Enlaces accesibilidad
La era Trump

Trump, sobre sus tensas charlas con líderes internacionales: "Es hora de que seamos duros"

  • Trump prácticamente colgó al primer ministro australiano, según medios locales
  • Tuvieron una agria discusión sobre el veto de EE.UU. a los refugiados
  • La conversación con Peña Nieto tampoco fue constructiva, según la CNN

Por
Trump apuesta por la diplomacia dura

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, mantuvieron este fin de semana una tensa charla telefónica por los 1.250 refugiados que el expresidente norteamericano Barack Obama se comprometió a recibir, según han revelado este jueves medios locales. Turnbull ha rebajado el tono de la conversación, pero Trump, sin mencionar expresamente al australiano, ha confirmado haber mantenido "duras conversaciones" con mandatarios internacionales.

De acuerdo con The Washington Post, que cita a altos cargos bajo condición de anonimato, Trump le dijo a Turnbull que el acuerdo al que había llegado con Obama era "el peor acuerdo de la historia" y se quejó de que, de cumplirlo, lo iban a "matar" políticamente en Estados Unidos.

Además, Trump acusó a Australia de querer exportar "al próximo atacante de Boston", en referencia a los terroristas que atentaron en 2013 durante una maratón en esa ciudad, al pretender enviar a 1.250 refugiados que en ese país están encerrados en centros de detención.

La "peor" conversación con un mandatario

El empresario neoyorquino le hizo saber a Turnbull que la conversación que estaban manteniendo era "de lejos la peor" de las cinco que había sostenido ese día con mandatarios internacionales, incluido el ruso Vladimir Putin. Trump dio entonces por terminada una conversación que se suponía debía durar una hora y tan solo fue de 25 minutos.

En Twitter también se ha despachado sobre el compromiso de Obama de acoger refugiados que están detenidos ahora en Australia. "¿Podéis creerlo? La Administración Obama acordó traer a cientos de inmigrantes ilegales de Australia. ¿Por qué? ¡Estudiaré este estúpido pacto!", ha señalado el presidente estadounidense.

Muchos de los 1.250 refugiados son originarios de los siete países de mayoría musulmana a los que Trump suspendió la concesión de visados el pasado viernes. El nuevo presidente también prohibió la entrada a todos los refugiados durante 120 días.

Trump: "Es hora de que seamos duros"

Turnbull ha rebajado el tono de la charla, aunque ha reconocido que Trump le dijo que no habría firmado el acuerdo si él hubiera sido entonces el presidente. El primer ministro australiano ha dicho que "no es correcto" que Trump le colgara y ha sostenido la charla que fue "muy franca y directa".

Cuando oigan sobre las duras llamadas telefónicas que estoy teniendo, no se preocupen

Sin embargo, durante su intervención en el Desayuno Nacional de Oración, un acto que mezcla política y religión, Trump ha admitido que está siendo "duro" y lo seguirá siendo en sus conversaciones telefónicas con otros líderes internacionales, ya que, a su juicio, el resto de países "se han aprovechado" hasta ahora del suyo y "eso no va a ocurrir más".

"Cuando oigan sobre las duras llamadas telefónicas que estoy teniendo, no se preocupen", ha comentado Trump. "Son duras, tenemos que ser duros. Es hora de que seamos un poco duros", ha subrayado Trump al anotar que hasta ahora "prácticamente todas las naciones del mundo se han aprovechado" de Estados Unidos y ha prometido que "eso no va a ocurrir más".

Difícil relación con Peña Nieto

Trump no ha mencionado específicamente a qué llamadas se refería, pero es de suponer que apuntaba a Turnbull y al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. De acuerdo con las fuentes del The Washington Post, Trump se habría comportado de una forma similar Enrique Peña Nieto.

Diversos medios estadounidenses han publicado supuestos extractos de la conversación entre los mandatarios, según los cuales Trump habría insinuado a Peña Nieto enviar tropas a México para combatir "bad hombres" (hombres malos).

Según algunas versiones, el presidente estadounidense criticó el desempeño de las Fuerzas Armadas mexicanas contra los cárteles del narcotráfico y dijo que ofreció enviar tropas al país vecino para encargarse de esa tarea.

Al respecto, el portavoz de la Presidencia de México, Eduardo Sánchez, declaró en una entrevista a Milenio Televisión que "es absolutamente falso que el presidente de los Estados Unidos haya amenazado con mandar tropas a México".

La directora de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Claudia Algorri, también ha asegurado en una carta difundida a través de la red social Twitter que esos reportes carecen de sustento y que el tono de la conversación de los presidentes el 27 de enero fue constructivo. En la misiva, la funcionaria mexicana sostiene que la información "está basada en absolutas falsedades y con evidente mala intención".

Noticias

anterior siguiente