Enlaces accesibilidad

La tradición castellana de añadir vinagre al huevo y las lentejas, antialérgica

  • La adición de vinagre a estos alimentos varía el pH gástrico
  • Esta costumbre culinaria mejora la digestión

Por

La tradición castellana de añadir vinagre a las legumbres, como las lentejas o las alubias, antes de consumirlas pueden ser beneficiosas para la salud.

También es una costumbre culinaria en algunas regiones añadir un poco de vinagre en el huevo frito o cocido, algo que según han podido comprobar científicos del Hospital Río Hortega, en Valladolid, puede disminuir la respuesta alérgica a estos alimentos.

Alicia Armentia, de la Sección de Alergia de este centro hospitalario, ha dirigido el trabajo que ha sido publicado recientemente en la revista Allergologia et Immunopathologia, según informa el SINC.

Los investigadores ya habían detectado cómo los alérgicos al huevo, quienes tampoco toleran el pollo, sí que pueden ingerir esta carne cuando se encuentra escabechada.

Para examinar una posible disminución de la respuesta alérgica a estos potentes alérgenos alimentarios, como son las lentejas, el huevo y el pollo, incluyeron en un estudio a siete pacientes que habían sufrido anafilaxia como consecuencia de la ingesta de estos productos, una reacción inmunológica severa en todo el cuerpo que supone una de las complicaciones más graves en el área de las alergias.

El vinagre altera el pH gástrico, lo que mejora la digestión

Según explica Alicia Armentia, el vinagre "altera" el pH gástrico (el grado de acidez), lo que mejora la función de la digestión y reduce el riesgo de alergia a los alimentos.

"Igual que los antiácidos que tomamos rebajan el nivel de ácido y producen que la pesina, un enzima que está en el estómago, no actúe bien, alcalinizar el medio ácido del estómago es malo para la alergia digestiva porque los alérgenos pasan libremente", asegura la experta, quien subraya que al codificarlo con vinagre "se transforma la alergenicidad".

Los científicos demostraron que añadir un ácido podría disminuir la alergenicidad, un hecho que comprobaron en la prueba cutánea realizada a los sujetos bajo estudio.

Mientras que en las inmunodetecciones realizadas con extracto de lentejas con vinagre apenas se localizan proteínas alérgicas, las que no llevan vinagre cuentan con una detección de estas proteínas "grande".

Noticias

anterior siguiente