Enlaces accesibilidad

EE.UU. y Reino Unido espiaron las comunicaciones italianas, según el contacto de Snowden

       
  • Había un acuerdo con los servicios secretos italianos, según el periodista 
  •    
  • El gobierno alemán llama a consultas al embajador de EE.UU. 
  •    
  • La Comisaria de Justicia de la UE pide unidad frente a Washington

Por
Angela Merkel muestra un móvil del Gobierno en la feria de informática de Hanover, en marzo de 2013
Angela Merkel muestra un móvil del Gobierno en la feria de informática de Hanover, en marzo de 2013. REUTERS REUTERS/Fabrizio Bensch

El periodista estadounidense Glenn Greenwald, principal contacto del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden, ha desvelado que tanto Estados Unidos como el Reino Unido han espiado las comunicaciones italianas, según las declaraciones que recoge el semanario l'Espresso.

Greenwald, quien que ya había asegurado que Estados Unidos espiaba a algunos gobiernos latinoamericanos, como Brasil o México, ha asegurado que también se hacía lo mismo con los gobiernos europeos, entre ellos el italiano.

La entrevista se publicará el viernes, y L'Espresso, que este jueves publica una parte, puntualiza que fue hecha antes de que surgiese la noticia del posible "pinchazo" del teléfono móvil de la canciller alemana, Angela Merkel.

Precisamente por este supuesto "pinchazo", el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, ha convocado este jueves al embajador de EEUU en Berlín, John B. Emerson, para pedirle explicaciones. 

Según informa la corresponsal de RNE en Berlín, Aurora Mínguez, Merkel ha decidido cambiar de móvil y ha optado por uno que incorpora un chip anti-espionaje.

Acuerdo con los servicios secretos italianos

Según Greenwald, Italia, además de haber estado bajo el control del PRISM, el programa de vigilancia electrónica puesto en marcha por los servicios secretos estadounidenses, también ha sido espiada por un programa británico, conocido como Tempora.

Los servicios secretos británicos espiaban en Italia los cables de fibra óptica por los que corren las llamadas de teléfono, los correos electrónicos y el tráfico de Internet, ha revelado el periodista.

Para esta recogida de datos, según los documentos de Snowden, se contaba con un "acuerdo" con los servicios secretos italianos.

Las informaciones interceptadas viajaban, agrega Greenwald, en los cables de fibra óptica submarinos "SeaMeWe3", que tiene un terminal en la localidad siciliana de Mazara del Vallo, y SeaMeWe4, que pasa por Palermo.

Las informaciones recogidas por los británicos, añade el periodista y abogado estadounidense, eran después intercambiadas con las de la NSA.

Los británicos no sólo se ocupaban de seleccionar los datos relativos al terrorismo, sino también "a las intenciones políticas de los Gobierno extranjeros", señaló Greenwald.

También se recogían datos sobre "la cesión de tecnologías avanzadas o con potencialidades bélicas", así como sobre "negociaciones comerciales legales que realizan las empresas italianas hacia los países árabes", añade el semanario.

Otros documentos del programa Tempora "hacen referencia a la posibilidad de buscar datos que apoyen el bienestar económico del Reino Unido".

Este miércoles, el primer ministro italiano, Enrico Letta, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, abordaron en Roma este tema. Letta pidió a Kerry que se investigue la veracidad de las informaciones.

La UE busca unidad frente a Washington

El asunto del espionaje de EE.UU. y la protección de datos será uno de los temas de la cumbre europea que se celebra este jueves en Bruselas.

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Viviane Reding, ha reclamado a los líderes europeos unidad para responder al supuesto espionaje estadounidense y para poder negociar de igual a igual con Washington las cuestiones relativas a la protección de datos.

"Ahora es momento para la acción y no sólo para las declaraciones en la cumbre de la UE", ha señalado la portavoz Mina Andreeva, que leía un mensaje de la comisaria.

Para Reding, la aprobación de una reforma de la ley de protección de datos sería una "declaración de independencia para Europa", pues le permitiría "presentarse de forma creíble ante EEUU y negociar de igual a igual". "Sólo si estamos unidos seremos creíbles", subrayó la portavoz.

El mensaje del Ejecutivo comunitario coincide con el expresado esta semana por el Parlamento Europeo (PE), que reclamó a los líderes de los Veintiocho un apoyo claro a la futura normativa de protección de datos, más estricta que la actual y que buscará evitar casos de espionaje.

Los llamamientos de la CE y de la Eurocámara buscan conseguir que la legislación sea aprobada antes de las elecciones europeas de mayo de 2014, pues en caso contrario se retrasaría durante meses.

Noticias

anterior siguiente