Enlaces accesibilidad

El Bundesbank ya no descarta que el BCE compre activos para impulsar el crecimiento económico

       
  • Podría comprar bonos soberanos y activos bancarios de calidad
  •    
  • También analiza que la banca pagase por dejar su dinero en la hucha del BCE
  •    
  • Así lo ha asegurado el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann
  •    
  • Es un cambio radical de la postura alemana sobre el papel del BCE

Por
Sede del BCE en Fráncfort
El símbolo del euro a las puertas de la sede del BCE. EFE EFE

El Bundesbank no descarta ahora posibles compras de activos por parte del BCE para impulsar el crecimiento de la zona euro y luchar contra la deflación, algo que rechazaba hasta ahora, lo que supone un cambio radical en la postura alemana sobre el papel del Banco Central Europeo y su capacidad de acción en esta crisis económica.

Así lo ha asegurado el presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Jens Weidmann, en una entrevista publicada este martes en la que asegura que el BCE podría considerar la compra deuda soberana o activos bancarios. Un programa de compra de activos similar es el que puso en marcha la Reserva Federal de Estados Unidos hace unos años y que ahora está retirando.

"Por supuesto, cualquer activo público o privado que pudiéramos comprar deberían cumplir determinados estándares de calidad", ha afirmado Weidmann, que también ha querido dejar claro que el BCE está estudiando ahora la eficacia, el coste y los efectos derivados de tomar estas medidas.

"En la actualidad estamos discutiendo la efectividad de estas medidas. Los  efectos buscados tienen que sopesarse frente a los costes y los efectos  colaterales", ha asegurado el presidente del Bundesbank.

En ese debate, uno de los puntos que hay que tener en cuenta es la prohibición legal que tiene el BCE de financiar a los Estados. Por eso Weidmann ha recalcado que, en este sentido, su postura será "estricta" y ha recordado que comprar bonos alemanes o franceses, además de los periféricos, no elude la prohibición anterior.

El BCE está prestando más atención al cambio del euro y a su impacto en la previsión de inflación. Para Weidmann, "un tipo negativo para los depósitos" de la banca en el BCE -es decir, lo que supondría que los bancos paguen por dejar su dinero en la hucha del BCE- "parece ser una medida más apropiada que otras" si no se quiere debilitar el euro.

Riesgo elevado de deflación

En la misma línea se ha pronunciado el eslovaco Jozef Makuch, también miembro del Consejo de Gobierno del BCE, quien ha señalado que los riesgos de deflación en la zona euro se han incrementado

"En cuanto a la deflación en la zona euro, desde luego hay un mayor riesgo deflacionario, que percibimos desde el BCE", ha afirmado Makuch en rueda de prensa recogida por Reuters.

"Esa es la razón por la que estamos preparando medidas no convencionales adicionales para evitar entrar en un entorno deflacionario", ha destacado Makuch en la conferencia.

Noticias

anterior siguiente