Enlaces accesibilidad

Guindos confirma la recuperación y avanza un crecimiento del 0,3% en el cuarto trimestre de 2013

       
  • La caída interanual de la economía en 2013 se situaría en el 1,2 %
  •    
  • El Gobierno cumplirá con los objetivos de déficit, asegura De Guindos
  •    
  • La tasa de paro podría bajar del 25% en 2014, afirma el titular de Economía

Por
De Guindos adelanta que el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre de 2013 fue del 0,3%

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha avanzado que el PIB creció un 0,3% durante el cuarto trimestre de 2013, con lo  que se confirma que el país está ya "ante una recuperación, aún  frágil pero que es, por fin, recuperación". De esta manera, la caída interanual de la economía el año pasado se situaría en el 1,2 %.

Durante su comparecencia a petición propia ante la Comisión de Economía del  Congreso de los Diputados, el titular de Economía ha  recordado que ya hace unos meses que los indicadores macroeconómicos  apuntaban a un cambio de tendencia. "Entonces era una previsión. Hoy  es una realidad", ha señalado.

Así, según los servicios del Ministerio de Economía, el  crecimiento trimestral del PIB entre octubre y diciembre del pasado  año alcanzará el 0,3%, un dato "mejor" que el del tercer trimestre,  cuando la economía mejoró un 0,1%.

Según el ministro el desendeudamiento de las familias, así como la moderación de la inflación y la reducción de los costes laborales ha ayudado a la recuperación económica, al tiempo que también ha incidido en el importante ajuste que se ha producido en 2013 en los precios de la vivienda. Al respecto, ha dicho que los precios de la vivienda han caído de media algo más del 30% y que en algunos subsectores "se ha podido tocar suelo".

Asimismo, se ha referido a la corrección del déficit externo, de la balanza por cuenta corriente, "la mayor prueba de saneamiento de la economía española y que se intensificará en los próximos años".

El empleo muestra síntomas de "estabilización y  ligera mejoría"

"Iniciamos una nueva senda que será clave para volver a los anteriores niveles de renta y empleo", ha dicho, al tiempo que ha incidido en que hay que perseverar en el impulso reformista y en la reducción de la deuda externa.

Además, De Guindos ha afirmado que el Gobierno cumplirá con los objetivos de déficit estimados en el programa de sostenibilidad y estabilidad financiera.

Por otro lado, Luis de Guindos, ha  avanzado que el Ejecutivo mejorará las previsiones de empleo  contenidas en el último cuadro macroeconómico y rebajará la tasa del  paro desde el 25,9% previsto inicialmente al entorno del 25% o  "ligeramente por debajo". El empleo muestra síntomas de "estabilización y  ligera mejoría", ha señalado.

Esta situación, ha añadido el titular de Economía, permitirá que se pueda  crear empleo neto en la primera mitad del año, tanto en términos en  EPA como en contabilidad nacional, lo que supone un "hecho  fundamental" que pone de manifiesto que con tasas de crecimiento del  1% es posible crear empleo de forma sostenida, un hecho "inédito" en  la historia reciente que no habría sido posible sin la reforma  laboral.

Se buscan fórmulas para que el crédito llegue a las pymes

Respecto a las dificultades de las pequeñas y medianas empresas para acceder al crédito, De Guindos ha dicho que a pesar de la estabilización lograda en la concesión de financiación, esto "no es suficiente", y por ello, el Gobierno está trabajando en una nueva Ley Financiera que se aprobará a lo largo del primer trimestre del año.

Una norma que busca mejorar las condiciones de financiación bancaria, para hacerla "más accesible y eficaz para las pymes, con iniciativas que reduzcan el consumo de capital derivado de la financiación corporativa", ha dicho.

Además, la nueva norma prevé dar vías alternativas de financiación corporativa, como facilitar el acceso directo a los mercados de capital, para obtener recursos financieros, o la mejora de la eficiencia del uso de vehículos de inversión, para lo que se está llevando a cabo una revisión en profundidad del régimen del capital riesgo.

Sin embargo, Luis de Guindos ha dicho que el proceso de desendeudamiento del sector privado debe continuar, si bien el crédito tiene que fluir hacia sectores sanos y productivos de la economía. Al respecto, ha añadido que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) está contribuyendo de forma importante a la financiación empresarial, y en particular, a la de las pymes.

