Enlaces accesibilidad

El fundador de Megaupload seguirá en prisión en Nueva Zelanda al menos un día más

Por
El fundador de Megaupload seguirá en prisión al menos un día más

Un tribunal de justicia neozelandés ha dejado este lunes vista para sentencia la petición de libertad bajo fianza solicitada por el fundador del portal Megaupload, Kim Schmitz, en prisión preventiva y cuya extradición ha sido solicitada por Estados Unidos por piratería informática.

Al final de la vista, que ha durado alrededor de cuatro horas, el juez a cargo del caso David McNaughton, indicó que el fallo será anunciado mañana martes o este próximo miércoles.

La vista se ha centrado en la petición de libertad provisional bajo fianza para Schmitz, más conocido por Dotcom, y detenido el pasado viernes en la ciudad neozelandesa de Auckland junto a otros tres directivos de la empresa con sede en Hong Kong.

Con Schmitz fueron detenidos los también alemanes Finn Batato, de 38 años y jefe técnico del portal, y Mathias Ortman, de 40 años y cofundador de MegaUpload, así como el holandés Bram van del Kolk, de 29 años.

Existe un "gran riesgo" de que Schmitz se fugue

Los representantes legales de los cuatro detenidos solicitaron la libertad bajo fianza de sus clientes a raíz de que el pasado viernes el juzgado ordenara su ingreso en prisión preventiva y desestimara una primera petición de libertad condicional.

La fiscal Anne Toohey afirmó en la vista que existe un "gran riesgo" de que Schmitz se fugue y esgrimió que se le han decomisado varios pasaportes con diferentes identidades (Schmitz, Vestor y Dotcom), numerosas tarjetas de crédito y además tiene acceso a transporte aéreo privado.

Operación policial "agresiva"

El abogado del principal cerebro del portal Megaupload, ha mantenido la inocencia de su cliente y ha criticado la operación policial por la que fue detenido y que calificó de "agresiva" y "desmesurada".

"El señor Dotcom niega con énfasis haber tenido una conducta errónea o delictiva y también rechaza que haya existido una mega conspiración", ha dicho el letrado, Paul Davidson.

Por su parte, la fiscal, Anne Toohey ha mantenido el argumento de que era un riesgo conceder la libertad bajo fianza a Dotcom ya que a, su juicio, dispone de medios para escapar del país, incluidas diversas formas de transporte y varios pasaportes.

A este argumento, la defensa ha respondido que las autoridades han incautado los pasaportes de su cliente, congelado sus cuentas corrientes y que desde que fue detenido se ha mostrado dispuesto a cooperar en la investigación.

En una de sus intervenciones, el juez ha apuntado que el arma de fuego encontrada a pocos metros del fundador de Megaupload "es un factor agravante para la petición de libertad provisional".

Dos detenidos en Europa

Al leer la situación de los acusados, la fiscal Toohey ha mencionado que en la misma operación policial coordinada por agentes del FBI de Estados Unidos fueron detenidas otras dos personas en Europa por su implicación en el caso Megaupload.

Los detenidos son Sven Echternach, un alemán de 39 años, que ha sido arrestado en su país de origen al regresar de Filipinas, y Andrus Nomm, un eslovaco de 32 años arrestado en Holanda.

Toohey ha explicado que Echternach no podrá ser extraditado a Estados Unidos, que requiere su presencia para ser juzgado, ya que las leyes alemanas prohíben la entrega de sus ciudadanos a otros países.

Además, ha informado de que se busca al eslovaco Julius Bencko, contra quien las autoridades estadounidenses también han emitido una orden de arresto en relación al caso Megaupload.

Cargos a los que se enfrentan

En el caso de que la justicia de Nueva Zelanda conceda la extradición de Schmitz y de los otros tres detenidos, estos afrontarán en Estados Unidos cargos por crimen organizado, blanqueo de dinero y de violación de la ley de derechos de propiedad intelectual, delitos por los que, si son encontrados culpables, pueden ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel.

Pueden ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel

El abogado Robert Bennett, quien defendió al expresidente estadounidense Bill Clinton (1993-2001) durante el caso (Monica) Lewinsky -becaria de la Casa Blanca con la que el entonces mandatario mantuvo una relación-, asumirá la defensa de los intereses del fundador y directivos de MegaUpload si estos son extraditados a Estados Unidos, según informó la televisión pública neozelandesa.

Las autoridades de Estados Unidos cerraron el pasado jueves el portal de descargas Megaupload al considerar que forma parte de "una organización delictiva responsable de una gran red de piratería informática mundial" que ha causado más de 500 millones de dólares en pérdidas al transgredir los derechos de autor de compañías.

Noticias

anterior siguiente