Enlaces accesibilidad
Resultados elecciones catalanas

La deriva soberanista de CiU duplica los escaños de ERC y triplica a C's como opción constitucional

       
  • Mas logra el segundo peor resultado histórico para CiU en porcentaje de votos
  •    
  • ERC aglutina el voto independentista y duplica votos pero no supera su techo
  •    
  • El PSC logra su peor resultado y volverá a remover las aguas en Ferraz
  •    
  • El PPC logra su mejor resultado, pero Ciutadans frena su ascenso
  •    
  • Las fuerzas de izquierdas, excepto PSC, suben tras los recortes de Mas
  •    
  • Los partidos que votaron por la consulta no logran los dos tercios del Parlament

Por

La deriva soberanista de CiU duplica los escaños de ERC

La apuesta soberanista del presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha supuesto una clara derrota para CiU -pese a ganar, ha perdido 12 escaños- y ha acabado beneficiando a ERC, que ha duplicado sus diputados aglutinando el voto independentista, y a Ciutadans, que ha triplicado sus escaños (9) y ha acaparado el voto más claramente contrario a la independencia que no ha conseguido movilizar el PP, que, pese a lograr su mejor resultado, solo ha sumado uno más que en 2010 (19 diputados).

En las elecciones con la mayor participación de la historia de Cataluña -más del 69%-, el PSC sufre su peor resultado histórico en porcentaje de votos (21 escaños y el 14,88%) y queda relegada a la tercera fuerza del arco parlamentario catalán. No obstante, el mal resultado se amortigua si se tiene en cuenta que los socialistas se mantienen como la segunda fuerza en número de votos y que no se han cumplido las peores previsiones de las encuestas, que rebajaban a 16 o 18 los diputados socialistas.

Además, el mal resultado socialista vuelve a remover las aguas en Ferraz, donde el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a duras penas pudo aguantar el temporal del fracaso electoral de las gallegas y vascas.

El 25N ha traído el Parlament más soberanista de estos 32 años y CiU y ERC superarían por poco la mayoría absoluta, con su suma de 71 escaños -la mayoría parlamentaria está en 68-. No obstante, las fuerzas que votaron a favor de la convocatoria de una consulta soberanista en la nueva legislatura -CiU, ERC, ICV-EUiA, Solidaritat y Democracia Cristiana- no han logrado los dos tercios de la Cámara catalana (90 escaños), al quedarse en 87 diputados. Esos 90 diputados son los necesarios para cambiar el Estatut de Cataluña o reformar la ley electoral.

La lectura de las urnas muestra que CiU le ha hecho el trabajo sucio a ERC y, en su alineación a la cabeza de la 'manifestación' independentista, les ha salido el tiro por la culata.

Pero, además, desde una lectura no soberanista del resultado, parece claro que los recortes del Govern de Mas le han pasado factura con el triunfo de los partidos izquierdistas en el Parlament: suben ERC, ICV-EUiA -que logra su mejor resultado y suma tres diputados más (13)- y la fuerte irrupción de Candidatura d'Unitat Popular (CUP), el partido asambleario independentista, que ha logrado tres escaños; aunque el PSC baja ocho escaños. En total, los partidos que más han arremetido contra los recortes de Mas, y también contra los de Rajoy en el Gobierno central, suman 57 escaños -sin contar al PSC, suman 37 frente a 24 diputados en 2010-.

CiU cosecha su segundo peor resultado histórico

El adelanto electoral con el que Artur Mas perseguía lograr una mayoría absoluta que le permitiera gobernar con comodidad, no le ha dado el resultado que esperaba, como le ocurrió al expresidente asturiano Francisco Álvarez Cascos -que perdió las elecciones en marzo pasado-. Aunque sigue siendo, como ha ocurrido en las diez elecciones autonómicas celebradas hasta la fecha, el partido más votado en número de escaños.

Es más, los nacionalistas han cosechado el segundo peor resultado de su historia, solo por detrás de las primeras elecciones autonómicas, las de 1980: CiU se ha quedado en el 30,59% de los votos y 1.095.488 votos con el 98,73% escrutado, unos 100.000 menos que en 2010. En 1980 se quedaron en el 27,83% y 43 diputados. En número de escaños, en 2003 y 2006 lograron menosde los 50 actuales, pero con el 30,94 y el 31,52% de los sufragios, respectivamente.

CiU solo ha logrado mejores resultados que en 2010 -con un aumento mínimo- en ocho de las 41 comarcas catalanas: Garrigues, Osona, Pallars de Jussà, Pla d'Urgell, Pla d'Estany, el Priorat, Segarra y Urgell. No obstante, es la fuerza más votada en todas las comarcas menos en el Bajo Llobregat, única parte importante del 'cinturón rojo' catalán que se mantiene fiel al PSC.

