Enlaces accesibilidad

Merkel pide explicaciones a Obama ante la sospecha de que EE.UU. 'pinchó' su móvil

       
  • La Cancillería tiene información de que el teléfono fue puesto bajo vigilancia
  •    
  • Merkel ha telefoneado a Obama para pedirle explicaciones
  •    
  • El presidente de EE.UU. ha negado que espiaran su teléfono móvil

Por
Alemania sospecha que EE.UU. 'pinchó' el móvil de Merkel

La Cancillería alemana sospecha que los servicios secretos de EE.UU. podrían haber espiado durante años el teléfono móvil personal de Angela Merkel. La canciller ha pedido explicaciones esta misma tarde a Barack Obama, que lo ha negado todo.

"El Gobierno federal ha obtenido información que afirma que el teléfono móvil de Angela Merkel podría haber estado bajo vigilancia de los servicios americanos", señala un comunicado de la Cancillería.

Merkel le ha trasladado a Obama su protesta ante tales prácticas que, de confirmarse, "son  totalmente condenables y absolutamente inaceptables" y que dos países "socios y amigos" como Alemania y Estados  Unidos no deben permitir ese tipo de espionaje de las comunicaciones.

"El Gobierno federal ha recibido informaciones que apuntan a que el  teléfono móvil de la canciller es espiado posiblemente por los servicios  estadounidenses" ha manifestado el portavoz de la canciller Steffen Seibert, quien ha advertido que de confirmarse sería "un grave abuso de confianza". 

Obama ha asegurado a Merkel, en una llamada telefónica, que "Estados Unidos no está monitoreando ni monitoreará sus comunicaciones", según ha afirmado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria.

Sospechas "plausibles"

Una inspección realizada por los servicios de información alemanes y la  Agencia federal de seguridad ha llevado al Gobierno germano a considerar  que la sospechas de espionaje son "plausibles", motivo por el que se  han pedido explicaciones a la administración estadounidense.

EE.UU. espía 500 millones de comunicaciones alemanas al mes

Cuando saltó a los medios el escándalo del espionaje estadounidense por  las informaciones filtradas por el excanalista de la Agencia Nacional de  Seguridad estadounidense (NSA) Edward Snowden, Berlín ya requirió  aclaraciones a Washington.

Según informó este verano el semanario Der Spiegel, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. almacena mensualmente unos 500  millones de comunicaciones telefónicas o por internet en Alemania.

El exanalista de la CIA, Edward Snowden, había denunciado en ese mismo diario que los servicios de inteligencia alemanes conocían el programa de espionaje masivo de EE.UU., pero no informaron de ello a las autoridades políticas.

Berlín y París convocaron respectivamente a los embajadores de EE.UU. el pasado mes de juli para pedirles explicaciones por las supuestas prácticas de espionaje al considerarlas "inaceptables" y propias de la Guerra Fría.

Noticias

anterior siguiente