Enlaces accesibilidad

Las 20 mayores fortunas de España equivalen a los ingresos del 20% de la población más pobre

       
  • Intermón Oxfam advierte de la "tensión insoportable" en la sociedad española
  •    
  • La ONG denuncia el "secuestro democrático" por parte de las élites
  •    
  • Casi la mitad de la riqueza del mundo está en manos del 1% de la población

Por
Según Intermon Oxfam, la mitad de la riqueza mundial está en manos del uno por ciento de la población

La riqueza conjunta de las 20 mayores fortunas de España (77.000 millones de euros) equivale a los ingresos del 20% de la población más pobre del país. Esa es una de las conclusiones de un informe elaborado por Intermón Oxfam en el que denuncia que las élites económicas "están secuestrando el poder político para manipular las reglas del juego económico". En ese mismo documento, la ONG asegura que casi la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población.

La organización no gubernamental advierte de que 81 billones de euros, el 46% de la riqueza del planeta, está en manos de una minoría, un nivel de desigualdad "sin precedentes", que amenaza con "perpetuar las diferencias entre ricos y pobres hasta hacerlas irreversibles". (Ver documento en .pdf)

Según esos mismos cálculos, las 85 personas más ricas del mundo poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial.

Intermón ha publicado el informe titulado "Gobernar para las élites: secuestro democrático y desigualdad económica" de cara al Foro Económico Mundial que se celebra en la ciudad suiza de Davos a partir del próximo miércoles, y en él incorpora recomendaciones a los líderes que se reunirán allí, a quienes recuerda que tienen el poder de acabar con las desigualdades sociales.

"Tensión insoportable en la sociedad" española

El informe explica que "el caso de España es especialmente preocupante", debido al efecto de la crisis financiera y de las políticas que se han adoptado, "que han castigado de manera especial a las clases medias y a las personas más desfavorecidas". (Ver documento para España en .pdf)

Según ese documento, "que no se haya hecho recaer el esfuerzo económico para encarar la crisis en quienes tienen más recursos, junto con la impunidad con que se ha tratado a los responsables de la debacle financiera, y la falta de una actuación clara y contundente contra una corrupción cuyas evidencias se multiplican día a día, inocula una tensión insoportable en la sociedad" española.

España es el segundo país más desigual de la UE, por detrás de Letonia

"La crisis económica, financiera, política y social que padece España tiene buena parte de su origen precisamente en esas dinámicas perniciosas, donde el interés público y los procesos democráticos han sido secuestrados por los intereses de una minoría", explica en el documento el director de Intermón Oxfam, José María Vera.

Intermón destaca que España es el segundo país más desigual de Europa,  solo por detrás de Letonia, y asegura que, "antes de la crisis, el 20%  de los españoles más ricos ganaba 5,3 veces más que el 20% más pobre;  pero en 2011, esta cifra había aumentado a 7,5 veces". Así, advierte de  que si esa tendencia continúa, en 2025, "el 20% de los españoles más  ricos podría ganar en promedio 18 veces más que el 20% más pobre".

Por ello, Intermón Oxfam plantea que es urgente "tomar medidas claras para reducir la desigualdad, acabar con la riqueza y la pobreza extremas y promover los mecanismos que previenen que los intereses de las élites económicas y financieras sean los que marquen la agenda política, en detrimento de los intereses de la mayoría de la población".

Las instituciones del Estado han sido secuestradas por las élites y los poderes económicos

Para fortalecer la calidad democrática en España propone recuperar el Congreso de los Diputados como espacio de diálogo y de rendición de cuentas de los parlamentarios con la ciudadanía, fomentar una democracia participativa, promover un sector financiero transparente y combatir de manera inflexible la corrupción.

En su informe, Oxfam denuncia que lo que se está viviendo "en parte de Europa y en España en concreto, es una rotura entre las decisiones políticas y los compromisos de la política pública con la ciudadanía. Una nueva fase del capitalismo donde las instituciones del Estado han sido secuestradas por las élites y los poderes económicos, marginando al ciudadano de las decisiones políticas y degradando el sistema democrático que, de seguir así, podría llegar a convertirse en una farsa participativa que tan solo sirve para encubrir una progresiva concentración del poder".

La desigualdad, segundo riesgo a nivel mundial

Entre las propuestas que presentan a los líderes mundiales, pide que los países se comprometan a no utilizar paraísos fiscales para evadir impuestos, que no se utilice la riqueza económica para obtener favores políticos, que las inversiones sean públicas y que se destine la recaudación fiscal para proporcionar a los ciudadanos sanidad, educación y protección social universales.

El informe recuerda que el propio foro de Davos ha identificado la creciente disparidad de ingresos como el segundo riesgo más importante a nivel mundial, ya que estima que "está socavando la estabilidad social y atenta contra la seguridad a escala global".

La organización humanitaria calcula además que hay 13,6 billones de euros no registrados y en países de  baja tributación -los llamados paraísos fiscales-, por lo que, en realidad, la concentración de riqueza es  mucho mayor.

Según sus datos, 210 personas se incorporaron el año  pasado al club de los multimillonarios cuya fortuna supera los mil  millones de dólares, formado por 1.426 personas que concentran una  riqueza de casi 4 billones de euros.

Oxfam denuncia que la masiva concentración de los recursos económicos en  una minoría provoca un "secuestro democrático" por el que los gobiernos  pasan a servir a una élite acaudalada con "políticas fiscales injustas,  prácticas corruptas y arrebatando los ingresos naturales a los  ciudadanos".

En EE.UU., el 1% de más rico ha acumulado el 95% del crecimiento desde 2009

El texto sostiene que las medidas de austeridad  aumentaron la brecha de desigualdad en Europa, donde la fortuna de las  diez personas más ricas supera el coste total de las medidas de estímulo  aplicadas en la Unión Europea entre 2008 y 2010.

Por lo que respecta a Estados Unidos, mientras que "el 1% más rico ha acumulado el 95% del crecimiento total posterior a la crisis desde 2009, el 90% más pobre de la población se ha empobrecido aún más".

"No podemos pretender ganar la lucha contra la pobreza sin abordar la desigualdad; esta creciente lacra está creando un círculo vicioso en el que la riqueza y el poder están cada vez más concentrados en manos de unos pocos, dejando al resto de la ciudadanía las migajas", añade el responsable de esta organización no gubernamental.

Oxfam apunta además que el aumento de la desigualdad, una tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos 30 años, puede repercutir negativamente en el crecimiento económico y la reducción de la pobreza, así como también multiplicar los problemas sociales.

Noticias

anterior siguiente