Enlaces accesibilidad

Trabajadores de Clesa intentan impedir la retirada de documentos de la sede por los directivos

       
  • Es una de las empresas de Nueva Rumasa que podría suspender pagos
  •    
  • Dhul reconoce una deuda de más de 2 millones de euros con los trabajadores

Por

Las empresas de Nueva Rumasa

Alimentación: Postres Dhul, lácteos Clesa, batidos Cacaolat, helados Royne, conservas y salsas Apis, chocolates Trapa, chocolates Elgorriaga, helados Neiss, lácteos Letona, huevos Hibramer, Batidos Ryalcao, zumos y horchatas La Levantina, lácteos Sali, huevos Matines y caramelos Aldusa.

Bodegas y bebidas: jerez Garvey, rioja Marqués del Campo Nuble, rioja Campo Burgo, toro Marqués de Olivara, rioja Conde de Romanones, brandy de jerez Conde de Garvey, jerez Zoilo Ruiz Mateos, distribuidora Los Conejos y penedés Cavas Hill.

Patrimonial: Inmobiliarias Reunidas.

Distribuidoras: Distribución Retail, Distribución Reta.

Comunicación: Radio Libertad.

Deporte: Rayo Vallecano

Miembros del comité de empresa de Clesa intentaron impedir esta noche la salida de coches con documentación, de la sede de la compañía, aunque se retiraron después acudir la Policía y anunciar, uno de los abogados de Nueva Rumasa, que les estaban reteniendo y los iba a denunciar, según han indicado fuentes de los trabajadores.

Según las mismas fuentes dos de las directivas de Nueva Rumasa vinculadas a Clesa, Sonia Fernández y Juncal Vázquez, han llenado el vehículo con abundante documentación de la compañía, que se llevaron a la fábrica situada en la Avenida de Herrera Oria, en Madrid, poco antes de la medianoche.

Retirada de la documentación

Miembros del comité de empresa, formado por CCOO y UGT, han explicado que la versión que han facilitado las dos ejecutivas a la Policía, en presencia de estos trabajadores, es que retiraban los documentos porque los necesitan para presentarlos en el procedimiento concursal.

Fuentes del comité de empresa han detallado que, además de estas dos ejecutivas, se encontraba también a estas horas en Clesa el director de la fábrica y otras personas vinculadas con la familia Ruiz-Mateos.

Minutos después de que la Policía acudiera a la fábrica se ha trasladado a la planta el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO, Jesús Villar, quien ha mantenido una conversación con el director de la planta de Clesa para conocer los motivos de la retirada de esta documentación.

El sindicato CCOO anunció el día anterior su intención de organizar brigadas de vigilancia para evitar que se retiraran activos de las plantas.

Esta retirada de documentación de la planta de Clesa se produce horas después de que el consejero delegado de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos hijo anunciara que preparan solicitar el concurso de acreedores para dos o tres empresas del grupo, aunque descartó pronunciarse si entre ellas se encontraba la propia Clesa.

Dhul reconoce su deuda

La dirección de la factoría Dhul en Granada ha reconocido la deuda contraída con los trabajadores, que asciende a algo más de dos millones de euros en concepto de pagas extraordinarias y otras mensualidades, por lo que CCOO iniciará ahora el procedimiento judicial para las reclamaciones individuales.

Así lo ha trasladado la dirección a los representantes de los trabajadores durante el acto de conciliación celebrado hoy en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla), que ha concluido por tanto con avenencia.

Según ha informado al término de la reunión Pedro Javier Redondo, secretario de Organización de la sección agroalimentaria de CCOO, sindicato promotor de la celebración de este acto, la actividad de la factoría Dhul en Granada se encuentra en estos momentos paralizada por la falta de suministro de gas, por lo que los trabajadores se emplean estos días en labores de mantenimiento.

Dhul desmiente el concurso de acreedores

CCOO mantiene que la dirección de la fábrica en Granada les ha desmentido que el grupo Dhul haya entrado ya en concurso voluntario de acreedores, y les ha asegurado que la empresa se mantiene de momento en la misma situación de preconcurso de los últimos días.

Según les ha trasladado la dirección, han puesto como aval un hotel valorado en unos 80 millones de euros para levantar la deuda contraída con la seguridad social.

De momento, la dirección de Dhul ha reconocido la deuda de salarios contraída con los 344 trabajadores de la planta de Granada, a los que deberá abonar entre 5.000 y 6.000 euros a cada uno de ellos por el impago de tres pagas extraordinarias (la de julio, la de Navidad y otra con motivo del 40 aniversario) y media mensualidad de los meses de enero y febrero.

La UGT, único sindicato con representación en el Comité de Empresa, ha aclarado hoy en un comunicado que pese al reconocimiento de la deuda, la empresa no podrá pagar las nóminas hasta que no se presente concurso voluntario de acreedores, como pide el sindicato.

Situación dramática en Andalucía

Por su parte, el sindicato UGT --que preside e integra el comité  de empresa-- ha solicitado a través de su Federación Agroalimentaria  (FTA-UGT) una reunión urgente con Juan Pedro Serrano Arroyo, el  secretario General del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

El objetivo de la reunión "será abordar la dramática situación por  la que están pasando los trabajadores afectados por el embargo de  Nueva Rumasa". La FTA-UGT espera de esta manera encontrar soluciones  a la "cruda realidad" de familias que no reciben ingresos, como  consecuencia directa del incumplimiento básico de la empresa de sus  obligaciones, como es el pago de salarios, informa el sindicato en un  comunicado.

Asimismo, el secretario general de FTA-UGT de Andalucía, Pedro  Marcos, ha informado de que el sindicato ha solicitado otro  encuentro, en esta ocasión con el director General de Trabajo de la  Consejería de Empleo, Daniel Alberto Rivera, para abordar la  problemática de Dhul y de Garvey (afectadas en Andalucía), y  solicitar la intervención de la Junta para garantizar el empleo y los  salarios de estos trabajadores.

Noticias

anterior siguiente