Enlaces accesibilidad

Nueve de cada diez españoles cree que los más ricos no pagan más impuestos

  • Lo revela el sondeo anual del CIS sobre el sistema fiscal
  • Dos de cada tres ciudadanos opina que los tributos que pagan les revierten poco o nada
  • El 92% cree que hay mucho fraude fiscal y el 73% piensa que se hace poco para eliminarlo
  • Solo uno de cada cinco españoles, a favor de aumentar la libertad de horarios

Por

Casi nueve de cada diez españoles (el 88%) cree que los impuestos no se cobran con justicia, porque consideran que no pagan más quienes más tienen, mientras que dos de cada tres ciudadanos (66,3%) están convencidos de que pagan muchos impuestos, según el sondeo anual sobre "Opinión pública y política fiscal" del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El 92,2% considera que en España existe mucho o bastante fraude fiscal y el 30,5% opina que su efecto principal es que crea injusticias porque unos tienen que pagar lo que dejan de pagar otros.

En este sentido, el 73,3% considera que la Administración hace pocos o muy pocos esfuerzos para luchar contra ese fraude, y el 75,6% cree que debería dedicar más recursos para combatirlo.

Aunque el 84,6% de los ciudadanos está "más bien de acuerdo" con que engañar a Hacienda es hacerlo con el resto de los ciudadanos, el 43,2% cree que casi todo el mundo engaña algo al pagar sus impuestos y que la Administración ya cuenta con ello.

La encuesta muestra también que el 66,4% de los encuestados piensa que lo que paga en tributos al Estado les revierte poco o nada.

Se destina muy poco a Dependencia y Sanidad

Para el 61,6% de los encuestados se destinan muy pocos recursos para la ayuda a personas dependientes y un 58,5% opina lo mismo con respecto a la sanidad. Menos de la mitad (un 42,6%) cree que hay demasiados recursos para Defensa.

La encuesta incluye en esta ocasión preguntas específicas sobre el empleo autónomo, según las cuales más de la mitad de los españoles (54,8%) prefiere trabajar por cuenta ajena (empleado o asalariado), frente al 36,9% que elige hacerlo por cuenta propia (autónomo o empresario).

En cuanto a las razones, el 70,2% de quienes optan por un empleo por cuenta ajena alegan que es para tener un sueldo regular fijo. Mientras, el 56,2% de los que prefieren ser autónomos lo eligen para tener independencia personal, autorrealizarse y hacer tareas interesantes.

El 62% de los encuestados nunca ha pensado en poner un negocio y, en el caso de quienes se lo plantearon o se lo plantean, el 42,2% dice que se debe a que surgió la oportunidad y el 34,6% por necesidad.

En el caso de empezar un negocio, lo que más preocupa (al 40,4%) es la incertidumbre de los ingresos y para el 17,2% la posibilidad de quiebra.

Además, el 81,1% cree que es difícil poner en marcha un negocio en España y, de ellos, el 63,8% lo achaca a la falta de financiación y el 19,3% a que se exigen muchos trámites administrativos.

En cuanto a mantener el negocio, el 85,1% también piensa que es difícil: para el 44,4% debido a la falta de financiación y para el 20,2% por el problema del cobro de deudas del sector privado.

Por otra parte, el desconocimiento de las medidas de apoyo a los emprendedores aprobadas por el Gobierno es generalizado: el 69,4% no conoce el nuevo contrato de trabajo para este colectivo, el 67,9% desconoce la reducción de trámites de apertura al comercio, el 79,5% ignora la existencia de una bonificación del 50% en la cotización para los familiares de un autónomo que colaboren con su actividad y el 55,5% tampoco sabe que se puede cobrar la prestación por paro en un solo pago para jóvenes que inicien una actividad como autónomos.

Libertad de horarios comerciales

Respecto a la posibilidad de aumentar la libertad de horarios del comercio, casi uno de cada cinco españoles (un 16,2%) se muestra totalmente a favor de que se autorice una mayor libertad de apertura en domingos y festivos. La encuesta revela igualmente que un porcentaje similar, el 15,8% de los españoles, es contrario a esta medida.

Precisamente, dicho sondeo se realizó en julio, el mismo mes en el que el Gobierno aprobó una mayor liberalización de horarios comerciales.

La intención del Ejecutivo es aumentar a partir de enero de 2013 de ocho a diez el mínimo de domingos y festivos en los que podrá abrir el comercio en España, y de 72 a 90 horas semanales los horarios de apertura en días laborables.

Además, pretende potenciar las zonas de gran afluencia turística con una modificación de la normativa comercial que obligará al menos a 14 grandes ciudades a delimitar un área con libertad de apertura comercial en domingos y festivos.

Asimismo, según la encuesta del CIS, el 57,9% de los españoles está de acuerdo con que la reducción de trámites de apertura al comercio impulsará la creación de empresas, mientras que el 53,7% considera que creará empleo y el 38,2% cree que evitará el cierre de compañías.

La muestra de la encuesta, de ámbito nacional, fue de 2.471 entrevistas personales a domicilio en 238 municipios de 48 provincias y se realizó entre el 10 y el 23 de julio.

Noticias

anterior siguiente