Enlaces accesibilidad

Salgado asegura que el gasto público se reducirá un 4,5% en 2010 aunque no se tocará el gasto social

  • La vicepresidenta económica ha sido entrevistada en Radio Nacional de España
  • Tal y como avanzó Zapatero, no descarta el incremento del IVA en la reforma fiscal 
  • La subida de impuestos se hará con criterios de eficacia, equidad y justicia
  • Salgado insiste en que se concretará la subida en la Ley de Presupuestos 
  • "Lo importante es para qué vamos a utilizar esa recaudación", asegura

Por
En días como hoy - Salgado: "El IPC está dentro de lo previsto"

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha señalado que para el año 2010 se reducirá el gasto público un 4,5%, aunque ha dejado claro que el Gobierno no va a disminuir el gasto social.

Lo ha dicho en una entrevista en Radio Nacional de España (RNE), donde ha asegurado que la concreción de la subida de impuestos anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se conocerá cuando se apruebe la Ley de Presupuestos Generales del Estado y se pacte con el resto de grupos parlamentarios.

Eficacia, equidad y justicia serán las claves que el Gobierno tendrá en cuenta a la hora de establecer un incremento en la presión fiscal, con la que pretenden causar las "menores distorsiones posibles". 

Ha asegurado, tal y como este jueves hizo Zapatero, que existe la posibilidad de que ese incremento impositivo se aplique a las rentas de capital y al IVA.

Ha insistido también en que ya no tiene sentido la desgravación de los 400 euros en el IRPF y ha dejado claro que la ayuda de 2.500 euros por hijo recién nacido se mantendrá. El Gobierno, según ha dicho Salgado, está estudiando todas las figuras.

"Lo importante es lo que se va a hacer con la recaudación extra"

A su juicio, lo importante de este "esfuerzo colectivo" que el Ejecutivo va a pedir es lo que se va a hacer con esa recaudación extra. En este sentido, ha señalado que "todos los servicios públicos se financian con impuestos".

Ha insistido también, como viene haciendo el Gobierno desde que Zapatero abrió la posibilidad a una subida de impuestos "moderada y temporal", que la presión fiscal en España es de las más bajas de Europa.

Ha resaltado que el Gobierno socialista ha reducido impuestos en los últimos años por valor de 20.000 millones de euros y ha insistido en que las rentas de trabajo son razonables y no se van a modificar. 

La número tres del Gobierno ha dicho que la tasa de inflación será "ligeramente positiva" a final de año. Lo ha asegurado después de que este viernes se difundiera que los precios de consumo subieron tres décimas en agosto con respecto a julio, aunque moderaron su caída en términos interanuales y la tasa de inflación fue del -0,8%, según el Instituto Nacional de Estadística.

Recuperación para el 2010

En la misma línea que lo dicho por Zapatero en el último pleno económico en el Congreso de los Diputados, Salgado ha señalado que "lo peor de la crisis ha pasado".

Cree que tanto España como el resto de países saldrán de la crisis económica en 2010, año en el que "comenzaremos a respirar".

En relación a las posibles dificultades de las entidades financieras, Salgado ha insistido en que el Gobierno ha contemplado "de forma general" iniciar un proceso de concentraciones, pero ha puntualizado que debe ser el Banco de España el que dirima la conveniencia o no de posibles operaciones bancarias.

Ha subrayado que serán las propias cajas de ahorro las que marquen "el ritmo" de las integraciones, ya que ninguna tiene problemas graves y el proceso "no es urgente".

"Cualquier solución en Opel debe admitir productividad de Figueruelas"
 
La ministra de Economía ha señalado que cualquier solución que se busque al futuro de Opel debe reconocer que la factoría de Figueruelas (Zaragoza) es la más productiva de la empresa.

"Cualquier solución accionarial debe reconocer esa realidad", ha señalado Salgado, tras asegurar que no peligran los puestos de trabajo de la planta aragonesa una vez conocida la decisión de General Motors de vender Opel al fabricante austríaco-canadiense Magna.

A Salgado no le hace gracia Berlusconi

Por otra parte, ha afirmado que no le hicieron gracia las explicaciones que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dio este jueves sobre sus declaraciones sobre la presencia femenina en el Ejecutivo de Zapatero. ¿Yo, durante la rueda de prensa, no me reía¿, ha dicho Salgado. 

En este sentido, ha afirmado que la posición del Gobierno sobre este tema ¿es bien conocida¿, pero ha añadido que ¿nuestro deber de cortesía hacia nuestro anfitrión nos evitaba de hacer algún comentario¿.

Noticias

anterior siguiente