Enlaces accesibilidad

La Fiscalía Anticorrupción solicita una prórroga para investigar los pagarés de Nueva Rumasa

       
  • El plazo para la práctica de diligencias termina este 8 de marzo
  •    
  • 16 empresas de Nueva Rumasa se encuentran en preconcurso de acreedores
  •    
  • Nueva Rumasa tiene un plazo de tres meses para negociar su deuda

Por

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado una prórroga adicional de  seis meses para seguir investigando la emisión de pagarés de Nueva  Rumasa, ya que el plazo legal de un año que tenían los fiscales para  la práctica de diligencias finaliza el próximo 8 de marzo, según han confirmado fuentes de la Fiscalía. El grupo Nueva Rumasa anunció el paso previo al concurso de acreedores para 16 de sus empresas el pasado 17 de febrero, una situación que afecta en total a 10.000 trabajadores.

De esta forma, se prevé que el fiscal general del Estado, Cándido  Conde-Pumpido, apruebe la prórroga en los próximos días mediante la  redacción de un "decreto motivado", tal y como establece el Estatuto  Orgánico del Ministerio Fiscal.

Determinar el destino del dinero

Las mismas fuentes han descartado la presentación inminente de una  querella contra la familia Ruiz-Mateos por presunta estafa en la  emisión de pagarés, lo que daría inicio a un proceso judicial contra  ellos por estos hechos.

Además, explicaron que, por el momento, las investigaciones se  centran en determinar el destino del dinero aportado por los  inversores, por lo que las investigaciones podrían ampliarse a   presuntos delitos de insolvencia punible o alzamiento de bienes.

En este sentido, también han aclarado que se han localizado cerca de  900 inversores particulares frente a los 5.000 que los propietarios  de Nueva Rumasa aseguran tener. Este listado incluye a los depósitos  entregados al 'holding' empresarial en las cuatro emisiones de  pagarés realizadas desde febrero de 2009 hasta finales de 2010.

Las inversiones van desde un mínimo de 50.000 euros hasta un  máximo de 3 millones de euros, a través de las sociedades Carcesa,  Hibramer, Maspalomas Hoteles y José María Ruiz-Mateos y dos de  participaciones sociales correspondientes a Dhul y Clesa.

Fuentes jurídicas han asegurado que  existen inversores que depositaron cantidades de hasta 10 millones de  euros. La familia Ruiz-Mateos comercializó la emisión de pagarés con  el objetivo declarado de adquirir nuevas sociedades y abrir nuevas  líneas de negocio.

Empresas en situación de preconcurso

Nueva Rumasa cuenta con 16 empresas en situación de preconcurso de acreedores, tras conocerse que las compañías que aglutina Grupo Garvey también se han acogido al artículo 5.3 de la Ley Concursal, según han confirmado fuentes de la compañía.

Estas fuentes han explicado que las empresas de Grupo Garvey (Garvey Jerez, Zoilo Ruiz-Mateos, Valdivia, Teresa Rivero, Marqués de Campo Nuble y Marqués de Olivara), cuentan con los mismos acreedores y proveedores.

Las mismas fuentes han matizado que al igual que en la relación de Clesa con Cacaolat, las de Garvey también estaban incluidas en esta medida cuando el grupo anunció su decisión de acogerse al preconcurso para un total de diez empresas.

En los próximos tres meses Nueva Rumasa negociará con los acreedores y contará con un mes más para presentar el concurso de acreedores, una situación que afecta a Clesa, Cacaolat, Hotasa, Dhul, Elgorriaga, Hibramer, Trapa, Carcesa, Quesería Menorquina, Garvey Jerez, Zoilo Ruiz-Mateos, Valdivia, Teresa Rivero, Marqués de Campo Nuble, Marqués de Olivara y Rayo Vallecano.

Noticias

anterior siguiente