Enlaces accesibilidad

El presidente de Liberbank dice que no se fusionó con la CAM porque no se fiaba de su estado

  • La desastrosa situación crediticia de la CAM era conocida por su cúpula, dice
  • Cree que se hubieran precisado 1.000 millones para solventarlo

Por
Sede de la Caja de Ahorros del Mediterráneo
Sede de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. EFE

El presidente-consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, ha señalado este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, que investiga la responsabilidad de la antigua cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) en la quiebra de la entidad, que no se fiaba del estado financiero de la caja y que fue esta ruinosa situación la que provocó el fracaso en la creación del Banco Base, algo que ocurrió en marzo de 2011.

Menéndez, que fue llamado como testigo por el juez instructor Javier Gómez Bermúdez a petición de la defensa de uno de los imputados en esta causa, el exdirector de Planificación de la entidad Teófilo Sogorb, ha permanecido apenas media hora declarando y ha detallado de forma pormenorizada las razones de su desconfianza en la CAM, han señalado fuentes jurídicas.

Entre estas razones se encontraba la desastrosa situación crediticia de la entidad, que a su juicio hubiera precisado de una provisión de fondos de 1.000 millones de euros, según fuentes consultadas.

Además, ha señalado que esta circunstancia era conocida por la cúpula de la CAM, es decir por su expresidente Modesto Crespo, los exdirectores generales María Dolores Amorós y Roberto López y el que fuera director general de Inversiones y Riesgos de la caja Francisco Martínez García.

Tras la declaracción del presidente de Liberbank ha comparecido también como testigo el que fuera director de gestión de Recursos Humanos de la CAM Eduardo Severá. Tras su comparecencia, el abogado de Sogorb, José Antonio Choclán, ha renunciado al resto de testigos citados para los próximos días, entre ellos el administrador del FROB Benicio Herranz y el también responsable de Recursos Humanos Bernardo Chuliá.

El pasado 2 de julio, en este mismo contexto, un inspector del Banco de España declaraba que dos directivos de la quebrada Caja de Ahorros del Mediterráneo avalaron titulizaciones de créditos morosos lanzadas con objeto de maquillar las cuentas de la entidad.

Gómez Bermúdez mantiene imputados por presuntos delitos societarios, estafa y manipulación del precio de las cosas, a siete altos cargos del banco -entre ellos Crespo, Amorós y López- por llevar a la entidad a un "debilitamiento extremo" en "beneficio propio". El magistrado amplió las imputaciones, para incluir al que fuera director general de Inversiones y Riesgos de la caja Francisco Martínez García y al ex director general de Liquidez y Financiaciones Propias Juan Luis Sabater, a la vista de nuevas alegaciones presentadas por Sogorb.

Fracaso de la fusión del Banco Base

El proceso de integración de las cajas se prolongó desde septiembre de 2010, momento en que tomó vigencia el contrato de integración del SIP, hasta la creación en diciembre de 2010 del Banco Base.

Durante este plazo hubo una cesión de la soberanía de los órganos directivos de las cajas que pasó a manos del Comité de Integración del SIP.

El actual presidente-consejero delegado de Liberbank, ocupó en aquel entonces el cargo de director general de Banco Base y actuó como consejero delegado con plenas facultades de este Comité.

La fusión fría fracasó en marzo de 2011, momento en el que las asambleas de Cajastur, Caja Cantabria y Caja de Extremadura se opusieron a unirse a la vista de la ruinosa situación de la CAM.

Noticias

anterior siguiente