Enlaces accesibilidad

Netanyahu ha pedido que se marquen "líneas rojas" a Irán para que cese su programa nuclear

       
  • Asegura que tendría uranio para un arma nuclear "antes del próximo verano"
  •    
  • Teherán lo niega y dice que es "absolutamente pacífico"
  •    
  • Respecto a Palestina, ha dicho que espera que reconozca "al único Estado de Israel"

Por
Netanyahu, ante la ONU
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pronuncia un discurso la Asamblea General de la ONU. AFP

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha asegurado en la ONU que la principal amenaza para la paz mundial es un Irán con un arma nuclear, por lo que ha pedido que se marquen "líneas rojas" a Teherán para que detenga su programa atómico.

"Nada amenaza más la paz mundial que un Irán con un arma nuclear", ha dicho Netanyahu ante la Asamblea General, donde ha lamentado que ni las sanciones ni la diplomacia han frenado los esfuerzos a Irán por obtener armas nucleares.

Ha asegurado que ya es "tarde, demasiado tarde" para detener la amenaza que plantea Irán para el mundo, ya que, según ha demostrado con un diagrama que presentó ante el plenario de la ONU, Teherán podría tener suficiente uranio enriquecido para lograr un arma nuclear "antes del próximo verano".

Irán está sometido a sanciones internacionales del Consejo de Seguridad de la ONU, y también de la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países, por el convencimiento de que su programa nuclear podría tener una vertiente nuclear, Teherán lo niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.

Las líneas rojas que propone Israel

"Si se le impone una línea roja clara, cederá", ha dicho el primer ministro israelí, quien ha afirmado que, si Irán accede a un arma nuclear, tendría efectos similares a que la red terrorista Al Qaeda también lo hiciera.

Esas líneas rojas son la solución "pacífica" que propone Israel ya que, por el momento, ha dicho Netanyahu, "la diplomacia no ha funcionado", pues Teherán la ha utilizado "para ganar tiempo y avanzar su programa nuclear", y las sanciones -"las más severas que se le han impuesto"- tampoco han detenido el programa nuclear iraní.

"Las líneas rojas no conducen a la guerra, sino que la previenen", ha explicado el israelí, para quien "las líneas rojas de la OTAN mantuvieron la paz en Europa casi alrededor de medio siglo", como también evitaron un conflicto las medidas del presidente estadounidense John F. Kennedy en la Crisis de los Misiles de Cuba de 1962.

Netanyahu ha pedido concretamente una medida que frene los esfuerzos iraníes por enriquecer uranio, algo que para lo que se requiere "mucho tiempo" en las "todavía vulnerables" plantas iraníes, pero que podría lograr en 2013, cuando se encaminaría "al paso final".

Pocas palabras para los palestinos

Netanyahu ha centrado su mensaje en el plenario de la ONU en Irán y su programa nuclear, mientras que ha dedicado poco espacio al conflicto con los palestinos y el estancado proceso de paz.

"No solucionaremos nuestro conflicto con discursos ante la ONU, ni con declaraciones unilaterales de Estado, sino que tenemos que sentarnos a dialogar para que un Estado palestino desmilitarizado reconozca al único Estado de Israel", ha señalado minutos después de la intervención del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Abás había emplazado a la Asamblea General de la ONU a que reconozca a los palestinos como Estado no miembro del organismo internacional, lo que le abriría las puertas a acceder a distintas de sus agencias e instituciones. 

Noticias

anterior siguiente
-->