Enlaces accesibilidad

Videla habla por primera vez ante un tribunal y asume su responsabilidad sin remordimientos

       
  • El ex dictador argentino: "Los subordinados se limitaron a cumplir órdenes"
  •    
  • Está acusado de ordenar el fusilamiento de 32 presos políticos

Por
El dictador argentino, Jorge Videla, rompe su silencio

El dictador argentino Jorge Videla ha asumido su responsabilidad en la represión desatada durante el último gobierno de facto (1976-1983), al declarar en la segunda audiencia del juicio oral y público que se sigue en su contra por delitos de lesa humanidad.

Según informa la web de la BBC, se trata de la primera vez que el ex dictador habla ante un tribunal, y lo ha hecho para defender su actuación durante su mandato.

"Reitero y asumo en plenitud mis responsabilidades en todo lo actuado por el Ejército en la guerra en contra de los subversivos", ha mantenido Videla este lunes, que también ha añadido que "los subordinados se limitaron" a cumplir sus órdenes.

Videla, que ya intentó expresarse durante la apertura del juicio, ha dicho que no volverá ha hacer declaraciones.

Le juzgan por la muerte de 30 presos en 1976.

El ex presidente de Argentina, de 84 años, está acusado por el fusilamiento de 32 presos políticos en cáceles de la provincia de central de Córdoba en 1976.

Videla: "Cosa juzgada"

El acusado ha planteado también que el Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba, encargado del caso, carece de "competencia y jurisdicción" para juzgarle, al sostener que por su condición y por tratarse de "hechos de guerra" correspondería hacerlo a la Justicia militar.

Asimismo, Videla ha alegado que se trata de "cosa juzgada", en referencia al juicio a las juntas militares de 1985, en el que fue condenado a cadena perpetua por otros delitos de lesa humanidad en la última dictadura.

En 1990 el presidente Carlos Menen le indultó y desde entonces no ha vuelto a ser condenado. Pero desde el 2003, Argentina empezó a anular las aminstías por los crímenes de la dictadura hasta que hace unas semanas la Justicia declaró inconstitucional aquel indulto a Videla, que se encuentra en una cárcel desde el 2008.

Además del primero de los cuatro presidentes de la última dictadura, que ahora tiene 84 años, están sentados en el banquillo de los acusados el general Luciano Benjamín Menéndez y otros 23 imputados.

Las audiencias que se llevan a cabo en los tribunales de Córdoba, se extenderán hasta fines de año y se espera que declaren unos 60 testigos.

Junto a esta causa, Videla está también imputado por otros tres casos de violaciones de derechos humanos. A partir de septiembre está previsto el juicio por el robo de bebés.

Noticias

anterior siguiente