En 2013, el ICO concedió casi 14.000 millones, el 20% más que un año antes, y "con una tendencia marcadamente creciente según avanzaba el año", ha recordado el ministro, que ha añadido que de hecho, la financiación concedida en el cuarto trimestre fue la segunda mayor en toda la historia del Instituto. Para este año, ha estimado que el ICO proseguirá esta senda de mejora con un crecimiento aproximado del 20%, hasta un objetivo de 16.000 millones. Una previsión que se podría ampliar hasta los 24.000 millones si la demanda lo requiere.

En este sentido, el titular de Economía ha explicado que las entidades nacionalizadas también están haciendo "un esfuerzo importante de financiación", ya que han concedido crédito por un importe de más 28.000 millones en 2013. De este total, un 60% se ha destinado a empresas.

El banco malo vende 9.000 inmuebles en 2013

De Guindos ha informado, además, que la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Financiera (Sareb) ha vendido 9.000 inmuebles en 2013, año en el que la generación de caja bruta estimada es de más de 3.500 millones.

De ellos, 2.800 millones corresponden a cobros resultantes de activos financieros y el resto, a ingresos de activos inmobiliarios. Una generación de caja que permitirá al llamado banco malo "hacer frente sin problemas" a sus gastos y a su deuda, además de amortizar una parte importante de su deuda.

Un aspecto que tiene "un doble efecto positivo", ya que reduce el riesgo del Estado en la Sareb, y facilita liquidez directa a las entidades que han cedido sus activos.

A lo largo de este año, ha añadido, su actividad comercial se ha desarrollado siguiendo una estrategia multicanal a través de un canal mayorista, de venta de activos singulares, y otro minorista mediante las entidades que han cedido los activos.

La oposición reprocha el excesivo optimismo

No obstante, los grupos de la oposición han reprochado al ministro el "excesivo  optimismo"  que ha mostrado durante su comparecencia. Así, el portavoz de Economía  del PSOE, Valeriano Gómez, ha dicho que aunque se ha salido de la recesión, "falta una   enormidad para volver incluso a los niveles del inicio de la   legislatura", refiriéndose sobre todo al paro, la deuda   pública o las desigualdades.

También el portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y  diputado de IU, Alberto Garzón, ha considerado "excesivo" el  optimismo del Gobierno y ha recordado que también se habló de "brotes  verdes" en "otros tiempos de optimismo" sin una base sólida y,  finalmente, la economía volvió a caer.

Desde UPyD, el portavoz económico, Alvaro Anchuelo, ha reconocido  que hay algunos elementos "positivos" en la economía aunque ha recordado que también hay otros  negativos que el Ejecutivo pasa por alto, como el alto nivel de  desempleo, la precariedad del nuevo trabajo, el coste del saneamiento  del sistema financiero, el problema de las preferentes, la  corrupción, el "enorme esfuerzo fiscal" que se ha pedido a los  ciudadanos o la inestabilidad nacional, entre otras cosas.

Por su parte, el portavoz económico de  Amaiur, Rafael Larreina, ha señalado que las medidas financieras y la  actuación del BCE son los que están detrás de la mejora económica del último tramo del año, ya que las reformas del Ejecutivo sólo han  generado una disociación entre el ámbito financiero y la economía  real. Igualmente, la portavoz de CC-NC, Ana Oramas, ha considerado  "difícil" pensar que la recuperación de la que habla el Gobierno  trascienda "mucho más allá" de las empresas que cotizan en el IBEX  35.

También el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha reconocido que esa mejoría se  circunscribe sobre todo a la economía "especulativa" y no a la  economía real, que sigue sufriendo por la falta de crédito y, sobre  todo, por la destrucción de puestos de trabajo. "Con una tasa de paro del 26%, la recuperación es lenta y  extremadamente frágil", ha añadido.

Finalmente, el portavoz de Economía del PP, Vicente  Martínez-Pujalte, ha defendido que la actuación "en solitario y con  la oposición siempre en el 'no' y poniendo palos en la rueda" ha  permitido que "hoy se esté mejor que hace un año" aunque subrayando  que eso no significa que "hayamos llegado a la meta".

Noticias

anterior siguiente