Enlaces accesibilidad

Miguel Boyer, el primer ministro de Economía del PSOE e impulsor de la expropiación de Rumasa

  • Ocupó la cartera de Economía, Hacienda y Comercio de 1982 a julio de 1985
  • Abandonó el PSOE y la política antes de las elecciones de 1996
  • De 2002 a 2011 estuvo en FAES, de la que salió para acercarse a Zapatero

Enlaces relacionados

Por
ALFONSOGUERRA Y MIGUEL BOYER DURANTE EL DEBATE SOBRE EXPROPIACION DEL GRUPO RUMASA
Boyer habla con Alfonso Guerra, vicepresidente del Gobierno socialista, durante el debate en el Congreso sobre la expropiación del Grupo Rumasa, el 1 de marzo de 1983. EFE

El economista Miguel Boyer fue conocido como "el superministro" en los años en que fue titular de Economía, Hacienda y Comercio en el primer Gobierno de Felipe González. Su etapa estuvo marcada por su estricta política monetaria para controlar la inflación, el choque ideológico con otro "peso pesado" del gabinete, el vicepresidente Alfonso Guerra, y, sobre todo, por la expropiación de Rumasa.

Entre sus actuaciones más destacadas se encuentra una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos que convirtió en temporales los alquileres vitalicios, y el decreto que liberalizó los horarios comerciales (el conocido como decreto Boyer).

Boyer ha fallecido este lunes en una clínica de Madrid, horas después de haber sido ingresado en estado crítico a causa de una embolia pulmonar.

Para la historia quedan las imágenes del presidente de Rumasa, José María Ruiz-Mateos, atacando a Boyer al grito de "¡qué te pego leche!", dentro de la persecución a la que sometió al exministro, al que siguió disfrazado de Supermán o de presidiario.

Una vida de contrastes

Tras su inesperada dimisión del Gobierno en julio de 1985, le sucedió en el cargo Carlos Solchaga, hasta entonces responsable de la cartera de Industria y Energía.

Boyer acabó abandonando el PSOE antes de las elecciones de 1996 para apoyar públicamente el programa económico del PP. En 2002 sería nombrado miembro del patronato de la FAES, la fundación del Partido Popular, a propuesta del expresidente del Gobierno José María Aznar, aunque la abandonó en 2011, en otro giro ideológico que le llevó a acercarse al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Los contrastes también alcanzaron a su vida privada, en la que pasó de la discreción de su matrimonio con la ginecóloga Elena Arnedo -con quien tuvo dos hijos- a su enlace con la reina de las revistas del corazón, Isabel Preysler, con quien ha estado casado más de 26 años y con la que tuvo una hija.

A finales de los 80, pertenecía al círculo del exgobernador del Banco de España Mariano Rubio o del expresidente de Banesto Mario Conde, lo que le llevó a verse salpicado por el caso Ibercorp, un escándalo financiero que supuso la caída en desgracia de Mariano Rubio, pero del que Boyer salió indemne.

Nacido en el exilio familiar

Miguel Boyer nació el 5 de febrero de 1939 en la localidad francesa de San Juan de Luz, donde estaba exiliada su madre, Carlota Salvador, miembro de una renombrada familia de políticos liberales, como el dos veces ministro de Hacienda y gobernador del Banco de España, Amós Salvador y Tirso Rodrigáñez.

Hizo los bachilleratos español y francés en el Liceo Francés de Madrid. Se licenció en Económicas y Físicas con premio extraordinario por la Universidad Complutense de Madrid, y ejerció como profesor en la Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones de la capital. 

Fue militante socialista desde los años sesenta, lo que le costó varios meses de cárcel en Carabanchel y la expulsión de la Junta de Energía Nuclear, donde trabajaba como físico.

Después de trabajar en el servicio de estudios del Banco de España, fue subdirector del Servicio de Estudios del Instituto Nacional de Industria, del que fue nombrado director en 1974.

Entró a formar parte de la Ejecutiva socialista en 1976 y en las elecciones legislativas de 1979 fue elegido diputado del Partido Socialista Obrero Español por Jaén. Un año y medio más tarde renunció al acta por motivos profesionales, para convertirse en director de Planificación y Estudios del Instituto Nacional de Hidrocarburos (1981).

Entró en el primer gobierno de Felipe González, donde ocupó el puesto de ministro de Economía, Hacienda y Comercio desde el 3 de diciembre de 1982 al 6 de julio de 1985.

De la política a la empresa

Desde su salida de la política activa, Boyer ocupó distintos cargos relevantes en empresas públicas y privadas, como director de Planificación Estratégica de Explosivos Río Tinto, presidente del Banco Exterior de España, presidente de Cartera Central, vicepresidente de Construcción del Grupo de Fomento y Construcciones y Contratas (FCC).

Entre 1999 y 2005, fue presidente de la Compañía Logística de Hidrocarburos CLH y en diciembre de 2002 se incorporó como patrono a la Fundación de Análisis y Estudios Sociales.

En los años posteriores, fue designado consejero de Reyal Urbis y de Red Eléctrica de España, consejos en los que causó baja después de sufrir un derrame cerebral en la primavera de 2012.

Noticias

anterior siguiente