Enlaces accesibilidad

Granados insiste en que la Comunidad "ni impulsó ni amparó" los supuestos espionajes

  • El consejero madrileño de Interior insiste en que todo es "absolutamente falso"
  • Explica que los técnicos de seguridad se crearon en 1987 con Joaquín Leguina, del PSOE
  • Granados comparece ante la Asamblea de Madrid a petición propia
  • Asegura que "todas las indagaciones y comprobaciones internas" no han encontrado nada
  • La oposición pide al consejero que dimita si no crea una comisión de investigación

Enlaces relacionados

Por
Granados afirma que "ni ordenó, ni conoció" los supuestos espionajes
El consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, ha vuelto a insistir este viernes en que es "absolutamente falso" que la Comunidad de Madrid haya creado un departamento para el "seguimiento y mucho menos espionaje de personas"

Granados comparece a petición propia en comisión extraordinaria en la Asamblea de Madrid. El consejero pidió comparecer para aclarar cómo su departamento "ejerce dentro de sus competencias las funciones relativas a la vigilancia y protección de sus edificios e instalaciones" después de que se haya destapado una supuesta trama de espionaje de políticos del PP en Madrid.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior ha vuelto a reiterar que el "Gobierno de Madrid ni ha ordenado, ni impulsado, ni amparado ni conoció" los hechos que se han publicado en los últimos días en prensa. "Somos los más interesados en aclarar lo ocurrido porque somos victimas", ha asegurado.

Según estas informaciones se han realizados supuesto seguimientos al vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo y el ex consejero de Justicia, Alfredo Prada, entre otros.

Una estructura heredada de Leguina

Granados ha explicado la estructura de su Consejería y ha explicado que el cuerpo de técnicos asesores de seguridad con los que cuenta su departamento se creó en 1987 durante el Gobierno del socialista Joaquín Leguina.

Luego, fue el ex presidente Alberto Ruiz-Gallardón, del Partido Popular, el que "impulsó y potenció" las labores de este grupo de técnicos, según Granados. Desde entones, desde el año 2002, "desarrollan las mismas funciones". Entre ellas, las de recabar datos del entorno de los edificiios del Gobierno regional.

Granados ha explicado que desde este verano, cuando Enrique Barón asume la Dirección General de Seguridad, se han mantenido conversaciones con el Ministerio de Interior para la reforma de este cuerpo y "acabar con la dualidad" que en esta materia existe entre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y el personal de la Comunidad de Madrid.

La oposición pide la dimisión de Granados

Los grupos de la oposición de la Asamblea de Madrid, PSOE e IU, han pedido la creación de una comisión de investigación en el seno de la Asamblea de Madrid para aclarar lo ocurrido. Si no se crea han pedido a Granados que dimita directamente.

La portavoz del PSOE en la Comisión de Presidencia e Interior, Encarnación Moya, ha asegurado que en cualquier país democrático "ya se habrían producido dimisiones o ceses por responsabilidades política en los hechos, por conocernos o no conocerlos, por acción o por omisión", según informa Europa Press.

La portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, se ha manifestado en el mismo sentido y ha exigido a Granados que dimita de su cargo si no es capaz de dar respuestas "claras y contundentes" sobre la supuesta red de espionaje.

Granados sen su turno de réplica ha asegurado que el no tiene que demostrar la inocencia de nadie de su Consjería: "Si hubiéramos dimitido todos los consejeros que ustedes han pedido el banco azul estaría vacío".

El consejero ha pedido a la oposición que respete la presunción de inocencia como, según su opinión, ha hecho hasta el periodista de El País que ha destapado los supuestos seguimientos.

Indagaciones en la Consejería "infructuosas"

Tal y como ha adelantado RNE, Granados ha explicado que tras conocerse las primeras informaciones sobre la supuesta trama ordenó que se llegaran a cabo indagaciones internas.

El consejero ha explicado que ordenó a la Secretaría General Técnica de Presidencia, Justicie e Interior "abrir información reservada sobre estas cuestiones". Se entrevistó, según su versión, a todos los que podían tener relación con las informaciones y se comprobaron las facturas, los pluses de nocturnidad, etc.

"Todas las indagaciones, comprobaciones que hemos realizado han sido negativas", ha concluido Granados.

Sobre Marcos Peña, el ex policía que contrató Granados en 2008 y que las informaciones de El País es el cabecilla de un supuesto servicio secreto de la Comunidad de Madrid, ha dicho que es un asesor de la Consejería que informa de lo que le parece que puede ser relevante.

Noticias

anterior siguiente