Enlaces accesibilidad

Putin acusa a Estados Unidos de ser "la fuente primaria" del virus WannaCry

  • El presidente ruso alude directamente a los servicios secretos de Washington
  • Recuerda que la dirección de Microsoft ya señaló al espionaje estadounidense
  • "Rusia no tiene nada que ver con esto", se defiende

Por
El presidente ruso, Vladimir Putin, durante el foro económico y comercial sobre la Nueva ruta de la Seda en Pekín (China).
El presidente ruso, Vladimir Putin, durante el foro económico y comercial sobre la Nueva ruta de la Seda en Pekín (China). EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado que Rusia no tiene nada que ver con el ciberataque global que ya ha afectado más 200.000 ordenadores en al menos 150 países, y ha acusado a los servicios secretos de Estados Unidos de ser "la fuente primaria del virus".

"Creo que la dirección de Microsoft ha señalado a los servicios secretos de EE.UU. como la fuente primaria del virus. Rusia no tiene nada que ver con esto", ha dicho Putin en conferencia de prensa en Pekín, donde ha participado en el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda. Las instituciones públicas rusas "no han sufrido daños importantes, ni los bancos, ni el sistema sanitario ni otros, aunque en general, no hay nada de bueno en esto y es preocupante", ha subrayado en alusión a los efectos del ciberataque.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, advirtió de que el acopio de vulnerabilidades informáticas por parte de los gobiernos se ha convertido en un patrón emergente que causa daños generalizados cuando la información se filtra. "Hemos visto aparecer en WikiLeaks vulnerabilidades almacenadas por la CIA, y ahora esta vulnerabilidad robada a la NSA (Agencia Nacional de Seguridad) ha afectado a clientes en todo el mundo", criticó Smith, pronunciándose sobre el origen del fallo en Windows que el software maligno WannaCry aprovecha.

Ataque a escala mundial

El "ransomware" WannaCry, que exige un pago en la moneda digital bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores, ha golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia y universidades en China, entre otros.

Noticias

anterior siguiente