Enlaces accesibilidad

Israel admite haber usado órganos de muertos palestinos sin autorización

  • Lo revela el ex jefe del instituto forense israelí en un documental
  • El Ministerio de Sanidad aclara que esta práctica acabó hace 10 años
  • La ANP ha pedido explicaciones ante este "acto ignominioso"

Por

Israel ha admitido que sus forenses han cogido órganos de palestinos muertos sin el consentimiento de su familia, aunque ha subrayado que esta práctica acabó en los 90, en una afirmación que ha desatado la ira entre los palestinos.

Así lo ha confesado el ex responsable del instituto forense del país, Yehuda Hiss, que respondía de esta manera a una polémica desatada por un periódico sueco que denunció que Israel mataba a palestinos para usar sus órganos, algo que el gobierno israelí ha calificado de "antisemita".

El reportaje se basaba en un presunto caso ocurrido en 1992 en el que el cadáver de un joven palestino fue devuelto a su familia con una sutura que le abarcaba del abdomen al mentón, cinco días después de su muerte a manos de soldados israelíes.

El artículo originó una auténtica tormenta política entre Suecia e Israel, cuyo titular de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, llegó a comparar el rechazo de Estocolmo a pedir perdón por su publicación con su "silencio durante el Holocausto".

Documental

Esta revelación ha aparecido en un documental emitido hace dos días en la televisión israelí y data de una entrevista realizada en 2000 por un experto americano que la hizó pública tras la noticia aparecida en un periódico sueco.

El documental, emitido en Channel 2 TV, detalla que en los 90 los especialistas del instituto forensa Abu Kabir, cercano a Tel Aviv, usaron piel, córneas, válvulas cardíacas y huesos de soldados israelíes y ciudadanos israelíes, pero también de palestinos, sin su permiso.

El doctor Hiss, que fue el responsable del instituto forense hasta 2004, cuando los rumores sobre sus prácticas empezaron a ser públicos, sigue siendo forense del instituto.

"Empezamos cogiendo córneas...lo que se hacía era altamente informal. No se pedía permiso a la familia", ha detallado.

En declaraciones a The Guardian, la investigadora que ha hecho pública la entrevista, la profesora de antropología de la Universidad de Berkeley (EE.UU.) Nancy Sheppard-Hughes, ha matizado que consideraba necesario darla a conocer por el simbolismo que tiene el hecho.

"Tomar la piel de una población considerada como el enemigos es algo que en términos de peso simnólico debe ser considerado", ha observado.

El Ministerio de Sanidad ha matizado que ahora todo se hace pidiendo autorización. "En ese momento las instrucciones no estaba claras pero desde hace diez años se trabaja de acuerdo a las leues judías", ha subrayado.

Queja palestina

Sin embargo, estas explicaciones no han servido al gobierno palestino. El titular de Sanidad en el Gobierno que preside Mahmud Abás, Fathi Abu Mughli, ha denunciado que médicos israelíes "han quitado de cadáveres partes como corneas, huesos y piel sin permiso de sus familias palestinas".

Abu Mughli ha pedido al Gobierno israelí que investigue lo que calificó de "acto ignominioso" y responda a las acusaciones.

En la misma línea, Eissa Qaraqe, ministro de Asuntos de los Presos, ha defendido que Israel esconde cadáveres palestinos en cementerios secretos y rehúsa entregarlos a las familias "para ocultar el robo de partes de sus cuerpos".

"Una mafia israelí comercia con órganos de los cuerpos y algunas familias palestinas han recibido los cuerpos de sus hijos con algunos de los órganos extraídos", ha señalado Qaraqe.

Noticias

anterior siguiente