Enlaces accesibilidad

Ban Ki-moon dice que Siria no ha cumplido el alto el fuego y pide el envío de 300 observadores

       
  • Ban Ki-moon propone al Consejo de Seguridad el envío de 300 observadores
  •    
  • El organismo evaluará este jueves la propuesta, pero no la implementará aún
  •    
  • La avanzadilla de observadores visita este jueves la localidad de Deera

Por
Damasco y la ONU cierran el acuerdo para el envío de más observadores a Siria

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha explicado en una carta al Consejo de Seguridad de la ONU que Siria no ha cumplido "plenamente" con el alto el fuego y aún tiene que enviar una "señal clara" acerca de su compromiso de paz. Así mismo, Ban ha solicitado el despliegue inicial de hasta 300 observadores desarmados, pese a la "precaria" situación, deben comprobar el cumplimiento del alto el fuego.

"Deseo una acción rápida del Consejo de Seguridad. No es una misión que no entrañe riesgos, pero creo que puede contribuir a lograr la paz y un acuerdo político que refleje la voluntad del pueblo sirio", ha dicho Ban tras reunirse con los miembros del máximo órgano de decisión de la ONU.

"El cese de violencia armada es manifiestamente incompleta"

"El cese de la violencia armada es manifiestamente incompleta", ha apuntado Ban, quien ha añadido que "los incidentes violentos y los informes de víctimas se han intensificado en los últimos días, así como los informes de bombardeos contra la población civil y los abusos cometidos por las fuerzas del régimen de Bachar al Asad.

"La fragilidad de la situación pone de relieve la importancia de tomar las medidas necesarias que puedan permitir la supervisión y vigilancia imparcial", ha explicado Ban. Horas antes de que se hiciera pública la carta del secretario general de Naciones Unidas, Susan Rice, presidenta de turno del máximo órgano internacional de seguridad, denunciaba que los observadores se enfrentan a numerosas "dificultades para operar con la libertad necesaria".

En Siria se encuentra un primer equipo de observadores --dirigido por el coronel marroquí Ahmed Himmiche-- que trabaja ya sobre el terreno. Precisamente este miercoles, un tiroteo en el pueblo sirio de Erbin interrumpía la visita de un grupo de ellos a la localidad. Según Rice, el pequeño contingente de observadores debe tener "la capacidad de operar y moverse libremente y sin impedimentos" por Siria.

Propuesta de Ban Ki-moon

Estaba previsto que Ban, quien ha regresado este miércoles de un viaje a Europa, desvelara en la carta dirigida a la presidencia del Consejo de Seguridad el número de observadores que pretende mandar a Siria.

Ban avanzó el lunes su intención de enviar una misión de 250 observadores,  aunque consideró esa cifra "insuficiente". Finalmente, el secretario general de Naciones Unidas ha decidido que sean 300 los observadores que viajen al país árabe, aumentando en 50 la cifra propuesta inicialmente.

Siria consideraba que la llegada de 250 observadores era adecuada, según defendió en Pekín el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid  al Mualem, quien pidió además que esos nuevos observadores provengan de  países como Brasil, Rusia, India, China o Sudáfrica, las naciones más  reticentes a condenar a Damasco. Ahora, habrá que ver cómo reacciona el régimen a la nueva propuesta de Ban.

El máximo órgano de decisión de la ONU se  prepara para analizar este jueves a las 13.00 GMT (15.00 hora peninsular  española) la propuesta de Ban. El Consejo no tomará ninguna medida para implementar la propuesta hasta la próxima semana,  cuando reciba un nuevo informe de Kofi Annan sobre la evolución de la  situación en Siria, donde, desde que comenzaron las protestas contra el  régimen de Al Asad, más de 9.000 personas han muerto, según la ONU.

Cuatro días de misión en Siria

Entretanto, el equipo inicial de observadores militares no armados de Naciones Unidas está en Siria por cuarto día consecutivo para supervisar la aplicación del plan de paz de Annan. Este jueves visita la localidad de Deraa

La violencia persiste en el país, donde este miércoles se dejó sentir, entre otras partes, en Erbin, población cercana a Damasco y visitada también este mismo miércoles por la avanzadilla de observadores, aunque no ha trascendido si el equipo presenció el intercambio de fuego en el lugar.

Pese a su presencia, las fuerzas gubernamentales lanzaron este miércoles ataques y practicaron detenciones contra los rebeldes en Homs (centro), Idleb (norte), Deraa (sur) y los alrededores de Damasco, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los opositores Comités de Coordinación Local.

Ante esa situación, crece la preocupación entre los miembros del Consejo, ya que no quieren arriesgarse a que la misión acabe fracasando, como ya ocurriera con el componente que la Liga Árabe envió al país a principios de año.

Acuerdo para la ampliación de la misión de observadores

La ONU y el Gobierno de Siria han firmado este jueves en Damasco el acuerdo que sentará las bases para el despliegue de los cascos azules que supervisarán el alto el fuego en el país.

Siria y la ONU firman el acuerdo para el despliegue de los observadores

Ahmad Fawzi, portavoz del enviado especial del secretario general de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, ha informado en un comunicado de que se trata de un acuerdo sobre los términos del Protocolo que regirá la misión de la avanzadilla de observadores y, posteriormente, el despliegue de un Mecanismo de Supervisión (UNSM).

Se prevé que 300 observadores integren el UNSM, cuya misión será vigilar y consolidar el cese de la violencia "de todas las partes y en todas sus formas y la aplicación del plan (de pacificación) de seis puntos del enviado especial conjunto", señaló Fawzi.

"Este acuerdo detalla las funciones de los observadores en el cumplimiento de su mandato en Siria y la tareas y responsabilidades del Gobierno sirio a este respecto", agregó el portavoz, que indicó que la oficina de Annan está teniendo también conversaciones con los grupos armados de oposición sobre el despliegue de la ONU.

Noticias

anterior siguiente