ERC, duplica escaños y logra su segundo mejor resultado

Por su parte, Esquerra Republicana de Catalunya prácticamente ha doblado sus porcentajes de votos en todas las comarcas catalanas hasta sumar 21 escaños, más del doble que en las elecciones catalanas de 2010 (10 diputados), y el 13,65% de los sufragios. ERC suma así más de 269.000 votos más que hace dos años.

Los independentistas, no obstante, no alcanzan su mejor resultado histórico, puesto que en 2003 sumaron 23 escaños y el 16,5% de los votos, con un total de 544.324 votos, unos 26.000 votos más que en estas elecciones.

ERC le ha restado votos a CiU en todas las comarcas catalanas, aunque no la ha superado en votos en ninguna, y, si llega a un acuerdo con CiU, podría volver al Gobierno catalán tras su presencia en los tripartitos de 2003 y 2006.

El 'cinturón rojo' sangra al PSC y profundiza el hundimiento del PSOE

La gran debacle de los socialistas de Pere Navarro, el candidato que peor resultado ha conseguido para el PSC en la historia de Cataluña, profundiza aún más el hundimiento de la nave de Ferraz -que va a pique desde la derrota electoral de Zapatero hace justo un año- y volverá a remover las aguas del debate del liderazgo de un muy cuestionado Rubalcaba.

La sangría del 'cinturón rojo' catalán, que empezó en las elecciones catalanas de 2010, se hace aun mayor en esta cita electoral y solo en el Bajo Llobregat los socialistas aguantan el tipo y se sitúan como la fuerza más votada, por encima de ERC. El descalabro socialista es especialmente llamativo en Barcelona capital, donde quedan relegados a la cuarta fuerza por detrás de CiU, PP y ERC.

No obstante, los resultados del PSC no son todo lo malos que vaticinaban las distinas encuestas electorales, y 'solo' pierden 50.000 votos con respecto a 2010, aunque sí caen cuatro puntos en porcentaje de voto, con un 14,46%.

El PPC amplía su techo, pero C's le resta votos

El PP catalán, con Alicia Sánchez-Camacho, logra su mejor resultado histórico en escaños y número de votos desde 1995, con 21 y más de 469.000 frente a 17 y 421.000 sufragios, aunque no mejora por muy poco el porcentaje de votos, que se queda en un 13,01%, frente al 13,08 de hace 17 años.

Pero los populares no han logrado movilizar a todo el voto constitucionalista claramente opuesto a la consulta soberanista -el PSC se mostró en campaña partidario de hacer un referéndum en el que defendería el 'no' a la independencia-. En estas aguas los claramente vencedores han sido los Ciudadanos (C's) de Albert Rivera, que han triplicado los escaños, pasando de tres a nueve.

C's, junto a ERC los grandes triunfadores de la noche electoral, han sumado casi 170.000 votos más que en los comicios de 2010, con casi 274.000 y un porcentaje de voto del 7,59%.

En el lado opuesto, el claro perdedor de los comicios ha sido Solidaritat Catalana per la Independencia (SI), que ha perdido los cuatro diputados que tenía en el Parlament.

CiU se deja muchos votos en las capitales y los grandes municipios

Los nacionalistas de CiU se han dejado muchos votos, respecto a 2010, en las capitales de provincia catalanas, con entre 11 y un siete puntos menos, excepto en Girona -donde solo bajan un punto-. En los otros grandes municipios de más de 100.000 habitantes, CiU ha caído entre el 10 % y el 14 %, mientras han hecho crecer los votos de PP, ICV-EUiA, Ciutadans y CUP.

CiU ha sido el partido más votado en Terrassa, la ciudad de la que es alcalde Pere Navarro, y en Sabadell y Mataró, pero el PSC, pese a perder porcentajes, ha logrado resistir como fuerza más votada en las segunda ciudad de Cataluña, L'Hospitalet de Llobregat, y en Santa Coloma de Gramenet. En estas dos ciudades del área metropolitana de Barcelona, el PP adelanta a CiU y se sitúa como segunda fuerza y Ciutadans supera a ERC.

Los socialistas también han logrado vencer en Badalona, una ciudad donde el alcalde es del PP, que ha mantenido su porcentaje de votos, aunque ha visto como ERC y C,S han duplicado sus resultados e ICV-EUiA ha crecido notablemente, una tónica que han seguido todas las ciudades del cinturón industrial de Barcelona. 

Noticias

anterior siguiente