Enlaces accesibilidad

Los líderes de la UE respaldan una agenda común con Turquía sin fijar la aportación financiera del pacto

  • La Comisión Europea propuso dar 3.000 millones a Ankara 
  • Jean-Claude Juncker ha indicado que la cifra será discutida en los próximos días
  • Turquía a cambio debe contener a los refugiados y evitar que viajen a la UE
  • El segundo día de cumbre previsto para este viernes ha sido cancelado

Por
Merkel y Tsipras charlan antes del inicio de la cumbre de líderes de la UE sobre la crisis de los refugiados
La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, charlan antes del inicio de la cumbre de líderes de la UE sobre la crisis de los refugiados. AFP

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han respaldado en la noche de este jueves el plan de acción acordado entre la Comisión Europea y Turquía este jueves en Ankara, pero sin concretar la aportación financiera que el bloque comunitario otorgará la país para asegurar la contención de refugiados.

El principio de acuerdo alcanzado entre la Comisión Europea y Turquía contemplaba la concesión de 3.000 millones de euros a Ankara a cambio de que contenga el flujo de refugiados y así poner freno a la llegada masiva de demandantes de asilo a la Unión Europea. Sin embargo, lfinanciación que la UE está dispuesta a conceder al país será discutida en los próximos días.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker ha anunciado en un rueda de prensa al término del encuentro que han "acordado esta noche el contenido exacto de este plan de acción común".

Este plan tiene como objetivo, según ha expresado Juncker, asegurar que los refugiados que están en Turquía se queder en ese país y evitar que estas personas viajen hacia la UE.

El acuerdo también contempla la aceleración de la concesión de los visados a los ciudadanos turcos, la apertura de cinco capítulos del proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea y la inclusión del país en el listado de estados considerados seguros, con el fin de agilizar los procesos de análisis de las demandadas de asilo presentadas por sus nacionales. Sin embargo, Juncker ha especificado que esto "no significa que vayamos a salirnos de los criterios básicos que son las reglas en este campo".

"No habrá otros criterios para Turquía. Evaluaremos el progreso en la primavera de 2016 "ha destacado Juncker.

A cambio, Turquía, que desempeña un papel clave como principal país de tránsito para los demandantes de asilo que llegan a la Unión Europea desde países como Siria, Irak o Afganistán, se comprometería a reforzar sus fronteras y a estrechar su cooperación con Grecia, principal punto de entrada de refugiados en este momento hacia los países europeos.

Necesidad de una "respuesta ressponsable"

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por su parte, ha destacado que es obvio que la UE prepara estas ofertas porque necesita "una respuesta responsable y adecuada del lado turco como de los otros socios en la crisis".

Tusk ha sentenciado que "el principio más por más debe aplicarse. Nos ayudáis, os ayudamos. Es así de simple".

La canciller alemana, Angela Merkel, ha reconocido que los Estados miembros han discutido si conceder 3.000 millones a Turquía a cambio de esa contención de refugiados, y consideró que esa cantidad se correspondería con el reparto de la carga financiera si se tiene en cuenta lo que Turquía lleva gastado en relación a los refugiados.

"Turquía ya ha gastado más de 7.000 millones para refugiados, y solo ha recibido 1.000 millones. Si pensamos lo que Turquía ha gastado en los últimos tres, cuatro años, entonces ese reparto de la carga (financiera) equivaldría a un monto en ese entorno", ha resaltado la canciller alemana.

La canciller ha reconocido eso sí que "la Comisión Europea sola con el presupuesto de la EU no puede" cubrir ese total, por lo que se ha discutido de lo que los Estados miembros pueden contribuir.

Sin acuerdo en el sistema de reparto de refugiados

El punto anterior en la agenda era el futuro establecimiento de un mecanismo permanente y obligatorio de reparto de refugiados para crisis como la actual, discusión que se han estancado sin que los líderes llegaran a un acuerdo por la oposición de España, República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría.

Sobre este tema Merkel, afirmó tras el encuentro que, por razones que no logra entender del todo, los países del este de Europa se sienten a veces "maltratados" en la crisis de los refugiados y tampoco comprende por qué reaccionan "tan duramente".

"Por primera vez hemos discutido muy seriamente sobre esta cuestión, de que no se trata de 1.000 millones o de 2.000 millones, sino de principios y problemas básicos", señaló Merkel en la rueda de prensa posterior a la cumbre. No obstante, recalcó que esta cuestión requerirá "muchas conversaciones más para que todos entiendan" ese principio.

Alemania y otras delegaciones pidieron incluir en el texto de conclusiones del encuentro una "pequeña referencia" de apoyo a las medidas propuestas por la Comisión Europea en septiembre, que incluían la creación de este sistema permanente, según han indicado fuentes comunitarias.

Sin embargo, España y los países del "Grupo de Visegrado" (V4), integrado por República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría, se mostraron reticentes a esta idea, según las mismas fuentes.

Refuerzo en la fronteras exteriores

A pesar de este escollo, Tusk ha manifestado haber concluido esta cumbre, la cuarta que la UE dedica a la crisis de refugiados con un "optimismo prudente" y ha apuntado que en su opinión el mayor logro ha sido el compromiso para reforzar las fronteras exteriores y el papel de Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex).

Los líderes han apoyado que Frontex pase a ser más operacional y pueda devolver inmigrantes irregulares y ser más proactiva en la protección de fronteras.

Juncker ha señalado también que su objetivo era lograr que los países volvieran a las promesas de financiación que realizaron el pasado 23 de septiembre porque las contribuciones concretas hasta ahora han sido muy bajas y falta 2.300 millones de lo que prometieron.

"Los países han prometido hoy corresponder esas promesas", ha asegurado, y ha defendido que lo harán en las próximas semanas porque sería "inaceptable" llegar a la cumbre de la Valeta con los países africanos sin haberlo hecho

Un refugiado lleva en brazos a su hijo a su llegada por mar a la isla griega de Lesbos.

Un refugiado lleva en brazos a su hijo a su llegada por mar a la isla griega de Lesbos. AFP PHOTO DIMITAR DILKOFF

Además de la crisis de los refugiados, durante la cumbre se han abordado otros temas como la inmigración irregular, los avances en la unión económica y monetaria, y el referéndum del Reino Unido sobre su permanencia o no en la Europa común.

Éste ha sido el penúltimo Consejo Europeo de la presente legislatura para presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. La próxima vez que Rajoy viaje a la capital belga para participar en una reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, los días 17 y 18 de diciembre, lo hará justo en la recta final de la campaña de las elecciones previstas para el 20 de diciembre.

Noticias

anterior siguiente