Enlaces accesibilidad

Abengoa acuerda con sus acreedores una inyección de hasta 1.800 millones para evitar la quiebra

  • También se refinanciarán 231 millones de los préstamos anteriores
  • Al final del proceso, los actuales accionistas sólo tendrán el 5% de la empresa
  • Atlántica Yield, garantía de estos nuevos préstamos y de la refinanciación
  • El pacto incluye al 40% de los acreedores, pero debe ser aceptado por el 75%
  • Para proveedores con pagos pendientes, implica una quita del 60% en lo adeudado

Por
Una torre de la planta solar de Abengoa en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor
Una torre de la planta solar de Abengoa en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor. REUTERS Marcelo del Pozo

Abengoa ha pactado las bases de un acuerdo de reestructuración de su deuda financiera y recapitalización con sus principales acreedores para evitar la entrada en concurso de acreedores. Ese pacto prevé la inyección de entre 1.500 y 1.800 millones de euros y, por el cual, al final del proceso, los actuales accionistas sólo mantendrán el 5% del capital del grupo energético andaluz.

Esto significa que Inversión Corporativa, la sociedad de la familia Benjumea, verá reducida al 2,5% su actual participación del 51%.

Abengoa está en preconcurso de acreedores desde noviembre pasado y tiene hasta el 28 de marzo para presentar en el juzgado un plan de viabilidad, que éste lo acepte y evitar así la mayor quiebra empresarial de la historia de España. En 2015, el grupo perdió 1.213 millones, asfixiada por graves problemas de liquidez, con una deuda bruta de 9.395 millones de euros y pagos pendientes a proveedores por 4.379 millones.

En el preacuerdo difundido este jueves están representados algo menos del 50% de los acreedores -los principales tenedores de fondos y bancos-, pero para evitar que el grupo entre en concurso, debe ser refrendado por el 75% del pasivo y consensuado con la empresa.

En un comunicado enviado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la firma explica que las acciones de la compañía cambiarán de manos a cambio de dicha inyección de capital, así como mediante capitalización de deuda y una ampliación de capital.

En esa nota, la empresa considera que "las citadas bases contienen los elementos esenciales para alcanzar un futuro acuerdo de reestructuración que, en todo caso, estará sujeto a que se alcance el porcentaje de adhesiones que requiere la ley".

Préstamos garantizados con acciones de Atlántica Yield

En concreto, Abengoa y sus acreedores acuerdan que el grupo recibiría prestados entre 1.500 y 1.800 millones de euros "de dinero nuevo" por un plazo máximo de 5 años.

"Los financiadores tendrían derecho a recibir un 55% del capital social" a cambio de ese préstamo, que "tendría un rango superior a la deuda antigua y estaría garantizada con determinados activos, incluyendo acciones libres de Atlántica Yield", la filial de Abengoa en EE.UU. y la joya de la Corona del grupo energético.

Antes de la confirmación oficial del preacuerdo, fuentes próximas a la negociación confirmaron a RTVE.es que ese préstamo se hará a un tipo de interés del 18%, resultado de un 5% de interés anual, más un 4% de apertura y un 9% al vencimiento.

Según la empresa, el acuerdo permitiría capitalizar el 70% de la deuda nominal. "Dicha capitalización otorgaría el derecho a suscribir un 35% del nuevo capital", señala el comunicado.

Además, los acreedores acceden a refinanciar extendiendo en dos años la devolución de la deuda generada por las líneas de liquidez concedidas al grupo en septiembre y diciembre de 2014, por un importe total de 231 millones de euros, más los gastos financieros devengados.

"Dicha deuda estaría garantizada con las acciones de Atlántica Yield y sería objeto de amortización anticipada en caso de venta de las acciones de Atlántica Yield o emisión de un canjeable sobre dichas acciones", advierte la nota.

Por último, la nota explica que se reservaría el 5% del importe del aumento del capital "a quienes aportaran los 800 millones de euros de avales que se solicitan".

Una quita del 60% en lo adeudado a proveedores

"Al término del proceso de reestructuración, los actuales accionistas de la sociedad ostentarían una participación del 5% en el capital social", señala el comunicado, que añade que esos accionistas podrían elevar su participación hasta un máximo del 10% "en caso de que, en un plazo de cinco años", se hayan devuelto todas las cantidades adeudadas, tanto los préstamos que se harán ahora como la deuda existente y sus costes financieros.

Después de conocerse este preacuerdo, la Asociación de Proveedores y Subcontratistas de las empresas del grupo Abengoa (Aprosab) lo ha calificado como "positivo", aunque esta asociación reconoce que el plan "no deja de ser traumático para todas las partes".

Fuentes de Aprosab han indicado a Europa Press que este preacuerdo "da viabilidad a la compañía, y eso siempre es bueno", aunque recuerdan que dicho acuerdo implica una quita para los proveedores del 60% de la deuda que Abengoa mantiene con ellos.

Consideran que en este preacuerdo "ha imperado el valor de la deuda, de forma que la deuda manda y el acreedor impone sus intereses".

No obstante, apuntan que esta nueva situación "da más estabilidad a la compañía que la situación anterior", con lo que "es positivo, pues garantiza la continuidad de la multinacional".

Noticias

anterior siguiente
-->