Enlaces accesibilidad

La CNMV multa a un exconsejero de Pescanova por no informar de la venta de sus acciones

  • Alfonso Paz-Andrade tendrá que pagar 100.000 euros por una infracción muy grave
  • Vendió 150.000 acciones un mes antes de que la empresa entrara en preconcurso
  • El todavía accionista no comunicó la operación en el plazo exigido por la ley

Por
Alfonso Paz-Andrade, exconsejero de Pescanova
Alfonso Paz-Andrade, exconsejero y accionista de Pescanova, en una imagen de archivo. EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha impuesto una multa de 100.000 euros al exconsejero y accionista de Pescanova Alfonso Paz-Andrade por incumplir sus deberes de comunicación y difusión de participaciones significativas al vender acciones de la pesquera sin informar al regulador cuando era consejero de la compañía gallega.

En concreto, Paz-Andrade redujo su participación hasta el 3,027% en febrero de 2013, un mes antes de que la firma se acogiera al preconcurso de acreedores, con la venta de 150.392 acciones por un importe de 2,55 millones de euros, si bien comunicó la operación el 29 de abril de ese mismo año.

Por ello, el organismo supervisor de los mercados considera que se trata de una infracción muy grave tipificada en la Ley del Mercado de Valores, en la que se recoge que todos los consejeros de compañías cotizadas están obligados a comunicar cualquier movimiento significativo en sus participaciones en el plazo de cuatro días hábiles bursátiles siguientes a la operación.

Dicha sanción, impuesta el pasado 24 de enero, se publica este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), tras haber sido declarada firme por la vía administrativa, y se suma a otra sanción impuesta también por la CNMV al expresidente de la firma Manuel Fernández de Sousa por 300.000 euros por una infracción muy grave, muy similar a la que se imputa a Paz-Andrade.

La multa impuesta al ex presidente se publicó en el BOE el pasado mes de abril y sanciona a Fernández de Sousa porque tampoco informó al regulador en los plazos establecidos de la venta de casi la mitad de su participación en la compañía antes del preconcurso de acreedores, hasta dejarla en un 7,45%.

Tanto Fernádnez Sousa como Paz-Andrade están imputados por el caso Pescanova, que juzga la Audiencia Nacional. En ese proceso se estudia el comportamiento de los administradores de esta sociedad gallega, que utilizaron información de las cuentas e informes de la entidad que no se ajustaban a la realidad, para proporcionar una imagen irreal de su situación económica y patrimonial, según figura en los autos de la causa.

Noticias

anterior siguiente