Enlaces accesibilidad

La Comisión Europea pide a España que se aclare con el fondo bancario

  • Kroes dice que Gobierno español tiene que decidir qué hace con el FROB
  • La comisaria invita a Salgado a definir competencias
  • Bruselas dará luz verde al FROB si España recorta maniobras a las cajas

Por

La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, ha dicho que el Gobierno español tiene que decidir si notificará el marco general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) o cada una de las operaciones en las que intervenga, a fin de obtener la aprobación de Bruselas.

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha aclarado que la Comisión Europea conocerá sólo las líneas generales de actuación del FROB y si es necesario, la utilización de este instrumento en "casos excepcionales".

Además, ha subrayado que el Gobierno no tiene previsto que se modifique el FROB y confía en que las líneas generales del mismo cuenten con el visto bueno de Bruselas.

Diálogo con el Ejecutivo español

La Comisión mantiene desde hace un tiempo un diálogo con las autoridades españolas a propósito de la normativa que regula el funcionamiento del fondo de ayuda a la banca, un instrumento público clave en el proceso de saneamiento y fusiones de las cajas de ahorro en España.

Bruselas insiste en que si el esquema general deja demasiado margen de maniobra a las autoridades a la hora de decidir las condiciones de las ayudas públicas en cada caso, entonces la Comisión deberá examinar cada operación de reestructuración al objeto de asegurarse de que son compatibles con las reglas de competencia europeas.

Aprobados planes de Lloyds, KBC e ING

La Comisión Europea ha aprobado los planes de reestructuración y las ayudas públicas concedidas a los grupos bancarios Lloyds, KBC e ING para evitar su quiebra tras la crisis financiera. El organismo internacional considera que no violan las normas de competencia comunitaria.

Según la comisaria de Competencia, los planes de reestructuración de estas entidades "asegurarán su viabilidad a largo plazo y exigen a cada uno de estos bancos que contribuya sustancialmente a la financiación de su reestructuración". 

El plan aprobado hoy por la CE dice que el nuevo grupo abandonará todas las actividades no relacionadas con el núcleo de su actividad bancaria y de las inversiones de alto riesgo (heredadas básicamente de HBOS), mientras que continuará con las inversiones más prudentes de Lloyds TBS.

KBC mantendrá su modelo integrado de banca y seguros pero tendrá que deshacerse de varios negocios en Europa central y del este, principalmente de aquellos que no están totalmente en línea con su modelo central de negocio.

En cuanto a ING, el Ejecutivo comunitario ha concluído que la medida es acorde a las reglas comunitarias.  La entidad holandesa se hará cargo de una parte importante de los costes de la reforma y restaurará la viabilidad comercial de la empresa a largo plazo al reducir su perfil de riesgo y desprenderse de forma gradual de sus actividades de seguros.


Noticias

anterior siguiente