Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Tras más de un año ingresada en el Hospital, Yaneli, una niña de 6 años, recibió un trasplante de corazón el pasado 26 de marzo. Dos meses y medio después puede irse a casa, justo cuando se celebra el Día Nacional del Donante. Y es que durante la pandemia, la Organización Nacional de Transplantes (ONT)ha seguido trabajando e interviniendo a aquellos pacientes más críticos. En este tiempo se han realizado 379 trasplantes, una cifra tres veces menor de los habitual, pero que demuestra que el COVID-19 no ha podido parar a la ONT.

Un italiano de 18 años con COVID-19 ha podido vivir gracias al doble trasplante de los pulmones. El joven tenía los pulmones quemados a consecuencia del virus y su estado llegó a estar en estado crítico tras dos meses ingresado en la UCI sin complicaciones previas. Es la primera vez que se realiza un trasplante de este tipo en Europa, ya que si que se habían hecho con anterioridad en China. 

Mariana fue diagnosticada de leucemia hace ocho meses y necesitaba con urgencia un trasplante de médula. Tras encontrar un donante en Alemania llegó el coronavirus y se cerraron las fronteras. El instituto que coordina las donaciones en Argentina buscó nuevas vías seguras para traer las células desde Alemania, también desde Israel y Brasil para otros cuatro pacientes y logró que la tripulación de vuelos de carga suplantara a la persona que siempre custodia el traslado en aviones comerciales.

Solo 120 pacientes críticos han recibido un trasplante durante la pandemia. El protocolo impuesto por COVID-19 ha provocado que desde mediados de marzo se hayan realizado un 80 por ciento menos.

Se han hecho PCR, placa de tórax y a veces incluso escáner a todos los donantes, porque los receptores son muy vulnerables a todas las infecciones, en especial a esta.

Se les aplican inmunosupresores para que no rechacen el órgano, dejándolos muy expuestos al virus. El número de intervenciones se va recuperando según se vacían las UCIs de COVID-19.

Nuestro país lleva 28 años siendo líder en donación y trasplantes, un engranaje perfecto que se basa en el buen funcionamiento del Sistema Nacional de Salud. Por ello, en este último mes ha visto reducida su actividad en más de un 80%. Sin embargo, siguen realizándose trasplantes a personas que los necesitan con urgencia o para quienes es muy complicado encontrar un donante. Hablamos con diversos profesionales de la Organización Nacional de Trasplantes para conocer cómo se han adaptado a esta nueva situación.

En medio de la crisis sanitaria que sufre España por el Covid-19 este miércoles celebramos una buena noticia, el trasplante de corazón con éxito a una niña de año y medio que se ha realizado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Juan Miguel Gil Jaurena, jefe de Cirugía Cardíaca de este centro hospitalario, ha asegurado que con esta buena noticia trasladan un mensaje de tranquilidad a la población. "Aplazamos cirugías que no son urgentes, aplazamos consultas, pero lo que es urgente se va a realizar". También ha explicado que esto es posible porque el hospital Gregorio Marañón ha reestructurado todos sus efectivos para hacer frente a esta epidemia "y los más veteranos nos quedamos protegiendo la retaguardia".

El Hospital Puerta de Hierro Majadahonda ha realizado, por primera vez en España, un trasplante de corazón procedente de un fallecido por parada cardiorrespiratoria, que además se ha hecho con un procedimiento innovador que permite recuperar otros órganos y tejidos del paciente.
España se convierte así en el quinto país del mundo en realizar este tipo de trasplante cardíaco, que ya se hacían en Australia, Bélgica, Reino Unido y Estados Unidos, aunque la novedad desarrollada en el Puerta de Hierro consiste en que "el corazón del paciente fallecido es recuperado antes de su extracción", ha explicado en rueda de prensa el doctor Alberto Forteza.

Iria, una niña de diez años, ha recibido un corazón, un hígado y un riñón con éxito en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Es la primera vez que se hacen tres trasplantes a la vez en un menor. En los últimos seis años las redes de donación y trasplante han crecido un 40%. Beatriz Domínguez es la directora de la ONT (Organización Nacional de Trasplantes).

Esta mañana, los responsables del Vall d'Hebron en Barcelona van a comparecer ante los medios para explicar el caso de una niña de diez años con una mutación genética ultrarrara que se ha convertido en la primera paciente pediátrica de España que recibe un triple trasplante de corazón, hígado y riñón en nuestro país. La Directora de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez, ha valorado positivamente este hito médico, y, además, ha adelantado que la actividad de donación y trasplante ha crecido un 40% respecto a hace 6 años, por lo que esperan que los datos definitivos de 2019 sean, de nuevo, de récord.

Conocemos una historia de vida que atraviesa fronteras. Hablamos de los trasplantes cruzados, una iniciativa de la que forman parte varios estados y que amplía las posibilidades de los receptores al poder recibir órganos desde otros países. España, junto con Italia y Portugal, es líder de este nuevo proyecto por el que ya se están interesando otro paíes de la Unión Europea.

El segundo cruce con éxito se ha producido entre un niño español y una mujer italiana. Para hacerlo posible ha sido necesario el trabajo de una veintena de hospitales de tres países, de un soporte informático y un gran esfurezo logístico que según han asegurado desde la Organización Nacional de Trasplantes, ha merecido la pena.

Crónicas ha compartido varias jornadas con pacientes que han sido trasplantados y también con los especialistas del hospital de la Arrixaca, en Murcia. Fue el primer centro, después de algunos de Madrid y Barcelona, donde se practicó un trasplante. Poco tiempo después se constituyó la Organización Nacional de Trasplantes. Una entidad que en 2019 cumple 30 años. Su funcionamiento ejemplar ha situado a España en el ranking mundial de donaciones y trasplantes.

150.000 españoles han logrado mejorar notablemente sus condiciones de vida gracias a un trasplante. España sigue siendo líder mundial en donación y trasplante de órganos. Para ello es fundamental la labor de acercamiento a los familiares que hacen los equipos especializados en los hospitales. Pero todavía hay 5.500 que viven a la espera de recibir un trasplante.