Enlaces accesibilidad
CANDIDATO DEL PSC

Pere Navarro, el alcalde de Terrasa que quiere frenar el declive del PSC

       
  • Su carrera política ha estado siempre vinculada a Terrasa
  •    
  • Su propuesta de una consulta en Cataluña no gusta al PSOE nacional
  •    
  • El PSC se enfrenta a unos sondeos que vaticinan su peor resultado electoral

Por

NAVARRO ABANDERARÁ UN MODELO DE ESPAÑA FEDERAL DONDE BARCELONA SEA COCAPITAL
El candidato del PSC a las elecciones catalanas del 25N, Pere Navarro. EFE EFE/Alberto Estévez

Pere Navarro, candidato del PSC

NACIMIENTO: 23/12/1959. Terrasa (Barcelona)

FORMACIÓN: Licenciado en Biología

CARGOS: Alcalde de Terrasa desde 2002. Primer secretario del PSC desde 2011

Hasta hace apenas diez meses, Pere Navarro (1959), candidato del PSC en las elecciones catalanas, era una cara casi desconocida más allá de Terrasa (Barcelona).

Cuando se convirtió en primer secretario general del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) en diciembre de 2011, pocos le conocían fuera de los límites del municipio del que es alcalde desde 2002. 

Pero, desde entonces, hasta ahora su carrera política ha ido en sexta velocidad y ahora es candidato a la Presidencia de la Generalitat catalana, en una elección que tuvo que hacerse de forma precipitada. 

En plena carrera electoral catalana, la cara de Navarro ya se ha hecho más conocida, incluso fuera de Cataluña, a raíz de su propuesta electoral de promover una reforma federal de la Constitución para que Cataluña celebre una consulta legal. Aunque aclara que el PSC votaría en contra de la independencia, el PSOE nacional se ha desmarcado de la propuesta

Carrera política en Terrasa

Pere Navarro i Morera ha desarrollado prácticamente toda su carrera política y su vida personal en Terrasa, la cuarta ciudad catalana en número de habitantes (250.000), en la que nació hace 52 años. 

Casado y con dos hijas, el candidato socialista es licenciado en Biología por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y especializado en microbiología -llegó a ejercer en una clínica de Terrasa-. 

Su carrera política la inició con apenas 17 años. En 1977 ya era militante del PSC y se convirtió en uno de los fundadores de las Juventudes Socialistas de su municipio. En 1987 fue elegido concejal de Terrasa y hasta 2002 ocupó diversas concejalías, a la vez que en 1994 se convirtió en primer secretario del PSC de Terrasa.

En abril de 2002, Pere Navarro se convirtió en alcalde de Terrasa tras renunciar al cargo el socialista Manuel Royes tras 23 años en el poder. La siguiente legislatura, tras ganar las elecciones municipales de 2003, volvió a sentarse en el sillón de la Alcaldía y repitió en los comicios de 2007 y 2011.

El 17 de diciembre de 2011 fue elegido primer secretario del PSC con el 73% de los votos en sustitución de José Montilla, que dimitió en 2010, tras imponerse a Joan Ignasi Elena y después de que su gran rival, la apuesta del sector más catalanista, Angel Ros, retirara su candidatura a última hora. Tras apenas nueve meses en el cargo, el 30 de septiembre de 2012 fue proclamado candidato del PSC a la Generalitat, también con el 73% de los votos, imponiéndose a Montserrat Tura.

Momento difícil para el PSC

El adelanto electoral de las elecciones catalanas al 25N, cogió por sorpresa a un Pere Navarro que aún estaba aprendiendo a moverse por los pasillos de la sede central del PSC de la calle Nicaragua de Barcelona. Le obligó, incluso, a incumplir una de sus promesas al ser elegido líder del PSC, la de celebrar primarias abiertas a los militantes para elegir al candidato a la Generalitat.

Pero los ritmos en política son imprevisibles, y el todavía alcalde se presenta a unas elecciones a las que el PSC llega en uno de sus peores momentos históricos y con el temor de que las cosas se agraven aún más. Así, se prevé un importante descenso en el número de escaños, según los sondeos de los medios catalanes -dan al PSC entre 20-21 escaños, frente a los 28 de 2010, que ya fueron el peor resultado de la historia del PSC y motivaron la dimisión de José Montilla-.

Ante este panorama, Navarro tiene depositada su confianza en los electores indecisos -un tercio de sus votantes no sabe si les volverá a votar y otro tercio votará a otro partido, según el sondeo de El Periódico-. 

Además, el índice de popularidad del candidato del PSC es muy bajo y, según esa misma encuesta, suspende con una nota de 3.8, por detrás de Oril Junqueras (ERC), Artur Mas (CiU), Joan Herrera (ICV-EUiA) y López Tena (Solidaritat).

Propuesta de consulta y distanciamiento del PSOE nacional

Pero el principal factor que se ha puesto en juego en la arena política catalana es el del debate soberanista. Y, en su afán de buscar un hueco político entre el independentismo de CiU y el discurso constitucionalista del PP catalán, el PSC de Navarro ha lanzado una apuesta por una reforma de la Constitución que permita un referéndum en Cataluña en el que ellos votarían en contra de la independencia.

Con esta propuesta en su programa electoral, Navarro consigue calmar a las voces catalanistas y críticas contra el secretario general se dejan oír dentro del Partit, pero se distancia del PSOE nacional. El líder nacional del PSOE, cuyo liderazgo está muy cuestionado tras los malos resultados electorales del 21-O, se ha apresurado a decir que "no comparte" la fórmula defendida por el PSC, aunque entiende que haya entrado en ese debate.

Con estos frentes abiertos, Pere Navarro se presenta a unas elecciones catalanas tras las que, ya ha anunciado, dejará la Alcaldía de Terrasa para dedicarse plenamente al PSC. Será otro cambio importante en su vida. Uno más en el último año.

Noticias

anterior siguiente