Enlaces accesibilidad

La huelga de examinadores de tráfico obliga a suspender al menos 5.000 exámenes prácticos en toda España

  • Los sindicatos elevan las pruebas afectadas por el paro a 7.000
  • El seguimiento ha sido el 90%, según convocantes y la DGT
  • Piden que se cumpla la subida salarial pactada hace dos años

Por
Jornada de huelga de los examinadores de Tráfico

La huelga de los examinadores de tráfico convocada este viernes en toda España ha obligado a suspender al menos 5.000 exámenes prácticos este 2 de junio, según la DGT, aunque los sindicatos elevan esta cifra a las 7.000 pruebas. El colectivo ha parado ante el "silencio absoluto" de la Administración ante su petición de subida salarial, pendiente desde hace dos años. El seguimiento ha sido el 90% según convocantes y Dirección General de Tráfico.

Cientos de examinadores se han concentrado este viernes frente a la Secretaria de Estado de la Función Pública en Madrid, de la que dependen sus salarios, para reivindicar la negociación de sus condiciones laborales y exigir los complementos salariales que, tal y como afirman, pactaron con la DGT hace dos años.

La protesta está promovida por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), la CGT (Confederación General del Trabajo) y CSIF. Este último sindicato ha señalado que desde la firma de los acuerdos "aún no se han plasmado ni sus contenidos retributivos, ni las medidas de seguridad en la entrega de resultados". "Llevamos dos años esperando una respuesta, ni siquiera se dignan a decir ni sí ni no, no dicen nada", ha criticado el presidente de Asextra, Joaquín Jiménez, en declaraciones a Europa Press.

Concretamente, lo que pide la asociación es un incremento del complemento específico al colectivo examinador, de aproximadamente 240 euros mensuales brutos, según ha especificado Jiménez. La asociación exige este incremento salarial con motivo del déficit de trabajadores. De hecho, para el presidente de Asextra, este déficit en la plantilla se debe a que el puesto de trabajo "no es atractivo" y, por tanto, "la gente no quiere ser examinador".

"Si no ponen esta mejora o escala salarial que ellos quieren, no tendrá atracción y no nos quitaremos el problema de encima", ha señalado a Europa Press la vicepresidenta de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), María Oliveira. "Realmente el problema es que no es atractivo ser examinador por las condiciones que tienen de sueldo", ha afirmado en declaraciones a Europa Press.

El PSOE y Podemos han apoyado las "justas" reivindicaciones del colectivo de examinadores de tráfico. "Son pocos y están mal retribuidos y mal reconocidos", ha defendido el portavoz socialista de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Pablo Bellido, para después pedir al Gobierno que "pase de las palabras a los hechos". En la misma línea, el diputado nacional de Podemos por Huesca, Jorge Luis Bail, ha hecho hincapié en que "todos los partidos" reconocen el problema y "lo que no está habiendo son hechos".

La DGT reconoció que el acuerdo no se materializó

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, aseguró el pasado mes de marzo en el Pleno del Senado que los alumnos esperan una media de 12 días para someterse al examen práctico del permiso de conducir y garantizó que "no se va externalizar en modo alguno" la prestación de este servicio, por lo que seguirá siendo público bajo las premisas de "profesionalidad" y "calidad".

Por su parte, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, señaló el pasado mes de mayo en el Congreso que "es muy importante mejorar el número y la calidad de nuestros examinadores", que "no es adecuado", y comentó que con las reivindicaciones de los examinadores hará "tres cosas: dialogar, dialogar y dialogar", según recoge Servimedia.

"Es verdad que se firmó un acuerdo con la Dirección General de Tráfico en el año 2015. Ese acuerdo suponía el aumento del complemento específico de lo que cobra un examinador para que resulte más atractivo el puesto de examinador respecto a otras funciones que se realizan en una jefatura", dijo Serrano, quien reconoció sin embargo que el acuerdo no se ha materializado, señala la misma agencia.

Asimismo, Serrano indicó que la DGT está formando a 24 examinadores que empezarán a trabajar el próximo mes de julio y que "la Dirección General de Función Pública está negociando para crear una escala de examinador y mejorar el complemento específico de los que ya son examinadores para hacer más atractivo ese puesto".

Noticias

anterior siguiente
-->