Enlaces accesibilidad
Cumbre Europea

Francia y Alemania buscan un pacto con EE.UU. sobre espionaje

       
  • El objetivo será "establecer reglas para el futuro", según François Hollande
            
  •    
  • Buscan lograr una colaboración más estrecha de sus servicios de inteligencia
  •    
  • La iniciativa está también abierta al resto de países europeos
  •    
  • No contemplan suspender la negociación del tratado de libre comercio

Por
Francia y Alemania buscan un pacto con EE.UU. sobre espionaje

Francia y Alemania han acordado este jueves, primera jornada de la Cumbre Europea en Bruselas, impulsar de aquí a final de año la negociación con Washington de un marco de cooperación sobre las prácticas de los servicios secretos, en respuesta al supuesto espionaje sufrido por ambos países.

El objetivo de ese marco será "establecer reglas para el futuro", según ha indicado el presidente francés, François Hollande, en una conferencia de prensa, en la que también ha subrayado que "hay comportamientos y prácticas que no pueden aceptarse".

Según Hollande, la iniciativa está también abierta al resto de países europeos que quieran unirse, mientras que tratará de revitalizarse el grupo creado hace meses por la UE para discutir el asunto con Washington.

Exigencia de "verdaderos cambios"

"Vamos a hacer todo lo posible para lograr antes de fin de año un entendimiento común sobre la cooperación de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Alemania y Estados Unidos y Francia, respectivamente", ha confirmado la canciller alemana, Angela Merkel.

Para Hollande, es imperativo lograr "resultados" en esas conversaciones, pues "la confianza es esencial entre aliados".

La confianza es esencial entre aliados

El principio debe ser, "no se espía, tampoco en el futuro", ha señalado Merkel, que también ha exigido a Estados Unidos "verdaderos cambios" con respecto a las prácticas de los servicios de inteligencia.

La canciller ha asegurado que no ha cambiado su "comportamiento a la hora de comunicar", a raíz del supuesto espionaje por parte de Estados Unidos de su teléfono móvil. "No he cambiado mi comportamiento a la hora de comunicarme y tengo una lógica consistente en mis conversaciones. Cualquiera que habla conmigo escuchará siempre lo mismo", ha asegurado Merkel en rueda de prensa.

Al ser preguntada por si espera una disculpa de EE.UU., la canciller ha dicho que lo más importante ahora es que se cree de nuevo "una base para el futuro" entre ambos líderes, dado que "la confianza está dañada", algo que subrayaron hoy los Veintiocho con "preocupación".

La confianza está dañada

Hollande, por su parte, ha asegurado no tener información sobre posibles pinchazos a su teléfono celular y ha dicho que se toman las medidas necesarias para garantizar que sus conversaciones no son escuchadas.

Respecto a posibles medidas en respuesta al espionaje, ambos dirigentes dejaron claro que los Veintiocho no contemplan suspender la negociación en marcha con Washington para alcanzar un acuerdo de libre comercio con la UE.

Presunto espionaje británico a Italia

Angela Merkel ha mostrado "cierta comprensión" por el llamamiento del Parlamento Europeo (PE) a detener el acuerdo de intercambio de datos bancarios para la lucha contra el terrorismo en vigor con Estados Unidos, pero también subrayó que es necesario "estudiar las implicaciones legales" de tal medida.

El primer ministro de Italia, Enrico Letta, ha explicado a este respecto que los líderes de la UE han pactado una "declaración final que se sumará a las conclusiones del Consejo y que confirma que los europeos unitariamente quieren saber la verdad".

Letta ha afirmado que su homólogo del Reino Unido, David Cameron, se ha mostrado muy "constructivo y positivo" en este punto, en respuesta a las preguntas de los periodistas sobre un supuesto desencuentro que ambos habrían protagonizado.

Este se debería a unas informaciones que apuntaban a actividades de espionaje británico en Italia.

En este sentido, Hollande ha defendido la necesidad de "establecer un código de buena conducta entre europeos" para garantizar que los países del bloque no hacen lo que reprochan a otros.

Hollande se ha mostrado convencido de que habrá "más revelaciones" sobre el espionaje y ha abogado por actuar ya en lugar de esperar a que las nuevas informaciones aparezcan en la prensa.

También ha asegurado que los datos destapados por el extécnico de la CIA Edward Snowden terminarán por ser "útiles" y permitirán a los servicios secretos ser más eficaces y aumentar la protección de las libertades y derechos de los ciudadanos.

Búsqueda de "respeto mutuo y confianza"

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha subrayado al respecto que la colaboración entre la UE y Estados Unidos en materia de intercambio de información debe basarse en "el respeto mutuo y la confianza".

Van Rompuy ha explicado también que los Veintiocho han tomado nota de la iniciativa de Francia y Alemania para negociar directamente con Washington.

El político belga ha añadido que la cooperación de los servicios secretos "es vital para luchar contra terrorismo" y ha considerado que una falta de confianza "podría prejuzgar" esa necesaria cooperación.

Durante las casi siete horas que ha durado la primera jornada del Consejo Europeo, la atención de los líderes se ha centrado en el escándalo del supuesto espionaje de EE.UU. a los líderes de varios países europeos, desplazando la agenda inicial centrada en impulsar la economía digital y otros aspectos económicos.

Noticias

anterior siguiente