Enlaces accesibilidad

General Motors cierra temporalmente trece fábricas en EE.UU. para reducir su producción

       
  • La empresa espera reducir su 'stock' en 190.000 vehículos
  •    
  • La depresión de la demanda ha hecho que acumule 767.000 unidades sin vender
  •    
  • Advierte que la situación de su proveedor Delphi le puede llevar a un cierre incontrolado

Por
General Motors (GM) ha anunciado que, debido a la crisis del sector, cerrará temporalmente trece plantas de ensamblaje en Norteamérica, lo que le permitirá reducir la producción en unos 190.000 vehículos.

En un comunicado, explica que esta medida le permitirá reducir el inventario de vehículos que tienen en la actualidad los concesionarios, y que es muy alto debido a la depresión en la demanda, y ajustar la producción a las necesidades del mercado.

General Motors se encuentra al borde de la bancarrota y la Administración Obama ha puesto medidas draconianas para seguir ayudando al gigante automovilístico, una de las cuales ha sido la reciente dimisión de su presidente.

Además de las trece fábricas de Estados Unidos, GM cerrará temporalmente la mexicana de Silao, donde se producen los modelos Chevy Silverado y GMC Sierra.

El fabricante, que tiene hasta el 1 de junio para evitar la suspensión de pagos, ha matizado que la medida no afecta al lanzamiento de nuevos modelos, como el Chevrolet Camaro o el Buick LaCrosse, y que la decisión reducirá la presión sobre los concesionarios de cara a la llegada de los modelos del 2010 al final de verano.

GM también ha advertido de que la situación de uno de sus principales proveedores, Delphi (que se encuentra en suspensión de pagos desde octubre de 2005), "podría forzar GM a un cierre incontrolado con graves consecuencias para el sector automotriz de Estados Unidos".

Vehículos en stock

Troy Clarke, presidente de GM en Norteamérica, ha subrayado que "estamos tomando medidas agresivas para acelerar nuestras iniciativas sobre los inventarios, que han funcionado bien desde principios de año".

A finales de marzo, los concesionarios de General Motors en Estados Unidos acumulaban 767.000 vehículos a la espera de comprador.

En marzo, GM vendió 156.380 vehículos. En febrero la cifra fue de 127.296 unidades y en enero 129.227.

En el conjunto del primer trimestre, las ventas totales de GM fueron 412.903 unidades por lo que las unidades ya fabricadas permitirían responder la previsible demanda durante más de cinco meses.

"Aunque las ventas han sido lo que habíamos estimado, o han estado cerca, y las existencias de los concesionarios se han reducido, queremos alinear los inventarios de forma más cercana a las previsiones más conservadoras del mercado", ha añadido Clarke en un comunicado.

Noticias

anterior siguiente
-->