Enlaces accesibilidad

Cataluña tuvo un 2,13% de déficit en 2014, el doble del objetivo marcado por el Gobierno central

  • El conseller de Hacienda adelanta el dato en una entrevista radiofónica

Por

El déficit de la Generalitat de Cataluña superó los 4.000 millones de euros al cierre de 2014 y se situó en el 2,13% del PIB, lo que supone el doble del objetivo fijado por el Gobierno central a todas las comunidades autónomas (1%), según ha informado este jueves el conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell.

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Hacienda, a finales de enero, Cataluña acumulaba un déficit de 1,95% hasta noviembre del año pasado.

El consejero ha tachado de "injusto e ilegal" el objetivo de déficit, motivo por el que su Gobierno demandó hace un año al Ejecutivo central ante el Tribunal Supremo.

Además, ha asegurado que este año no habrá recortes adicionales, puesto que la prioridad es mantener el gasto, igual que el año anterior, según ha indicado en declaraciones a la emisora Catalunya Ràdio.

"Si el Ministerio se lo propone, nos puede hacer imposible cumplir el presupuesto de gasto. ¡Que se atrevan!", ha advertido Mas-Colell, quien ha señalado que no cree que lo hagan porque el presupuesto del Gobierno catalán es muy estricto y necesario y, de él dependen los servicios públicos.

Gasto cumplido e ingresos más cortos

"Hemos cumplido casi con exactitud el gasto de 2014, cuando sólo hemos gastado 47 millones de más en el presupuesto de 2014", ha indicado Mas-Colell, que ha observado que Catalunya no suele tener un problema de descontrol del gasto.

Según el conseller, la parte "triste" donde Cataluña tiene problemas es en los ingresos: "Nos hemos quedado cortos por un valor del 1% del PIB, porque los proyectos de venta de patrimonio o concesiones se han quedado cortas", lo que ha cuantificado en unos 1.9000 millones de ingresos menos.

También ha apuntado como otros motivos que, "en 2014, la Generalitat recibió 600 millones de euros menos desde el Ministerio y un modelo de financiación que no debería estar vigente".

Mas-Colell ha reiterado que el modelo de financiación catalán es totalmente inadecuado, y ha expuesto que "lo que está escañando a la Generalitat es la asimetría con la distribución de los objetivos de déficit y la política de asfixia en financiación".

Ha criticado que el Gobierno central quiera acelerar a mediados de año un cambio de modelo de financiación, y ha criticado que "el momento de hacer este nuevo modelo no es tres meses antes de las elecciones generales y con la pretensión de cerrar el tema para los próximos cinco años".

Noticias

anterior siguiente