidad

El PSOE marca distancias con Podemos pero se emplazan a buscar en un futuro una mayoría alternativa

Por
Ábalos pone en duda el propósito de la moción y reprocha a Iglesias su "interés partidista"

El PSOE no ha aceptado el pacto propuesto por Podemos para "echar a Rajoy de la Moncloa", incluso con una nueva moción de censura, aunque sí ha recogido el guante de un entendimiento para crear una futura mayoría alternativa.

El portavoz parlamentario provisional de PSOE, José Luis Ábalos, se ha estrenado en el Congreso en un gran debate parlamentario defendiendo la posición de su grupo ya que el nuevo secretario general, Pedro Sánchez, no tiene escaño en el Parlamento.

Aunque ha agradecido el nuevo tono de Pablo Iglesias con los socialistas y la mano tendida, ha querido marcar distancias tanto con el PP como con la formación morada en la sesión del debate de moción de censura contra Mariano Rajoy, en la que se abstendrá porque, aunque considera que el presidente sí es "censurable", no ve un "proyecto verosímil" en el candidato alternativo.

El PSOE cree que la moción reforzará a Rajoy y al PP

Ha criticado el socialista una moción de censura lanzada "sin buscar apoyos", "ignorando al principal partido de la oposición", y que lo "único que conseguirá es fortalecer a aquel que queríamos censurar". "Esa será la foto final, la de un Gobierno reforzado", ha insistido Ábalos, que ha recordado a Iglesias que hace un año no quiso un Gobierno alternativo y votó en contra en la investidura de Pedro Sánchez.

El PSOE cree que la moción de Podemos fortalece a Rajoy

Cree que Podemos no tiene tanto la intención, con esta moción, de "echar al PP" como de "seguir estando a la cabeza de la ola de indignación".

"Es un acto fallido en origen", a juicio de Ábalos, que ha defendido su voto en esta moción, lanzado un guiño a la abstención que promovió la gestora: "A veces abstenerse no es tan grave".

Ha hecho varias referencias durante su discurso a la defensa de "todos" sus compañeros socialistas y ha querido reivindicar la historia y la "obra" del PSOE, partido que ha defendido como "la izquierda valiente y de gobierno", capaz de "renovarse" y ser "motor de la modernidad". Intervención que ha emocionado a su propio líder, tal y como el mismo ha dicho en Twitter.

Ábalos ha llamado así a la reconciliación interna del PSOE, ante un grupo parlamentario, de mayoría 'susanista' que le ha recibido en pie y le ha dedicado una prolongada ovación ante un discurso muy conciliador en la lectura interna.

En tono de broma se ha referido Ábalos a la división vivida en su partido: "Lo único que tenemos es que no nos cortamos nada, no disimulamos, cada vez somos más naturales", ha afirmado, para enfatizar a continuación lo mucho que "estima, aprecia y siente" lo conseguido por el PSOE con el "esfuerzo, sudor y sangre de 138 años" de historia.

Críticas al PP por la corrupción y su política social

Ábalos se ha mostrado muy duro con el Gobierno de Rajoy, del que ha dicho merece la "máxima crítica" y un "correctivo político" por sus recortes sociales, el "empobrecimiento social", los salarios "indignos", la "precarización" del empleo y la discriminación laboral de la mujer, entre otras cuestiones denunciadas.

Ha combinado las críticas por las políticas sociales del PP con los dardos por la corrupción. Ha dicho de la formación de Rajoy que es un "partido que se presentó dopado a las elecciones financiado ilegalmente", es el "primer partido que se sienta en el banquillo por una trama de corrupción" y tiene un "presidente que declarará en la Audiencia Nacional por corrupción en una imagen inasumible para los españoles".

Ábalos ha aprovechado su intervención, además, para anunciar que la semana que viene su grupo promoverá la reprobación del ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, tras la sentencia del Tribunal Constitucional que dictó que la amnistía fiscal fue ilegal. El portavoz del PSOE cree que el Gobierno 'popular' utiliza las instituciones en su propio beneficio.

El PSOE agradece el "nuevo tono" de Iglesias

Iglesias lanzaba este martes un guante al nuevo PSOE para pactar con el fin de echar a Rajoy de la Moncloa, sin Ciudadanos, y este miércoles lo ha vuelto a hacer: "nos tendremos que entender si queremos desalojar al PP. Es necesario abrir puertas al entendimiento y alcanzar un acuerdo político entre nosotros".

En la réplica a Ábalos, en un cara a cara muy elegante entre ambos parlamentarios, Iglesias ha insistido en "trabajar juntos para construir una mayoría alternativa por el bien de España" y ha dicho que Podemos "será todo lo generoso que toque" para ello.

Muy diferente el tono de Iglesias con el PSOE en este debate que el utilizado en otras citas parlamentarias. Quien hablara de un Felipe González "manchado de cal viva", este miércoles ha reivindicado unas "siglas fundamentales para entender la historia de esta país".

"Siempre se agradece pasar del insulto a este tono", ha dicho Ábalos al líder de Podemos, que se ha revuelto, eso sí, cuando Iglesias ha criticado al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, el hombre del 'susanismo' en el Congreso, y al anterior portavoz parlamentario, Antonio Hernando.

En este punto, Ábalos ha defendido a sus "compañeros de partido": "Discrepo con mis compañeros, pero son mis compañeros y no me gusta que nadie enjuicie la actitud de mis compañeros".

Iglesias también se reivindica como la izquierda de gobierno

Y ante un PSOE que se reivindica como la "izquierda valiente y de Gobierno", Iglesias se ha erigido también como fuerza de gobierno y para ello ha destacado el trabajo que los ayuntamientos gobernados por las marcas municipales de Podemos están haciendo, argumento que ha utilizado en varias ocasiones en este debate parlamentario para vender la capacidad de gestión de Podemos.

Aunque el tono ha sido muy conciliador por ambas partes, ambos partidos son conscientes de que luchan por situarse como la principal fuerza de la oposición con unas encuestas que marcan empates técnicos en las urnas.

El PSOE apuesta por el diálogo con Cataluña e Iglesias le pide ser "valiente"

Por otra parte, el portavoz del grupo parlamentario socialista ha abogado por una reforma constitucional que reconozca la realidad nacional catalana y que "catalanes y españoles voten, pero de verdad, con todas las de la ley", al tiempo que ha defendido diálogo con Cataluña: "política y no trincheras", en clara crítica al referéndum independentista del 1 de octubre.

Ábalos ha acusado al presidente de haber hecho todo lo posible para que fracasara el pacto estatutario y, luego, en cinco años, no hacer nada para favorecer el diálogo entre los gobiernos catalán y español.

En este punto, Iglesias ha destacado que Pedro Sánchez ha dicho "cosas valientes" sobre Cataluña durante su campaña de las primarias- en referencia al reconocimiento de la realidad plurinacional de España- y ha pedido a los socialistas que mantengan esa valentía.

Noticias

anterior siguiente