Enlaces accesibilidad

La UE aconseja vacunar primero de gripe A a enfermos crónicos, embarazadas y personal médico

  • Los expertos de salud de los 27 países miembros acuerdan los grupos de riesgo
  • Aboga por que reciban la vacuna en primer lugar y luego cada país aplique sus criterios
  • No obstante, recomienda que se definan las grupos prioritarios con antelación
  • Toda la información sobre la gripe A en nuestro especial

Por
Las personas de más de seis meses que sufran enfermedades crónicas, las mujeres embarazadas y el personal médico serán los grupos de riesgo que tendrán prioridad en la vacunación contra la gripe A H1N1, según el acuerdo alcanzado este martes en el Comité de Seguridad Sanitaria de la Unión Europea, que reúne a expertos en sanidad de los 27 países miembros.

El Comité aconseja la vacunación de los citados colectivos tras tener en cuenta las actuales pruebas científicas y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la UE (ECDC), informó la Comisión Europea en un comunicado. La recomendación busca un "enfoque compartido" de las campañas de vacunación que se pondrán en marcha el próximo otoño en los diferentes estados miembros.

Los 27 han identificado como grupo prioritario a "todas las personas con más de 6 meses de edad que padezcan enfermedades crónicas (como enfermedades respiratorias, cardiovasculares o con algún tipo de inmunodeficiencia), comenzando por aquellos que tengan síntomas más graves". Los otros dos grupos prioritarios son las mujeres embarazadas y los trabajadores del sector sanitario.

Objetivos nacionales

Una vez se haya procedido a la vacunación de estos colectivos, las autoridades sanitarias nacionales podrán continuar aplicando las vacunas al resto de la población "hasta alcanzar los objetivos fijados por cada país", según consta en el documento acordado. El Comité ha recalcado, en este sentido, que el desarrollo de una estrategia de vacunación "es responsabilidad y mandato" de cada Estado miembro.

Así, cada país establecerá sus propios grupos de población a los que considere necesario aplicar la vacuna, que en algunos casos "podrían suponer la totalidad de la población del país, y en otros, grupos específicos".

No obstante, el Comité destaca la necesidad de definir los "grupos prioritarios", ya que "no es probable que la vacuna esté inmediatamente disponible para todos los grupos y al mismo tiempo".

Noticias

anterior siguiente