Enlaces accesibilidad

Un año del día más negro en la Bolsa española

  • El 10 de octubre de 2008, la Bolsa de Madrid sufría la mayor caída porcentual de su historia
  • El pánico por la crisis financiera en Wall Street arrastró a todas las bolsas mundiales
  • Ahora, el Ibex-35 se encuentra ya en niveles similares a los de septiembre de 2008

Por
El Ibex registra la mayor caída de su historia
Ni la Gran Depresión, ni la crisis del petróleo, ni la crisis financiera asiática de 1997, ni la de las punto.com en 2000: hace un año, la Bolsa de Madrid sufría la peor jornada de su historia arrastrada por el pánico financiero de Wall Street, en una sesión dramática que a día de hoy parece superada, pero que entonces parecía el inicio de un largo período de recesión.

Lo cierto es que el año estaba ya siendo bastante malo: la Bolsa, que había alcanzado su máximo histórico menos de un año antes, en noviembre de 2007 (16.040 puntos), sufría los embates de la crisis, el agujero creado por Jerome Kerviel en Société Générale, la quiebra de Lehman Brothers o la estafa de Bernard Madoff.

El pánico financiero había estallado en Wall Street, que el día anterior perdía un 7,33% aunque había llegado a bajar un 10,78%, lo que acercaba al parqué neoyorquino a las cifras del jueves y el viernes negro de octubre de 1929, el gran crack.

Viernes negro

Los inversores de la Bolsa de Madrid, lastrada por dos días consecutivos de descensos relevantes, se vieron arrastrados por ese pánico, que ya había inundado los mercados asiáticos: el Ibex-35 abría la sesión con un descenso del 8%.

Tras muchos altibajos durante en la cotización intradía, el selectivo español cerraba con una caída del 9,14%, la mayor desde su creación en 1992. El hundimiento de ese viernes cerraba la peor semana en la historia del índice, había perdido el 21,2% de su valor para cerrar en 8.997,70 puntos.

El resto de plazas mundiales no tuvieron un día mejor: en París, el CAC 40 bajaba un 7,3%; el DAX 30 de Fráncfort caía un 7,01%; en Londres, el Footsie-100 perdía un 8,85%. El hundimiento fue generalizado.

El rebote

Tras la tormenta, sobrevino cierta calma, a lo que ayudó sobremanera el fin de semana: las autoridades económicas aprovecharon la ausencia de actividad para arbitrar medidas que infundieran confianza en a los mercados.

Así, los mensajes de calma del Gobierno estadounidense y del FMI frenaron la hemorragia del Dow Jones neoyorquino, que solo perdió un 1,49% ese viernes. Al día siguiente, la reunión del G-7 acordó medidas de rescate financiero, que refrendaron los jefes de Estado y de Gobierno de la UE el domingo en París, garantizando los préstamos interbancarios y capitalizar los bancos con problemas de solvencia.

Así, el lunes 13 el Ibex-35 lograba un rebote sin precedentes, del 10,65%; el resto de los mercados mundiales también tuvieron repuntes similares.

Saliendo de la crisis

Sin embargo, eso no evitó que el año terminara con las mayores pérdidas en la historia de la Bolsa de Madrid, que en doce meses había perdido un 39,4% de su valor: unos 200.000 millones de euros.

El Índice general de la Bolsa de Madrid, del que existen estadísticas desde 1874, también reflejaba el peor año del parqué madrileño: perdió un 40,5% de su valor. La situación fue parecida en todas las bolsas mundiales.

Doce meses después, la situación parece superada, con la Bolsa registrando subidas moderadas y apuntando poco a poco hacia los 12.000 puntos. Si el parqué es el termómetro avanzado del crecimiento económico, todo indica que le economía está saliendo de la crisis.

Noticias

anterior siguiente