Enlaces accesibilidad

"Si la economía no crece, no hay que descartar subidas de impuestos"

  • Banca March advierte de que los recortes no bajarán el déficit al 6% en 2011
  • Una vez recortado el gasto, la vía de los ingresos aparece como la más probable

Por

Pese a los esfuerzos del Gobierno para reducir el déficit público, es posible que aún no sea suficiente para alcanzar el objetivo que él mismo se ha marcado -un 6% del PIB en 2011- por lo que podrían ser necesarias nuevas medidas, ahora por el lado de los ingresos, esto es, subidas de impuestos.

Así lo han destacado los analistas de Banca March en la presentación semestral de las estrategias de inversión de la entidad, en la que han destacado en la influencia que tendrán las reformas estructurales que está acometiendo el Ejecutivo sobre las posibilidades de recuperación de la economía y, en concreto, sobre la Bolsa y las entidades financieras.

En este sentido, la directora de Análisis, Ofelia Marín-Lozano, ha señalado que las medidas adoptadas hasta ahora "son buenas", pero suponen una contención del gasto de aproximadamente 35.000 millones de euros, el 3,5% del PIB, de forma que faltarían dos puntos más de reducción para llegar desde el actual 11,4% al 6% fijado como objetivo para 2011.

"Si la economía no crece a buen ritmo, no podemos descartar en absoluto que haya subidas de impuestos", ha subrayado Marín-Lozano, que cree que esas subidas pueden afectar a todas las figuras impositivas, desde el IRPF hasta las tasas municipales, pasando incluso por la recuperación del impuesto sobre el patrimonio.

Evitar el síndrome griego

En cualquier caso, las reformas estructurales se perciben como necesarias para reimpulsar el crecimiento económico, ya que, aunque nuestra deuda es relativamente baja, nuestro déficit es muy elevado y con un mayor componente estructural, es decir, susceptible de alargarse en el tiempo. "Cuanto más se dilaten y menos decididas sean las medidas, más lenta será la recuperación", señala el informe de Banca March.

Marín-Lozano ha señalado como las reformas más urgentes la de la función pública y la del sistema de pensiones, ya que los salarios de los funcionarios y las pensiones acaparan dos tercios del gasto público. Con todo, también se requeriría una reforma energética, educativa y completar la del mercado laboral.

"España no es Grecia, pero si se dejan pasar tres o cuatro años sin hacer nada o haciendo muy poco, estaremos en una situación parecida", ha comentado la analista, señalando además que las medidas de ajuste fiscal no sólo ayudarán a la recuperación, sino que calmarán a los mercados y contribuirán a elevar la inversión.

Muy probablemente la Bolsa va a cerrar el año por encima de los niveles actuales

"Muy probablemente la Bolsa va a cerrar el año por encima de los niveles actuales", ha indicado, aunque también ha reclamado prudencia dada la incertidumbre que vive la economía global.

Noticias

anterior siguiente